Diario 5452 12.12.2018 | 17:09
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista con Antonio Gil, nuevo presidente ejecutivo de AEHM

Madrid: la subida de precios pasa por una mayor demanda o el cierre de hoteles

17 diciembre, 2013

Entrevista/ Tras ocupar la Secretaría General de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) durante los últimos 16 años, Antonio Gil ha sido nombrado presidente ejecutivo por acuerdo unánime de su Junta Directiva. Gil sustituye a José Tarín, director del hotel Wellington y presidente en funciones desde septiembre tras la dimisión de Carlos Díaz por motivos profesionales.

- ¿Cuáles son, en líneas generales, sus objetivos en esta nueva etapa al frente de la AEHM? ¿Su elección como presidente ejecutivo le dará un mayor poder de acción?

Los mismos objetivos que han tenido mis predecesores. Luchar por todo aquello que haga más viable la actividad hotelera: trabajar para que Madrid tenga un ente, profesionalizado y con medios, para la promoción internacional; conseguir la normativa turística que falta en la Comunidad de Madrid sobre viviendas de uso turístico y apartamentos; y para lograr todo ello hacer más fuerte la unión de todos los establecimientos que conforman el hospedaje madrileño. En cuanto a su pregunta de si la figura de presidente ejecutivo permite mayor capacidad de acción, mi opinión es afirmativa.

- ¿Qué soluciones proponen ante la bajada del turismo que Madrid ha sufrido este año?

El gran problema de Madrid es nuestra falta de imagen internacional como destino turístico, por lo que la solución pasa por realizar una estrategia de comunicación de forma intensa en los principales mercados emisores como Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia o Países Bajos; y en otros emergentes como Rusia, Brasil o China. Eso es lo básico. Después habrá que solucionar también el transporte, favoreciendo la llegada de más líneas aéreas a Barajas.

“Es una pena que Madrid, con lo mucho que tiene que ofrecer como gran destino turístico, esté en la situación que está”.“Es una pena que Madrid, con lo mucho que tiene que ofrecer como gran destino turístico, esté en la situación que está”.

- ¿Cree que el plan de choque promovido por Ayuntamiento, Comunidad y Turespaña con tres millones de euros de presupuesto, conseguirá darle la vuelta a la situación?

Cualquiera que tenga un poco de idea de los costes de una campaña de promoción y comunicación sabrá que con tres millones de euros para tocar varios mercados internacionales se puede hacer muy poco. Apreciamos la buena voluntad pero nosotros de lo que hablamos es de una gran campaña de promoción internacional y no de acciones puntuales urgentes para “salvar los papeles”.

- Últimamente se han alzado voces pidiendo aplicar en Madrid el ejemplo de Turisme de Barcelona. ¿Los hoteleros madrileños estarían dispuestos a entregar sus aportaciones económicas con tal de participar en las decisiones en lo que a estrategias de promoción se refiere?

El modelo de Turisme de Barcelona nos parece adecuado porque de hecho los resultados están ahí. Pero conviene aclarar que los hoteleros no pusieron un solo euro, por el año en que se constituyó diría mejor una sola peseta, en la creación de Turisme de Barcelona. Fueron la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento los que lo pusieron aunque, en el caso de la Cámara, se hiciera a cuenta de su cuota cameral que entonces era obligatoria. No obstante, los hoteleros madrileños no excluimos participar económicamente en un ente totalmente profesionalizado, como es el caso de Turisme.

- ¿La pérdida de los Juegos Olímpicos de 2020 también le ha hecho daño a la imagen turística de Madrid?

La presentación de las candidaturas, las dos anteriores y ésta, sólo ha tenido efectos positivos desde el punto de vista promocional, ya que al menos se ha comunicado algo bueno internacionalmente sobre Madrid. Los efectos negativos han sido tal vez para nuestro ánimo.

- Con unos índices de rentabilidad bajo mínimos, ¿ha llegado el momento de que los hoteles madrileños suban precios? ¿Se dan las circunstancias en el mercado que lo permiten?

Internet ha hecho que hoy, más que nunca, los precios se autorregulen por la ley de la oferta y la demanda. El mercado manda y, mientras no exista una mayor demanda o cierren hoteles, Madrid no podrá subir sus precios.

- ¿Cómo se encuentra la situación en lo que respecta al control del alojamiento ilegal en la capital?

Éste es otro de nuestros grandes problemas. En una situación como la que sufrimos, la oferta fuera de normativa que realizan las viviendas utilizadas para uso turístico crea un grave problema de competencia desleal. Sabemos que la Dirección General de Turismo está preparando una normativa y lo único que queremos es que en ella se recoja que cualquiera que quiera competir con nosotros debe hacerlo en igualdad de exigencias. Es un fenómeno nuevo que está siendo regulado ya en todas las grandes ciudades turísticas del mundo.

- ¿Qué previsiones manejan para el cierre del ejercicio y para 2014?

Me gustaría poder dar una respuesta positiva pero como presidente de AEHM debo ser ante todo realista y no tengo más remedio que decir que, desgraciadamente, la tendencia no es favorable. Cerraremos el ejercicio bajando, como en los meses anteriores, tanto nuestra ocupación como nuestro precio medio, y sólo me cabe la esperanza de que para 2014 se recupere el consumo a nivel nacional y se empiecen a realizar esfuerzos promocionales a nivel internacional que se traduzcan, por lo menos a finales de año, en un incremento de llegadas de nuestros visitantes. Es una pena que Madrid, con lo mucho que tiene que ofrecer como gran destino turístico, esté en la situación que está.

La entrevista completa está disponible en el número de diciembre de Hosteltur en el siguiente link: 'Madrid no podrá subir precios mientras no haya mayor demanda o cierren hoteles'.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Siempre se ha dicho que mas vale tarde que nunca, pero ¿por qué esa intención de querer ponernos las pilas ahora cuando el toro ya no solo nos ha pillado sino que nos ha arrasado y corneado por todas las partes (sin especificar)?, ¿Dónde está el sentido en querer empezar a correr y jugar bien cuando falta cinco minutos para que acabe el partido y vamos perdiendo por goleada?. ¿No creen ustedes que se debería de producir una reestructuración total, para poder empezar a ser competitivos, o mejor seguimos anclados en el amiguismo y enchufismo?

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.