Diario 5328 20.07.2018 | 14:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Su presidente, Juan José Hidalgo, culpa a la legislación sobre Competencia

Globalia rechaza las acusaciones de Carlyle sobre la frustrada operación de Orizonia

26 febrero, 2013

El presidente de GlobaliaJuan José Hidalgo, ha salido al paso de las acusaciones que le culpan del fracaso de la compra de Orizonia, y convocó este martes a la prensa para dar su versión. Fuentes cercanas a Carlyle aseguran que el fondo culpa a Globalia por no haber pedido a Competencia el levantamiento de la suspensión que habría facilitado en visto bueno. Un extremo que niega Hidalgo.

Esas fuentes indican que los fondos propietarios dicen que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) sugirió a Globalia el día 13 de este mes de febrero, horas antes de pasar a segunda fase el expediente de la operación Globalia-Orizonia, la opción de pedir el levantamiento de la suspensión, que habría supuesto la autorización inmediata de la integración bajo la condición de fijar las condiciones de fusión más adelante. Y que Globalia se había comprometido en diciembre a aceptar cualquier condición de la CNC.

A este respecto, el director del área jurídica de Globalia, Ramiro Campos, asegura a este diario que “sí, es cierto que cabe esa opción, pero las condiciones no fueron pactadas. Existía el riesgo de que finalmente no se aprobara la operación. Y si no se aprueba, ¿quién devuelve a Orizonia los 60 millones de euros que estaba previsto que se aportaran en caso de aprobación?”

Apoyo del Gobierno

A lo que Hidalgo añade, tal y como adelantó a este diario hace una semana: “Preveíamos que Competencia lo aprobaría sin entrar en segunda fase, poniendo unas condiciones de adelgazamientos en las áreas donde se pudiera dar dominio”.

Incluso se llegó a pedir ayuda al Gobierno, según indica Hidalgo, que dijo que había hablado con "cuatro ministros y el presidente del Gobierno", y y que le habían manifestado su apoyo, si bien finalmente no sirvió de nada, dado que los funcionarios de competencia hicieron valer su condición de independientes, tal y como adelantó este diario.

Globalia hubiera pagado 140 M € por Orizonia

E Hidalgo añade que la culpa del fracaso del acuerdo con Orizonia no lo tiene ni Competencia ni ninguna de las dos compañías, sino que lo atribuye a un fallo en la legislación. En concreto Hidalgo ha dicho que la culpable es la Ley de Defensa de la Competencia, que no está dotada de procedimientos de urgencia.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia. Foto de César Lucas Abreu.Juan José Hidalgo, presidente de Globalia. Foto de César Lucas Abreu.

En este sentido, el director del área jurídica de Globalia indica que “el principal culpable de la situación es la Ley, ni más ni menos que la Ley de Defensa de la Competencia. Ley que no prevé soluciones viables a situaciones como la presente, en la que una de las partes se encuentra en un situación de pre insolvencia y necesita una tramitación de urgencia y medidas extraordinarias, que eviten que una sociedad en dificultades y con un comprador acabe presentando la solicitud de Concurso de Acreedores”.

Y Ramiro Campos añade que “la Ley de Defensa de la Competencia y CNC tiene por misión exclusiva, velar por la libre competencia, es decir defender la Competencia y no a los trabajadores, compradores o acreedores de las sociedades que se presentan ante ella, aunque como en el presente caso pueda llevar a una situación lamentable”.

Según dijo Hidalgo, de haberse llevado a cabo la operación, el compromiso era aportar 60 millones de euros ahora y otros 80 millones en cinco años, 140 millones en total.

“Globalia no es beneficiario de la caída de Orizonia”

Hidalgo comenzó su intervención en la rueda de prensa diciendo que “Globalia no es beneficiario de la caída de Orizonia. Somos unos perjudicados más. Globalia fue llamada por Carlyle quien nos ofreció comprar Orizonia”. Y añadió que su grupo “ha cumplido todos sus compromisos con creces para poder llevar a cabo la operación. Incluso prorrogamos el primer plazo que nos dimos en contrato, del 31 de enero al 17 de febrero, para dar más tiempo a Competencia”.

Y añadió que “hasta la fecha, Globalia ha pagado a Orizonia 21 millones de euros en distintos conceptos, entre ellos la compra de Luabay, una compañía hotelera sin propiedades y con 11 contratos de arrendamiento y gestión. Hemos asumido 700 trabajadores de esta empresa. Es cierto que la CNC paso el proceso a Segunda fase, aunque sin garantías de que al cabo de dos meses, o más, la operación fuera a ser aprobada. En estas condiciones, no puedo poner en riesgo nuestra empresa”.

20 M € en el primer trimestre

Y en cuanto a los rumores que han circulado en diversos medios, Hidalgo señala que “ni los hoteleros canarios ni las navieras nos tienen en prepago. Globalia es un grupo solvente que lleva más de un año haciendo los deberes con una sólida asesoría externa. Hemos hecho una reestructuración que nos permitirá ahorrar más de 50 millones de euros”.Hidalgo asegura que “en los tres primeros meses de este ejercicio hemos mejorado nuestro balance en 20 millones de euros respecto al año pasado. Somos, por tanto, un grupo consolidado, saneado, competitivo y solvente”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.