Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Encuesta de Randstad Research a 12.000 empresas españolas

¿Cuál será el nivel de recuperación de las empresas para fin de año?

7 junio, 2020
  • Apenas un tercio de las empresas españolas habrá recuperado su actividad precrisis antes de terminar el 2020
  • Randstad Research prevé que para fin de año habrá 1,5 millones de personas en ERTE y la tasa de paro rondará el 20%
  • En hoteles el grueso de la actividad se activará en septiembre pero la normalidad no llegará hasta 2022, advierten

La paralización de las actividades económicas, como consecuencia del coronavirus, ha provocado que en tres meses se pierdan 700.000 empleos en España, sin contar los 3 millones de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Para finales de año la tasa de paro podría elevarse al 20,15%, según las previsiones de Randstad Research, o hasta un 25% si la reforma laboral permite el paso del ERTE a ERE, y todo esto porque solo el 34% de las empresas españolas se “recuperarán plenamente” antes de que termine el 2020.

La encuesta realizada a 12.000 empresas de 88 sectores productivos arroja datos más que interesantes para comprender cómo evolucionará la economía pos-COVID y cuáles son las previsiones de recuperación.

Desde que se desató la emergencia por el coronavirus el teletrabajo y los ERTE han sido las medidas más utilizadas por las empresas nacionales y eso, sostiene Valentín Bote, Director de Randstad Research, “ha permitido evitar la destrucción de cientos de miles e empleos”.

Valentín Bote, Director de Randstad Research.

Según los datos citados en un webinar de este jueves, en el país “el 16% de los trabajadores están afectados al 100% o en una parte de su jornada”. Otras medidas que han adoptado las empresas en materia de recursos humanos es el recurrir a vacaciones o paralizar los procesos de contratación,

La encuesta muestra que actualmente la principal preocupación de las empresas está ligada a la incertidumbre económica del país y a las pérdidas de facturación por la que están atravesando. Los empresarios también ven una amenaza en la incertidumbre política, en no poder afrontar los costes laborales en un contexto de pocas ventas y en los posibles cambios legislativos que afecten a sus sectores.

Pensar en recuperar “cierto grado de normalidad” no parece sencillo, sin embargo el 40% de las empresas creen que podrán iniciar su actividad en junio, sin que eso signifique alcanzar niveles precrisis. Para septiembre el 61,5% de las empresas prevén estar activas, pero hay un 15,2% que ve el panorama más negro y considera que su actividad no se reactivará hasta 2021.

Las respuestas varían dependiendo la zona y el tipo de actividad y al hablar de cuándo se absorberá totalmente el impacto de la crisis ya no se piensa en meses sino en años

Por ejemplo en Islas Baleares, “donde el sector turístico tiene mucho peso y el impacto ha sido negativo, la perspectiva de activación es bastante pesimista”, ha explicado Bote. De hecho, solo el 10% de las empresas de las islas respondieron que absorberán el impacto este año, frente al 34% general, “pero consideran que el año que viene será de vuelta a la normalidad”.

Al profundizar sobre el sector turístico, el director de Randstad Research señaló que los empresarios “son conscientes que será complicado el turismo internacional por varias razones: en primer lugar porque en otros países también se está sufriendo la crisis y eso supone una merma económica y segundo porque España está señalada internacionalmente y habrá turistas que elijan ir a otros destinos, aunque el turista que ya tiene una segunda residencia será más sensible de volver”.

Por esta razón es que “el turismo nacional va a ser el soporte fundamental” pero “en la medida que sus recursos económicos se lo permitan, porque hay millones de hogares con ingresos inferiores a los que pensaban que iban a tener y eso va a condicionar sus decisiones”

Tras insistir que las respuestas varían por sector, Bote detalló que “en hoteles el grueso se va a activar en septiembre pero ven pérdidas en verano y la vuelta a la normalidad llegará en 2022”.

ERTE y medidas de apoyo

En este escenario, Valentín Bote hizo hincapié en la importancia de que el Gobierno atienda el pedido de los empresarios respecto a la situación de los ERTE, además de reforzar las ayudas económicas directas.

“Cuando finalice el estado de alarma mágicamente no se va a volver al escenario precrisis. Quedan muchos trimestres de dificultades y los agentes que toman las decisiones tienen que ser sensibles a esa realidad, porque se va a tardar mucho en recuperar el nivel de empleo”, aseguró.

Baleares y Canarias concentra el mayor porcentaje de personas en ERTE, según los datos de la consultora

La consultora prevé que de los 3 millones de trabajadores en ERTE “es muy fácil que a finales de este año todavía haya 1,5 millones de personas”, dado que las empresas “van a tardar mucho en recuperar la facturación y van a necesitar la continuidad del ERTE por causa objetiva”

En cuanto a la tasa de paro “la cifra base es que terminaríamos entorno del 20,15%, unos 5 millones de parados” y a la par ese millón y medio de trabajadores con ERTE.

Pero la situación podría empeorar porque muchos ERTE pueden transformarse en ERE, “pero eso dependerá de lo que se haga en materia de regulación laboral”.

“Una estimación que se manejaba la semana pasada era que si se producía la derogación de la reforma laboral, había un millón de personas que estaban afectados en ERTE y podrían pasar a ERE”, agregando que si eso ocurre “la tasa de paro se incrementaría al 25%”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.