Diario 5515 23.02.2019 | 20:00
Hosteltur: Noticias de turismo

Cuba muestra en la ITB que las playas no son su único atractivo

10 marzo, 2003
Los representantes de Cuba en la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín (ITB) realizaron una presentación este fin de semana en la que resaltaron que el sol y las playas no son los únicos motivos que existen para visitar la isla. "Queremos que los extranjeros vayan a Cuba no sólo por el sol y la playa. El sol y la playa llega un momento en que se agotan. Queremos que los viajeros lleguen a Cuba en busca de su cultura y de lo que hacen sus universidades", dijo a EFE el viceministro de Educación Superior, Eduardo Cruz González.
Los representantes de Cuba en la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín (ITB) realizaron una presentación este fin de semana en la que resaltaron que el sol y las playas no son los únicos motivos que existen para visitar la isla. "Queremos que los extranjeros vayan a Cuba no sólo por el sol y la playa. El sol y la playa llega un momento en que se agotan. Queremos que los viajeros lleguen a Cuba en busca de su cultura y de lo que hacen sus universidades", dijo a EFE el viceministro de Educación Superior, Eduardo Cruz González. Concretamente, Cruz González busca en la ITB promocionar la imagen de Cuba como lugar adecuado para realizar congresos científicos y pone como ejemplo el IV Congreso de Educación Superior, que se realizará en La Habana entre el 2 y el 6 de febrero de 2004. "Estamos tratando de que vayan más extranjeros a Cuba a asuntos relacionados con las universidades", señaló Cruz González. Los viajeros que lleguen a Cuba a participar en congresos se suman a los que llegan en plan de vacaciones a una isla cuya historia está íntimamente ligada a la evolución del turismo. Gabriele Walter, del departamento de prensa de la Oficina de Turismo de Cuba en Fráncfort, hizo una exposición en que habló entre otras cosas de varias fases del turismo en Cuba. Entre 1915 y 1930 se dio la primera gran oleada de turistas estadounidenses hacia la isla, en busca, por un lado, de buenas condiciones higiénicas y medioambientales y, por otro, para escapar a los rigores de la prohibición del alcohol que pesó durante una época en Estados Unidos. Más tarde, entre 1950 y 1958, se dio la segunda oleada, esta vez fuertemente influida por la mafia y que creó en Cuba centros de prostitución y de juegos de azar lo que, según explicó Walter, terminó con el triunfo de la revolución. La mala imagen del turismo que dejó la década de los cincuenta hizo que sólo se le volviera a dar un impulso importante al sector a partir de 1990, desde cuando ha habido un crecimiento notable. "Los ingresos se han multiplicado por ocho. Actualmente el turismo aporta un 41 por ciento a la balanza comercial cubana mientras que en 1990 sólo aportaba un 4 por ciento", dijo Walter para ilustrar ese desarrollo. Además, mientras que en 1990 había 17 hoteles de entre cuatro y cinco estrellas, actualmente hay 102. La mayoría de los turistas que viajan a Cuba provienen de Canadá, que aporta el 20,7 por ciento de los viajeros; de Alemania, con 9,1 por ciento, y de España, con el 8,2 por ciento.
Avatar redactor Hosteltur Redacción España
Más sobre Economía Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.