Diario 5715 17.10.2019 | 07:24
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Esperan que el 2003 sea un año de magnífica operación turística en el polo turístico cubano Cayo Largo

11 marzo, 2003
El 2003 será un magnífico año de operación turística para Cayo Largo del Sur, que espera recibir 51.280 turistas y alcanzar ingresos por 25 millones de dólares, afirmó Luis Clarke Wright, delegado del Ministro del Turismo en ese destino, el más importante de la región sudoccidental de Cuba.
El 2003 será un magnífico año de operación turística para Cayo Largo del Sur, que espera recibir 51.280 turistas y alcanzar ingresos por 25 millones de dólares, afirmó Luis Clarke Wright, delegado del Ministro del Turismo en ese destino, el más importante de la región sudoccidental de Cuba. Esas cifras superarían los récords de 41.400 turistas y 24.800.000 dólares, de acuerdo con el directivo, quien también anunció para noviembre la apertura de un nuevo hotel, de 306 habitaciones, y el cual será operado por la cadena española Barceló. Apuntó que para ese entonces el polo contaría con 1.123 habitaciones y se dará un salto cualitativo y cuantitativo en la temporada alta 2003-2004. "La actual temporada alta marcha a buen ritmo y el presente año comenzó muy bien, con un mes de enero que se comportó como los mejores en la historia de Cayo Largo, con una ocupación hotelera del 80% e ingresos de 3.254.000 dólares". Actualmente están en explotación turística en Cayo Largo del Sur cuatro instalaciones que suman 819 habitaciones, de las cuales dos hoteles, ambos propiedad de Gran Caribe: Sol Cayo Largo (304) y Sol Pelícano (307) funcionan bajo contrato de administración extranjera con el grupo español Sol Meliá. Clarke informó que teniendo en cuenta que septiembre y octubre son los meses tradicionales de baja turística y también los de mayor afectación de huracanes, se decidió no operar en ese lapso como planta hotelera, por lo cual sólo se mantendrán las excursiones a la Marina Puertosol, un producto que se enlaza con la ciudad de La Habana y Varadero. El 4 de noviembre del 2001 Cayo Largo del Sur fue prácticamente devastado por el huracán Michelle, el más fuerte que haya azotado a Cuba en el último medio siglo, por lo cual el 2002 fue de fuerte trabajo en la recuperación. Dijo Clarke que el confort alcanzado por el polo, donde las playas están en muy buen estado, lo ubican en una situación de comercialización muy buena. Actualmente arriban siete vuelos internacionales a la semana y se esperan más de 10 en el próximo invierno. (HOSTELTUR/Cuba)
Avatar redactor Carlos Paquito
Más sobre Economía Hosteltur

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.