Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Rebaja de alquileres, moratorias, incentivos fiscales y flexibilidad regulatoria

El Gobierno aprueba un plan para el turismo y la hostelería de 4.220 M €

22 diciembre, 2020

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Plan de Refuerzo para la hostelería y el turismo, con medidas entre las que figura la rebaja de alquileres, moratorias en los pagos y ayudas fiscales, con las que intenta aliviar la situación financiera de empresas de esos sectores y que puedan hacer frente a sus costes fijos como los salarios, permitiéndoles mantener su viabilidad. “Se trata de una batería de medidas necesarias para unos sectores muy castigados por la pandemia de la COVID-19 y que necesitan más protección para que puedan mantener su actividad y el empleo”, ha afirmado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, destacando que tales disposiciones refuerzan las ya existentes como los ERTE, en los que se ha incorporado a nuevos sectores como restaurantes y puestos de comidas y para los que se ha creado una nueva línea ICO con avales públicos del 90%.

También hay nuevas medidas como rebajas fiscales, aplazamientos de deudas tributarias y cotizaciones a la seguridad social, así como reducción de alquileres. “En definitiva, el Gobierno busca garantizar la supervivencia de las empresas y mantener el empleo en sectores estratégicos para nuestro país”, ha agregado Maroto.

Rebaja de alquileres y moratorias

El plan contempla medidas en distintos ámbitos. En tal sentido, incluye medidas dirigidas a arrendamientos de locales de negocios que permite la reducción en un 50% de la renta, en el caso de que el arrendador sea un gran tenedor (10 o más locales) si las partes no llegaran a un acuerdo, durante el tiempo que dure el estado de alarma, sus prórrogas, y hasta un plazo máximo de cuatro meses adicionales; o una moratoria en el pago de la renta por el mismo periodo. El pago aplazado de las rentas se podrá realizar durante un periodo de dos años a contar desde la finalización de la moratoria. Con esta medida se benefician 33.000 locales relacionados con el turismo.

Reunión del Consejo de Ministros Foto: Pool Moncloa / José María Cuadrado

Para el resto de arrendadores de locales y cuyas actividades están vinculadas al sector turístico, la hostelería y el comercio, se establecen que acuerden voluntariamente rebajas en la renta correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo de 2021, permitiendo como incentivo fiscal computar como gasto deducible para el cálculo del rendimiento del capital inmobiliario la rebaja acordada durante tales meses. Este incentivo tiene un coste estimado de 324 M€ y permite deducir hasta el 100% de la cuantía del alquiler mensual en el caso que el arrendador rebaje toda la renta. Se estima que 323.701 arrendadores se pueden acoger a la medida

Medidas laborales y Seguridad Social.

Se extienden las exenciones previstas en la disposición adicional primera del Real Decreto-ley 30/2020 de medidas sociales en defensa del empleo a determinados sectores económicos a los siguientes subsectores: comercio al por mayor de bebidas, restaurantes y puestos de comidas y establecimientos de bebidas. Esta medida se aplica los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021 y su prórroga se determinará en el nuevo acuerdo social que se está negociando con sindicatos y patronal para el conjunto de sectores protegidos por los ERTE.

En el ámbito de la Seguridad Social, las empresas dedicadas a actividades encuadradas en los sectores de turismo, comercio y hostelería, podrán aplicar una bonificación del 50% de las cuotas a la Seguridad Social para la contratación de fijos discontinuos de abril a octubre de 2021. El coste será de unos 73 millones de euros.

Medidas tributarias.

En primer lugar, se aprueba una nueva edición del aplazamiento de deudas tributarias que se reguló por el Real Decreto-ley 7/2020, que permite aplazar durante 6 meses, con 3 de carencia de intereses, previa solicitud, deudas tributarias correspondientes a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, de modo que en lugar de ingresar en abril se ingresarían las deudas en octubre. El importe potencialmente aplazado ascendería a unos 2.668 millones de euros, beneficiándose de los aplazamientos unos 92.000 contribuyentes del canal HORECA (hostelería y restauración).

Otras medidas tributarias es la reducción del número de períodos impositivos afectados por la renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF; la exención prevista para las retribuciones en especie del servicio de comedor de empresa, aplicable el consumo de comida tanto en delivery como take away; la deducibilidad de pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de deudores y la reducción del plazo que las cantidades adeudadas por los arrendatarios tengan la consideración de saldo de dudoso cobro.

Flexibilidad regulatoria

En cuanto a medidas regulatorias, se amplía la moratoria para presentar concurso de acreedores.

Por último, se establece un régimen transitorio de las zonas de gran afluencia turística para 2021. Dado que la pandemia ha provocado una caída en el número de turistas a estas zonas, que no cumplirían los criterios establecidos, no serán aplicados los datos referidos al año 2020 sobre habitantes, pernoctaciones y cruceristas en puertos en los que operen cruceros turísticos, utilizándose la media de los tres años anteriores.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.