Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Monitor anual de HOSBEC

El alojamiento turístico de la Comunidad Valenciana pierde 700 M€ en 2020

Los ingresos por habitación disponible cayeron un 48% 26 enero, 2021
  • En la Comunidad Valenciana se abrieron, de media, 738 hoteles entre enero y diciembre de 2020 y las plazas ofertadas cayeron un 42%
  • Los hoteles de la Comunidad Valenciana dieron trabajo a 7.802 personas, un 51% menos que en 2019
  • El ADR de los hoteles tuvo una caída del 10% y el RevPAR del 48%

La Asociación empresarial hotelera y turística de la Comunidad Valenciana (HOSBEC) ha afirmado que la “catástrofe turística” del 2020 ha generado una reducción del 70% en la actividad hotelera, del 50% en el empleo y pérdidas económicas, solo en alojamientos, que superan los 700 millones de euros. Los ingresos por habitación disponible cayeron un 48%. La entidad sostiene que el sector necesita un rescate de al menos 160 millones de euros.

Como consecuencia de la COVID-19, la caída de viajeros en la Comunidad Valenciana fue del 63,5% -llegando a 3,39 millones- y se perdieron 34,9 puntos de ocupación hotelera, razón por la que HOSBEC afirmó que el 2020 ha sido el año más duro de la historia para el turismo.

La contracción en el número de turistas se ha visto acentuada por la falta de viajeros internacionales, debido a las restricciones de movilidad, y esa baja se refleja tanto en número de viajeros alojados en hoteles (-76%) como en número de pernoctaciones (-78,9%)

En la Comunidad Valenciana 738 hoteles de media han permanecido abiertos al público de enero a diciembre, lo que supone un 28,4% menos que en 2019, pero en plazas ofertadas la reducción es del 42%. Ese cierre de hoteles repercute directamente sobre el mercado laboral, “reduciéndose en un 51,9% el número de trabajadores vinculados a la hotelería”.

Analizando por destino, Benidorm ha sido uno de los más golpeados de la Comunidad Valenciana, ya que la actividad hotelera en 2020 ha caído un 81,5% con respecto a 2019, pasando de 11 millones de pernoctaciones a 2 millones (-86,2%). La llegada de extranjeros experimentó una bajada del 85%.

Fuente: HOSBEC.

Como consecuencia, el número medio de empleados activos durante 2020 fue de 2.391 (-56,8%). Una pérdida importante que se añade al número medio de hoteles abiertos que descienden en un 49,8%, según datos del INE. Según las encuestas de Hosbec, la ocupación hotelera se situó en un 33,4%, mientras que en 2019 el porcentaje se elevaba a 84,2%.

Una de las tendencias observada en el destino es que la estancia se acortó en 1,8 días, “casi dos días menos que en 2019 debido, sobre todo, al aumento de las escapadas de fin de semana”.

En la Costa Blanca los viajeros alojados en hoteles cayeron un 68,9% y las pernoctaciones un 77%, por lo que la ocupación hotelera (incluyendo Benidorm) ha sido de 36,2%. También la estancia se acortó, quedando en 2,7 días.

En 2019 los mercados internacionales registraron más de 9 millones de pernoctaciones, pero en 2020 apenas llegaron a 1,4 millones

En cuanto al empleo, el número de trabajadores en hoteles fue un 48,8% inferior al año anterior. Los 4.682 empleados activos dieron servicio en alguno de los 289 hoteles de media que se mantuvieron abiertos al público (-21,4%).

En Castellón, de enero a diciembre, se contabilizaron 1.206.370 pernoctaciones, un 69,4% menos con respecto a 2019. Y solo el 11,2% corresponde a turistas extranjeros “un dato un poco más bajo que el de 2019 (15%)”, quedando demostrada la dependencia al mercado nacional.

En promedio se mantuvieron abiertos 150 establecimientos hoteleros y los empleados llegaron a 1.327 (-42,4%). A pesar de contar con menos establecimientos operativos, la ocupación se ubicó en 25%, cayendo 27,8 puntos respecto a 2019.

La provincia de Valencia también ha sufrido el golpe de la COVID-19 y la actividad hotelera se ha visto afectada en un 68,9%, lo que supone un descenso del 65,3% en el número de turistas alojados en hoteles.

Hosbec remarca que “la pérdida de turistas internacionales es más acentuada que la de nacionales, ya que en número de viajeros se deja en el camino un 77,2% menos que en 2019 y en pernoctaciones un 78,4%”. La ocupación hotelera ha experimentado una caída de 39,4 puntos, quedando en 29,2% y el destino con menor reducción en la estancia media: 0,2 días.

Rentabilidad

En cuanto a la rentabilidad, los hoteles de la Comunidad Valenciana han cerrado el 2020 con un precio medio diario (ADR) de 69,24 euros, suponiendo una caída de 7,6 euros respecto a lo registrado en 2019 (76,84€).

“Con el fin de incentivar la demanda, destinos como Elche, Alicante, Valencia, Peñíscola, Castellón de la Plana o Benidorm han bajado sus precios medios hasta registrar diferencias de 35 euros respecto al año anterior”, detalla la patronal

Mientras el ADR del conjunto de los hoteles de la Comunidad en 2020 ha experimentado una tendencia negativa del 10% en relación a 2019, “el dato verdaderamente relevante, el RevPar (ingresos por habitación disponible) se ve mucho más afectado con una caída del -48%”.

“Los resultados son muy negativos en términos de rentabilidad hotelera, pudiéndose observar como ninguna de las provincias que componen la comunidad, ni ésta en su conjunto, superan en ingresos por habitación disponible (RevPar), la media nacional de este 2020 (31,45€)”, ha lamentado HOSBEC.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.