Diario 5457 18.12.2018 | 18:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista con Daniel Tomás

China: mitos turísticos que conviene desterrar cuanto antes

Autor del informe "El turismo chino en España" 8 noviembre, 2011
  • Daniel Tomás habla chino y residió durante tres años en Pekín
  • "China es un país en desarrollo y el turista chino viaja fundamentalmente por estatus"
  • "Se podrían agrupar empresas bajo una marca o sello de calidad reconocible por su nivel de servicio hacia el turismo chino"

España recibe cerca de 100.000 turistas chinos de los dos millones que visitan Europa anualmente. Pero este número crecerá en los próximos años, según aseguran numerosos expertos. Una persona que conoce de primera mano el potencial de China es Daniel Tomàs, ex-becario de la Fundación ICO para Asia-Pacífico. Tras residir en Pekín durante tres años, ha elaborado un estudio sobre el turismo chino (ver documento adjunto en pdf), trabajo que ha contado con la colaboración del China Outbound Tourism Research Institute y la financiación de la Fundación La Caixa.

Descríbase para nuestros lectores

Tengo 29 años, soy Licenciado en Historia, Estudios de Asia Oriental, y Master en Dirección y Planificación de Turismo por la Universidad de Sevilla. En la actualidad trabajo como freelance y community manager. Ahora vuelvo a residir en España, pero me gustaría volver a trabajar en China algún tiempo, es un país que me atrae mucho. Creo que el futuro se juega en Asia.

¿Por qué motivo residió en Pekín durante tres años?

A Pekín fui para mejorar mi nivel de chino, básicamente, gracias a una serie de becas. Allí obtuve un Postgrado en Lengua y Cultura chinas. También estuve trabajando un año como guía turístico e intérprete para hispanohablantes.

¿Entonces habla chino fluidamente?


Sí. Empezé a estudiarlo en 2005.

¿Conocer el idioma le ha permitido comprender mejor el modo de pensar de los ciudadanos chinos?

Desde luego, porque además el nivel de lenguas extranjeras en China no está muy extendido. El idioma chino es una herramienta fundamental allí.

¿Existen mitos sobre el turismo chino que convendría aclarar antes de proseguir esta entrevista?

¡Desde luego! Hay un mito muy extendido en Europa, según el cual a los chinos sólo les gusta viajar en grupo, por lo que esto ya condiciona el diseño de la oferta turística y la comercialización.

Esto es falso: los turistas chinos viajan en grupo por la facilidad que ello supone para obtener el visado y para salvar la barrera idiomática y cultural para aquellos que nunca han viajado al extranjero.

Pero por preferencia, les gustaría más un viaje mucho más autónomo y a su aire, nada que ver con visitar 10 países en 11 días.

¿Es decir, que viajan en grupo por necesidad?

De momento sí. Pero en los próximos años, con la flexibilización de los visados y con un número cada vez mayor de turistas con experiencia previa, el boom del turismo individual chino, de parejas, familias... va a experimentar un fuerte crecimiento.Por eso hay que ponerse ya las pilas y adaptar la oferta turística española.

Un dato: en las pasadas vacaciones de octubre, el 80% de los turistas chinos que fueron de vacaciones por su propio país reservaron el viaje por su cuenta vía internet, sin intermediarios. Esas tendencias se acaban reflejando, al cabo de los años, en el turismo hacia destinos extranjeros.

¿A los chinos no les gustan las ofertas de las agencias de viajes de su país?

Lo que no les gusta es el pack cerrado, de itinerarios muy marcados y compras muy pautadas. Les gusta comprar, pero a su ritmo. En ese sentido, no son tan diferentes de nosotros.

Aparte de los viajes en grupo ¿qué otro mito habría que desterrar?

Si alguien en España piensa que el turismo chino es más o menos como el japonés, por lo que sólo hará falta coger la misma oferta y cambiar el idioma, se equivoca. Son mercados muy distintos, que requieren estrategias muy segmentadas.

¿En qué se diferencia básicamente un turista chino de uno japonés?

China es un país en desarrollo y el turista chino viaja fundamentalmente para marcar su posición dentro del grupo social. El viaje al extranjero acaba siendo un símbolo propio de estatus social frente a la familia, los amigos e incluso también para aparentar en el propio destino turístico. Es una manera de decir al mundo: "China es una superpotencia. Aquí estamos y queremos ser tratados en pie de igualdad con las otras naciones avanzadas". Por eso el turista chino quiere gastar en compras, para aparentar aquí y en su país.

¿Tanta obsesión por el estatus social no es paradójica en un país gobernado por un partido comunista?

Ahí podemos apuntar otro mito que tiene que caer, según el cual China es un país comunista. Les queda el nombre y poca cosa más. Lo vemos en el nivel de desarrollo de las empresas, de enriquecimiento personal o de diferencias de riqueza entre la población. El índice que mide la diferencia entre los más ricos y los más pobres de un país es superior en China que en Brasil. Incluso la mentalidad de los propios chinos es más capitalista que en el propio Occidente.

¿Y a los turistas chinos les gusta por ejemplo ir a la playa?

Sí, pero no les gusta quedarse tumbados en la hamaca una semana. Les gusta ir a la playa para tomarse fotografías o hacer actividades. Pero no les gusta tomar el sol, pues culturalmente no está bien visto coger moreno.

Las vacaciones como relax absoluto que conocemos en Occidente para ellos no tienen tanta cabida. Para ellos vacaciones significa desconectar, pero haciendo cosas. El sol y playa español, tal como está planteado ahora, no es un producto atractivo para ellos.

Su investigación sobre el mercado emisor chino apunta una serie de recomendaciones para empresas turísticas españolas. ¿Qué tres acciones básicas recomendaría?

Acciones en origen: apostar por una mayor presencia en internet y en las redes sociales chinas para reforzar el conocimiento de la marca o el destino. Facebook y Twitter están censurados en China, pero tienen otras redes sociales propias, más controladas, con 250 millones de usuarios. En total, en China hay 500 millones de internautas.

¿Consejo número dos?

A nivel de destino: agrupar empresas y establecimientos bajo una marca o sello de calidad reconocible por su nivel de servicio hacia el turismo chino, que esté adaptado a sus necesidades y peculiaridades.

¿Consejo número tres?

A nivel de formación: no hacer sólo cursillos puntuales sobre el turismo emisor chino. Habría que dar continuidad a esta formación. Por ejemplo, habría que dotar a los programas de Turismo de alguna asignatura sobre el mercado asiático en general, pues será muy importante en los próximos años y dado que presenta diferencias muy acentuadas.

¿De verdad que el turismo emisor chino va a ser tan importante para España en los próximos años? Japón es un mercado consolidado pero cada año sólo nos visitan unos 300.000 turistas japoneses. No es un gran volumen...

A finales de esta década, China superará con creces esa cifra, incluso puede doblarla. Creo que la previsión oficial de llegar a un millón de turistas chinos en el año 2020 es un poco exagerada, pero podemos llegar a 500.000 ó 600.000 perfectamente. Y considerando el nivel de gasto que tienen, será un turismo muy considerable.

¿Pero aún así, España podrá llegar a ese medio millón de turistas chinos en 2020, teniendo en cuenta que apenas hay vuelos directos con China?

No soy muy optimista con el tema de las conexiones aéreas debido al modelo centralizado de Aena, pues no es la mejor manera para competir y atraer vuelos de largo radio. La ventaja que tiene España es que pertenece al espacio Schengen. Así que podemos captar turistas chinos que entren en Europa vía aeropuertos de Alemania o Italia.

En cualquier caso, un viaje China-España con conexión en otro aeropuerto europeo supone de 16 a 20 horas y esto es mucho para el turista chino, pues sus vacaciones son de 10 días.

¿Y qué pasa con los visados turísticos? Muchas empresas turísticas españolas se siguen quejando por la lentitud en su tramitación...

El gobierno español está estableciendo mecanismos para agilizar la tramitación. El próximo año se externalizará el servicio a una empresa subcontratada, por lo que el proceso será mucho más rápido. Este sistema ya ha funcionado con éxito en países como Rusia.

Por cierto, ¿qué no recomendaría para empresas y destinos interesados en el turismo chino?

En primer lugar, el excesivo localismo y fragmentación de la promoción turística que se ha dado en los últimos años. España no tiene una marca definida en China y esa cacofonía de representantes turísticos de comunidades autónomas y municipios pasando por allí cada uno por su cuenta no ayuda mucho.

También es arriesgado infravalorar la importancia que alcanzará el mercado emisor chino en el futuro, pues forma parte de una tendencia de redefinición global de los flujos turísticos.

[El informe "El turismo chino en España" se puede descargar como documento pdf desde esta misma página, bajo el epígrafe DESCARGAS]

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 2
Avatar Luis Martin Luis Martin hace 7 años
Gracias por el contenido de la entrevista Daniel. Yo en mi modesto conocimiento sobre China lo encuentro también con mucho criterio y conocimiento del mercado. Por cierto, estos dos dias he visto un ejemplo de cómo se adquiere "know how" del cliente chino, así como de su idioma y cultura. Grupo de 8 estudiantes de Costa Rica haciendo sus prácticas en un hotel (www.en.hb-zmhy.com) de una ciudad que se encuentra a 250 Km de Pekin (Shijiazhuang) durante 10 meses. Además de aprendiendo un montón estaban encantados con las experiencia Por cierto, no encuentro el area de descargas. Si me podeis ayudar. Luis
Enhorabuen por el trabajo. Tesis así prestigian a la universidad: tienen utilidad social. además de ser rigurosas. A mi tampoco me cabe duda que el futuro se juega en Asia. Lo que allí ocurre nos afecta cada vez más aquí en nuestra propia casa. Lo que ocurre es que los gobernantes europeos, en general, no se quieren enterar: hacen mutis por el foro.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.