Un análisis de Ángeles Vargas

Mentir en el curriculum, un grave riesgo

Análisis/ Mentir en el curriculum o exagerar algunos aspectos del mismo puede tener consecuencias muy graves, que los buscadores de empleo no calibran en un principio.

El tema es muy serio si tenemos en cuenta que, según un estudio del IESE, un 40% de los candidatos a un empleo en España miente en sus curriculum.

Las consecuencias que pueda tener este hecho dependen mucho de la suerte,  varían de un escalafón profesional a otro, e incluso pueden ser económicas. Así, no es lo mismo que un camarero mienta sobre su conocimiento de idiomas que lo haga un recepcionista. Si ambos superan la entrevista sin prueba de idiomas el quehacer en su puesto de trabajo puede llevar rápidamente al despido al recepcionista, mientras que en el caso del camarero puede tardar más.

La reputación puede sufrir mucho. #shu#La reputación puede sufrir mucho. Imagen Shutterstock

El mejor efecto de la mentira puede ser que el trabajador sea relegado a un puesto inferior, pero lo lógico es que la empresa actúe con indignación y se produzca el despido. Pero esto puede no ser lo peor, lo realmente importante es el efecto sobre la reputación del trabajador en su sector, algo que más que en un camarero o recepcionista influirá de forma determinante en un director de Marketing o de Ventas que, por ejemplo haya mentido sobre su titulación. ¿Qué empresa querrá contratar a un directivo al que preceda esa fama?

Cuando el cargo es aún superior, como es del CEO de una compañía, las consecuencias de la mentira pueden ser aún mayores. Se han dado casos de directivos de grandes empresas que han mentido en sus curriculum y han tenido que devolver incluso el dinero de sus bonus. Para un empleado común, aunque mentir en el curriculum no constituye delito, el empleador podría reclamar judicialmente al trabajador los costes de su contratación y de selección de un nuevo candidato.

Para evitar todo lo mejor es no mentir jamás, e incluso cabe la posibilidad de hacer algo más, certificar el propio curriculum. Ya existen empresas que se dedican a verificar los curriculum y certificarlos, lo que puede ser un excelente punto positivo a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo.

La desesperación es lo que lleva a muchos profesionales a mentir, pero los expertos insisten en que es mejor ser sinceros. La desesperación por un puesto de trabajo es palpable en todos los sectores, también en el turístico. Todavía recuerdo el aluvión de curriculum que recibimos en la redacción de Hosteltur con motivo de esta noticia: Los hoteles de Austria ofrecen 5.000 puestos de trabajo y formación para españoles.

 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.