Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El 1 de julio entra en vigor la nueva normativa

El comercio electrónico estrena un sistema de tributación para el IVA

Se aplica en el destino al que se dirige el producto, es decir, en el país del comprador 30 junio, 2021 Premium
  • La nueva legislación busca que el impuesto se pague donde se consumen los productos adquiridos o donde se prestan los servicios
  • La medida trata de unificar los umbrales límite que obligan a tributar el IVA en el país de destino
  • Quiere facilitar el pago del impuesto con una ventanilla única y armonizar su sistema de tributación en el ámbito europeo

La nueva legislación de la Unión Europea (UE), que entra en vigor el 1 de julio, pretende que el IVA se liquide donde se consumen los productos adquiridos o donde se prestan los servicios que se están pagando. Las compañías deberán abonar el impuesto del país europeo de destino si se superan los 10.000 euros.

En España, el impuesto que grava el valor añadido de lo producido por una empresa, el IVA, tienen un tipo general del 21%, pero hay otros países europeos donde es inferior, como Luxemburgo (17%), Alemania y Rumanía (19%) o Francia (20%), mientras que en otros es más elevado, como Dinamarca y Suecia (25%), Finlandia y Grecia (24%) o Portugal (23%).

Con la nueva normativa se pretende simplificar los trámites y dar transparencia, aunque podría tener repercusión en los precios finales. El sobrecoste que implica lo asumirá con toda probabilidad el cliente que compre el producto, y no la empresa (que suelen ser no europeas) porque ello estrecharía su margen de beneficio, advierten desde el sector.

Otro impacto para el bolsillo de los consumidores puede llegar del hecho de que las empresas de comercio electrónico y aquellas que practican el dropshipping -compañías que venden productos sin manipularlos y cuando el cliente los compra se lo encargan a una tercera empresa- pagarán IVA en todos sus productos y no tendrán una ventaja fiscal frente al comercio nacional.

La digitalización ha impuesto grandes cambios en la manera de consumir.

La nueva legislación trata de unificar los umbrales límite que obligan a tributar el IVA en el país de destino (al que está dirigido el producto transaccionado), así como de facilitar el pago de este impuesto con una ventanilla única y armonizar el sistema de tributación de este impuesto en el ámbito europeo.

Con el nuevo esquema, las empresas podrán declarar y pagar de manera electrónica el IVA para todas sus ventas intracomunitarias en una única declaración trimestral, trabajando con la administración tributaria de su propio Estado miembro y en su propio idioma, incluso cuando sus ventas sean transfronterizas.

Se establece una ventanilla única de importación para el IVA para los vendedores que suministran bienes desde fuera de la UE a clientes dentro de los Veintisiete

Serán los proveedores y, en algunos casos, las plataformas digitales los que se encargarán de recaudar el IVA en el punto de venta a los consumidores y declararlo y pagarlo en el país donde se hayan registrado.

De este modo, el cliente dejará de ser quien tenga que abonar el IVA de importación en el momento en el que se le entregan los bienes, como ocurre actualmente.

El Ejecutivo comunitario considera que, además de simplificar los trámites y conseguir una mayor igualdad de condiciones entre las firmas de dentro y fuera de la UE, las nuevas normas contribuirán a que no se pierdan ingresos por este impuesto

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.