Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El CEO Ed Sebastian anuncia medidas severas en un memorando global a todo el personal

Prueba semanal y recargo médico mensual a empleados no vacunados de Delta

La aerolínea asegura que cada estadía hospitalaria media por COVID le ha costado 50.000 $ (42.500 €) por persona 26 agosto, 2021 Premium

Considerando el riesgo financiero que supone para la empresa el tratamiento de los empleados enfermos de coronavirus, Delta Airlines ha decidido aplicar a partir del 1 de noviembre próximo a los miembros de su plantilla inscritos en el plan de atención médica de la compañía y que aún no se hayan vacunado un recargo mensual de 200 dólares (170 €), así como deberán realizarse semanalmente, desde el 12 de septiembre, una prueba COVID-19. Así lo ha anunciado este miércoles en un memorándum a todo el personal global de la compañía el consejero delegado de la aerolínea estadounidense, Ed Bastian, quien ha destacado que, si bien el 75% de los trabajadores de Delta ya están vacunados, el coste de tratar el virus mortal a los que no están inmunizados pone a la empresa en un riesgo financiero recordando que “la estadía promedio en el hospital por esa enfermedad, le ha costado a la empresa 50.000 dólares (42.500 €) por persona".

“Este recargo será necesario para abordar el riesgo financiero que la decisión de no vacunar está creando para nuestra empresa. En las últimas semanas desde el surgimiento de la variante B.1.617.2, todos los empleados de Delta que han sido hospitalizados con COVID no estaban completamente vacunados ”, ha afirmado el CEO de Delta.

Sebastian ha señalado asimismo que, desde los primeros días de la pandemia, “nuestra prioridad número uno siempre ha sido proteger a nuestra gente y clientes. Durante los últimos 18 meses, hemos invertido mucho en limpieza, equipo de protección personal, pruebas y, lo que es más importante, vacunas”. Aseguró que, en total, se han administrado más de 150.000 dosis a empleados, sus familiares y amigos en las clínicas de Delta en todo el país.

Sin embargo, a pesar de tales logros, ha afirmado que las variantes de virus aparecidas recientemente “dejan en claro que queda mucho trabajo por delante. La pandemia de COVID-19 es una crisis de salud global y uno de los desafíos más peligrosos que nuestro mundo ha enfrentado en esta vida. En las últimas semanas, la lucha ha cambiado con el surgimiento de la variante B.1.617.2, una forma muy agresiva del virus. Nuestro director de Salud la describe como un ‘misil de búsqueda de calor’ que se transmite predominantemente a través de la comunidad no vacunada”, resultando en un aumento significativo de hospitalizaciones y muertes, afectando casi por completo a quienes aún no han sido inmunizados.

“La agresividad de la variante significa que necesitamos vacunar a muchas más personas, y lo más cerca posible del 100%”, agregó Sebastian.

Para los no vacunados

Con efecto inmediato, los empleados no vacunados deben usar mascarillas en todos los espacios interiores de Delta, una obligación vigente hasta que se estabilicen las tasas de casos comunitarios.

A partir del 12 de septiembre, cualquier empleado en oficinas de Delta en los Estados Unidos que no esté completamente vacunado deberá realizar una prueba de COVID cada semana mientras las tasas de casos en la comunidad sean altas. Aquellos con un resultado positivo deberán aislarse y permanecer fuera del lugar de trabajo.

A partir del 1 de noviembre, los empleados no vacunados inscritos en el plan de atención médica de Delta estarán sujetos a un recargo mensual de 200 dólares (170 €). La estadía promedio en el hospital por COVID-19 le ha costado a Delta 50.000 por persona. Este recargo será necesario para abordar el riesgo financiero que la decisión de no vacunar está creando para nuestra empresa. En las últimas semanas desde el surgimiento de la variante B.1.617.2, todos los empleados de Delta que han sido hospitalizados con COVID no estaban completamente vacunados.

A partir del 30 de septiembre, de conformidad con las leyes estatales y locales, la protección salarial de COVID solo se proporcionará a las personas completamente vacunadas que estén experimentando una infección importante.

“Las vacunas son la herramienta más segura, eficaz y poderosa que tenemos para lograr nuestros objetivos, estar a la altura de nuestros valores y seguir adelante”, concluye el CEO de Delta.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.