Diario 5326 19.07.2018 | 00:28
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteleros de Mallorca renegocian con los mayoristas o eliminan contratos de garantía

9 mayo, 2003
Empresarios hoteleros de Mallorca están renegociando o eliminando los contratos con garantía firmados con los grandes mayoristas turísticos debido a la actual incertidumbre que genera el negocio vacacional, dijo a EFE el portavoz de la Federación Hotelera de Mallorca, Antoni Fuster. Los empresarios del sector de alojamiento intentan evitar incumplimientos de mayoristas extranjeros, que después de contratar cientos de plazas para unas determinadas fechas, y en unos establecimientos concretos, ni las ocupan ni las pagan sin previo aviso o explicación alguna.
Empresarios hoteleros de Mallorca están renegociando o eliminando los contratos con garantía firmados con los grandes mayoristas turísticos debido a la actual incertidumbre que genera el negocio vacacional, dijo a EFE el portavoz de la Federación Hotelera de Mallorca, Antoni Fuster. Los empresarios del sector de alojamiento intentan evitar incumplimientos de mayoristas extranjeros, que después de contratar cientos de plazas para unas determinadas fechas, y en unos establecimientos concretos, ni las ocupan ni las pagan sin previo aviso o explicación alguna. Dos instancias judiciales de Palma, un juzgado de Primera Instancia y la Audiencia Provincial, han mantenido criterios distintos al dictar sendas sentencias sobre los contratos en garantías. Con el contrato de garantía, el operador se asegura un cupo determinado de plazas en la temporada alta, fecha en la que la demanda es mayor, a cambio de abonar las camas por adelantado. Por contra, el hotelero dispone por anticipado del dinero y le exige, asimismo, que distribuya las peticiones de reservas en los meses de baja actividad. El equilibrio se rompe cuando no se cumplen las expectativas, como está ocurriendo este año con los principales mercados emisores de turismo hacia España, principalmente el alemán, que ha sufrido acusados descensos. "Los contratos en garantías se firman en menos número que en temporadas anteriores, pero siguen existiendo en casos muy específicos", dijo Fuster. Los hoteleros advierten de que el contrato en garantía es "coyuntural", ya que esa modalidad se impone cuando la demanda es superior a la oferta y los tour operadores aceptan los contratos con garantías sólo para asegurarse las plazas en determinadas fechas del año. "Es una cuestión de acuerdo entre empresarios de un mismo sector que viajan en el mismo barco; por lo tanto, no se trata de hacer de los contratos en garantía una polémica constante", dijo el portavoz de la patronal. Los grandes mayoristas siguen dictando las leyes del mercado turístico, ya que son ellos los que manejan el 95 por ciento del movimiento vacacional. Reacios a abonar una plaza no ocupada, no dudan en cambio, en realizar reservas por encima de las previsiones con el objetivo de asegurarse una correcta comercialización. El hotelero, a su vez, cuando la demanda es superior a la oferta -como hace algunos años atrás- responde con la misma estrategia y "coloca" sus camas entre tres o cuatro mayoristas distintos originando la sobrecontratación de plazas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.