Diario 5402 16.10.2018 | 23:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Negocian con Enaire un nuevo convenio colectivo

Los controladores aéreos podrían convocar paros parciales en octubre

Las conversacones entre el sindicato USCA y Enaire se tensan en materia de salarios y jornada laboral 12 septiembre, 2014

Los planteamientos sobre la jornada laboral y los costes salariales se han convertido en el principal escollo en la negociación entre Enaire, propietaria de las acciones de Aena, y los controladores aéreos, que vienen negociando en los últimos meses el tercer convenio colectivo. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA)) propone una reducción del 20% en su remuneración, así como una rebaja progresiva de la jornada laboral hasta las 1.400 horas. Sin embargo, el gestor aeroportuario espera reducir más los sueldos y mantener una mayor duración de la jornada. Si ambas partes no acercan posturas en las próximas semanas, a finales de este mes el sindicato podría convocar paros parciales para la segunda quincena de octubre.

"Creemos que es una propuesta muy beneficiosa para la propia dinámica de la empresa. Además, garantiza que no van a subir los costes salariales, así como la viabilidad financiera", según han explicado a este diario fuentes de USCA.

El sindicato plantea una rebaja del 20% en la remuneración con respecto a 2010 y congelar los sueldos hasta 2019. En lo referente a la duración de la jornada laboral proponen una disminución progresiva hasta alcanzar las 1.400 horas, en línea con la media europea. Aseguran que ahora están en 1.595 horas, que "en realidad son 1.695 porque las 80 horas que se suponen que son voluntarias, la empresa las puede nombrar obligatoriamente si quiere", aclaran.

Asimismo, aseguran que acompañan su propuesta con un aumento de productividad "puesto que estamos en un entorno de incremento de tráfico", añaden.

Los controladores defienden que su propuesta es viable para Aena. #shu#Los controladores defienden que su propuesta es viable para Aena. Imagen Shutterstock

Sin embargo, Enaire pretende establecer 1.690 horas anuales y reducir más la masa salarial del colectivo. Además, según sostiene USCA, el ente público pretende jubilar a profesionales con salarios más elevados y sustituirlos por personal menos costoso, por lo que exigen una masa salarial única para todo el colectivo.

Los controladores no entienden la postura de la entidad pública porque "atraviesa una buena situación financiera y, además, somos uno de los proveedores de servicios más productivos de toda Europa", aseveran. Aseguran que la tasa de ruta, es decir, el coste de los aviones por sobrevolar el espacio aéreo, es la segunda más barata -por detrás de Francia- de los cinco grandes proveedores europeos.

Las condiciones laborales de los controladores se rigen actualmente por el II convenio colectivo, dictado mediante el laudo arbitral de Manuel Pimentel, emitido el 28 de febrero de 2011 y que entró en vigor un mes más tarde, una iniciativa que puso fin a un largo y tenso conflicto entre Aena y USCA. Ésta afirma que la masa salarial pasó entonces de 750 millones de euros a 480 millones. Y la jornada de 1.200 horas a 1.670, con una reducción de los descansos del 33% al 25% diarios y del 50% al 33% los nocturnos.

El gestor aeroportuario denunció dicho convenio en el pasado mes octubre con el objetivo de negociar este año un nuevo documento y llegar a un acuerdo antes del 24 de octubre.

Fuentes del ente, consultadas por Europa Press, confirmaron que la negociación "sigue abierta", pero evitaron dar detalles para no perjudicar la evolución de las conversaciones.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.