Diario 5379 18.09.2018 | 23:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Para reducir sus gastos de capital

Qantas retrasa la entrega de dos A380 para ahorrarse más de 300 M €

7 mayo, 2012

La aerolínea australiana Qantas ha pedido a Airbus retrasar la entrega de dos aviones A380, una medida que le permitirá reducir aún más los gastos de capital y racionalizar las operaciones.

La entrega de los aparatos, inicialmente prevista para principios de 2013, ha sido postergada para 2016 ó 2017, según ha apuntado el presidente ejecutivo de Qantas, Alan Joyce. Los restantes seis A380 del pedido serán entregados entre 2018 y 2019. Qantas opera actualmente 12 aviones A380.

La medida permitirá a la compañía reducir los gastos de capital en el período 2012-13 de 2.300 millones de dólares australianos (1.790 millones de euros) a 1.900 millones de dólares australianos (1.480 millones de euros).

Joyce también ha anunciado que la compañía aumentará la capacidad en las rutas nacionales para fortalecer su red en los sectores de negocios y ocio. En estos momentos, Qantas tiene una cuota del 65% del mercado doméstico de Australia.

Para ello, la aerolíneas agregará servicios durante las horas pico en las principales rutas de negocios de la costa este entre Sydney, Melbourne y Brisbane, reintroducirá sus Boeing 747 en la ruta Sydney-Perth y más A330 en la ruta Melbourne-Perth.

Su low cost Jetstar aumentará su capacidad en los mercados clave de ocio y la aerolínea regional QantasLink la incrementará con la introducción de los aviones Fokker F100 para vuelos entre Brisbane y Esmeralda.

"Nuestro objetivo en el mercado interno sigue siendo simple y coherente: tenemos la intención de mantener la cuota de mercado que nos permite maximizar las ganancias", afirmó Joyce.

La compañía está finalizando un análisis de su área de mantenimiento y evaluando opciones para su consolidación, lo que ha llevado a una nuereducción de personal. Hace unos días, Qantas despidió a 400 trabajadores de su centro de mantenimiento pesado de Tullamarine, en Melbourne, a los que podrían seguir otros 660 de la base de Avalon. "Estamos centrados en llevar a cabo aquellos cambios que incrementen la productividad y la competitividad en una amplia gama de áreas", agregó Joyce.

En febrero, la compañía había anunciado que retrasaba la entrada en su flota de sus Boeing 787-8 para recortar el gasto de capital.

Las operaciones internacionales de Qantas sufrieron una pérdida de 200 millones de dólares australianos en el último ejercicio terminado el 30 de junio de 2011. La compañía anunció entonces una nueva estrategia para mejorar la eficiencia de la flota, profundizar alianzas, retirarse de las rutas deficitarias y modernizar las prácticas operativas.

También tenía planes a largo plazo para establecer una compañía Premium con base en Asia, pero decidió posponer por varios años este proyecto luego de no encontrar un socio adecuado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.