Un grupo 83 pasajeros

Demanda a Boeing por el accidente de Asiana Airlines en San Francisco

Un grupo de 83 pasajeros que viajaba a bordo del vuelo 214 de Asiana Airlines que se estrelló en la pista del Aertopuerto Internacional de San Francisco demandará a Boeing Commercial Airplanes, alegando que el mal funcionamiento del mando automático del acelerador del avión pudo haber causado el accidente.

La compañía Asiana Airlines descartó enseguida un fallo técnico como causa del accidente en San Francisco, ocurrido el sábado 6 de julio, conuno de sus Boeing 777 que cubría la ruta Shangai-Seúl-San Francisco con 291 pasajeros -141 ciudadanos chinos, 77 surcoreanos, 64 americanos, tres indios, tres canadienses, un francés, un vietnamita y un japonés- y 16 tripulantes a bordo.

Posteriormente, se conoció que el piloto del avión estrellado aún estaba en entrenamiento para el B-777 y solo contaba con solo 43 horas de vuelo de experiencia volando el Boeing triple siete cuando intentaba aterrizar bajo la supervisión de la línea aérea surcoreana, acompañado de un piloto instructor.

Demanda a Boeing por el accidente de Asiana Airlines en San FranciscoDemanda a Boeing por el accidente de Asiana Airlines en San Francisco

La demanda

Ribbeck Law Chartered, bufete de abogados especializados en la representación de víctimas y sus familiares de accidentes aéreos en los tribunales estadounidenses, ha presentado a principios de esta semana ante la Corte de Circuito del Condado de Cook en Chicago, donde tiene su sede el fabricante de la aeronave, una petición de descubrimiento, que tiene por objeto preservar las pruebas. La empresa dijo en un comunicado de prensa que los escritos adicionales serán archivados contra Asiana Airlines y varios fabricantes de partes de componentes en los próximos días.

Adicionalmente a los potenciales problemas con el acelerador automático del Boeing 777 que están planteand en la demanda, algunos toboganes de emergencia al parecer se abrieron en el interior del avión, hiriendo a pasajeros y bloqueando su salida. Asimismo, a algunos pasajeros hubo que cortar sus cinturones de seguridad con un cuchillo, según sostiene la firma de abogados.

El pasado 6 de julio, tres adolescentes chinas murieron cuando el avión, llevando 307 personas a bordo, entre pasajeros y tripulantes, procedente de Corea del Sur, se aproximó a la pista del Aeropuerto Internacional de San Francisco, demasiado bajo y lento. El avión chocó contra un dique en el extremo de la pista de aterrizaje que la separaba del mar, arrancando la cola del aparato que se estrelló en la pista y se incendió.

"Tenemos que encontrar las causas del accidente y demandar que los problemas con la aerolínea y el avión se resuelvan de inmediato para evitar futuras tragedias”, ha destacado la abogada Monica R. Kelly, jefa del departamento de aviación de Ribbeck, en una declaración escrita.

El portavoz de Boeing, John Dern, dijo que la compañía no tenía comentarios.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.