Diario 5449 09.12.2018 | 23:48
Hosteltur: Noticias de turismo

Aumenta en Francia el denominado "turismo de bisturí"

2 agosto, 2005
Cada vez más franceses se dejan tentar por la última tendencia en materia de cirugía estética, el llamado "turismo de bisturí", que consiste en combinar intervenciones quirúrgicas con hoteles de cinco estrellas, especialmente en Túnez.
Cada vez más franceses se dejan tentar por la última tendencia en materia de cirugía estética, el llamado "turismo de bisturí", que consiste en combinar intervenciones quirúrgicas con hoteles de cinco estrellas, especialmente en Túnez. La oferta consiste en una intervención de cirugía plástica, con la correspondiente convalecencia en la clínica, y una estancia después en un hotel de alta gama, lo que cuesta la mitad menos de lo que se cobra tan sólo por la operación en Francia. Las ventajas de esta fórmula, no son únicamente de ahorro económico, sino que conllevan además una discreción que seduce a muchos clientes. Las "estancias bisturí" ofrecidas por las agencias de viajes francesas, asociadas a clínicas, especialmente en Túnez, pero también en Marruecos o Cuba, suelen durar unas dos semanas. Pero la pregunta que ensombrece esa aparente fácil y atractiva varita mágica de la belleza es: ¿ese turismo, carece de riesgos? Aunque sin caer en el alarmismo, los ministerios de Sanidad y de Turismo de Francia incitan, como mínimo, a la prudencia. Subrayan que es imposible hacerse una composición de lugar de lo que representa una intervención quirúrgica en el extranjero ante "la ausencia de garantías ofrecidas por esas agencias sobre la calificación de los médicos que van a efectuarlas y sobre el respeto a las reglas de higiene y de asepsia". También el Sindicado Nacional de Cirugía Plástica y Reparadora ha deplorado que "cada vez más gente vaya al extranjero a operarse en clínicas en las que no tienen ninguna garantía". En virtud de un decreto aprobado la semana pasada para clarificar y endurecer las condiciones en las que se pueden efectuar intervenciones quirúrgicas de estética en Francia, a partir del próximo enero para poder operar se deberá estar en posesión de un diploma de cirugía estética plástica y reparadora. Las autoridades sanitarias francesas ponen el acento también en los mayores puntos flacos del "turismo de bisturí", que son el seguimiento médico tras la intervención en caso de complicaciones y a quién reclamar en caso de problemas. El fundador de la sociedad tunecina Cosmética Travel, Houssem Azouz, uno de los pioneros en la materia, se defendió de esos ataques al asegurar, en una entrevista al diario Le Parisien du Dimanche, que tienen "muy buenos cirujanos, que han practicado en Francia" y que están cubiertos "por todos los seguros". Azouz, que dirigía anteriormente la oficina de turismo de Túnez en Londres, tuvo la idea de lanzarse en ese negocio inspirado en los sudafricanos que abrieron la brecha del filón del "turismo de bisturí" en 1999, al crear la oferta "cirugía y safari" para los anglosajones. "Sólo le quitamos una minoría de clientes a nuestros colegas franceses. No somos una industria preparada para traer chárter llenos de pacientes a Túnez", recalcó el director de la clínica asociada a Cosmética Travel, Habib Hadj Salem.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.