Seis espacios naturales europeos investigan los efectos del cambio climático en el turismo y las catástrofes

Seis espacios naturales europeos, entre ellos Sierra Nevada, participan en un proyecto europeo encaminado a investigar la incidencia del cambio climático global en aspectos sociales como el turismo, especialmente en los parajes con estaciones de esquí, como es el caso del parque granadino, o las catástrofes naturales.

La iniciativa, en la que también colabora la Universidad de Granada y centros de investigación de los países participantes, busca analizar los procesos de ese cambio global y relacionarlo con los efectos futuros que pueda tener sobre la sociedad, según ha explicado el director del Parque Nacional de Sierra Nevada, Javier Sánchez. Es el caso del turismo en las estaciones de esquí, cuyo futuro preocupa especialmente al arco Alpino por los efectos que sobre él pueda causar el cambio global, según Sánchez, quien precisó que el proyecto europeo trata de plantear alternativas contra ello. Las catástrofes naturales que pudieran derivarse del cambio global, como las inundaciones, avalanchas de nieves, deslizamiento de laderas y coladas de barro son otros de los efectos que investiga el proyecto, en el que, junto a Sierra Nevada, participan también espacios naturales de Alemania, Austria y Suecia, entre otros. Para Sierra Nevada, con menor cantidad de nieve que otros espacios naturales, ese tipo de problemas son "secundarios" frente a otros como el de los incendios forestales propiciados por el cambio o las mortandades masivas en determinadas especies vegetales, que también abarca la iniciativa, explicó el director del Parque. Este proyecto, que previsiblemente será financiado con fondos europeos, surgió del encuentro celebrado hace unos días en Zúrich (Suiza) entre los participantes en el programa "Glochamore", una iniciativa que nació en 2003 impulsada por la Unesco y que pretende crear una estrategia de seguimiento, evaluación y posibles medidas de adaptación y mitigación frente al cambio global, del que el cambio climático es "la punta del iceberg", explicó Sánchez. En esa iniciativa participan 28 reservas de la biosfera de todos los continentes, entre ellas la de Sierra Nevada, la única española seleccionada para el proyecto porque sus condiciones de latitud y altitud la convierten posiblemente en la frontera a nivel europeo "más sensible al cambio global", según el director del Parque. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.