Europa busca una clasificación hotelera común

El sector hotelero está intentando que se trabaje en armonizar las normativas de clasificación hotelera a nivel europeo, de manera que sean iguales en todos los países de la Unión. Se trata de unificar criterios, de forma que el sistema de estrellas sea un indicador fiel de la calidad del establecimiento.

"La clasificación hotelera es un asunto en el que estamos muy centrados", ha asegurado en declaraciones a HOSTELTUR el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella. Ya en agosto del año pasado, Estalella se refirió a la situación que se vive tanto en España como en Europa, donde "de los 25 países, sólo 18 tienen sistemas de clasificación y de éstos, dos son voluntarios para los hoteles". En nuestro país, además de la clasificación general, existen denominaciones que otorgan las Comunidades Autónomas, "Lujo" y "Gran Lujo", que "lo único que hacen es añadir más confusión". El periodista y profesor argentino Jorge Gobbi habla de este tema en su blog y recuerda que un 2 estrellas en determinado lugar puede ser mejor que un 3 estrellas de otra zona, diferencias que muchas veces se dan dentro de un mismo país. Resalta que las naciones suelen tener regulada esta cuestión, pero que las normativas suelen estar desfasadas. Precisamente, en España, el modelo actual es calificado de obsoleto por los profesionales hoteleros, debido a que califica esencialmente los elementos estructurales de los establecimientos, dejando de lado otros aspectos tan importantes como el servicio. En relación a este aspecto, el director general de Turismo de Destinum.com, Edu William, también en su blog, se pregunta si sirve para algo la categorización oficial. Indica que la categoría la dan los clientes, no la Administración. "¿No es mejor una horquilla tipológica estilo básico, medio, lujo, que aseguren normativas básicas…, y que el mercado categorice, hable y revise la calidad de cada establecimiento de manera permanente y continua?", propone. Se trata, sin duda, de un tema que preocupa al sector, como así lo demuestra que, tal y como recogió este diario, el Plan del Turismo Español Horizonte 2020 considere urgente revisar el sistema actual de categorización de los hoteles. Es una revisión que lleva siendo solicitada desde hace tiempo por los profesionales hoteleros. Desde hace más de un año, la CEHAT está trabajando en un proyecto para marcar unos estándares que permitan una clasificación más acorde con la realidad, según explicaron en su momento a HOSTELTUR fuentes de la confederación. Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 
categorizacion dentro.jpgcategorizacion dentro.jpg

categorizacion dentro.jpgcategorizacion dentro.jpg

categorizacion fuera.jpgcategorizacion fuera.jpg

Comentarios 4

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Victor Goitia Serra10/10/2007 13:10:00

Mi nombre es Víctor Goitia y soy estudiante de turismo en el CETT, centro adscrito a la Universidad de Barcelona. Durante este verano llevé a cabo el proyecto de final de carrera, junto a mi compañera Núria González. Al proyecto lo llamamos "¿Aún se pueden ver las estrellas?". Éste proyecto quiere ser un análisis del panorma actual, tanto europeo como español, en cuanto a sistemas de clasificación hotelera se refiere.

Tal y como se apuntaba en la noticia, la situación actual es cuanto menos alarmante. Cada país gestiona de forma distinta su sistema de clasificación hotelera, medienta unos criterios que difieren mucho los unos de los otros. Tal situación crea una gran problema a la hora de posicionar Europa como un destino sólido, que garantice a los turistas uno estándares de calidad mínimos, independientemente del país al que se viaje.

Me gustaría apuntar, que previo análisis de cada uno de los sistemas de clasificación existentes en los diferentes países miembros de la Unión Europea, existe alguna información vertida en el artículo que no es del todo cierta.

Todos los países de la Unión Europea disponen de un sistema de clasificación propio, exceptuando Finlandia. Tales sistemas son de naturaleza muy variada. Algunos son de naturaleza obligatoria como sería el caso de España, Italia, Chipre o el Benelux (Holanda no); y otros de naturaleza voluntaria como en Alemania, Francia, Austria o Dinamarca.

Otro punto que me gustaría resaltar es el hecho de que las normativas de clasificación hotelera más pobres y anticuadas, sean las aplicadas por los países ubicados en las primeras posiciones del ránking de destinaciones turísticas (este hecho da que pensar). Así, España, Italia o Francia presentan los sistemas más antiguos de la Unión Europea. Estos sistemas solo se refieren a aspectos estructurales y se encuentran claramente desfasados.

Finalmente comentar que los principales organismos turísticos y hoteleros internacionales se oponen totalmente a la creación de un sistema único europeo (HOTREC e IH&RA), alegando la dificultad de armonizar tal disparidad de criterios, muchos de ellos impregnados con aspectos culturales.

Pese a tal negativa, si que se puede observar por parte de los diferentes países un cierta tendencia unificadora. Así, por ejemplo, se ha creado una alinza entre los países bálticos y los nórdicos para la creación de un sistema de clasificación común. Por otro lado, existen estrechos parecidos entre las normativas de Irlanda y Hungría o la de Suecia y Dinamarca.

Con ello, pretendemos mostrar que pese a que los organismos internacionales nieguen la posibilidad de crear un sitema europeo de clasificación de hoteles, las situaciones reales que se estan produciendo en la UE muestran todo lo contrario.

A modo de reflexión me gustaría comentar: y España sigue con sus normativas de clasificación hotelera regionales anticuadas, opsoletas y de aplicación cuanto menos dudosa, viviendo de las rentas de los éxitos del pasado. Pero yo me pregunto, ¿Por cuanto tiempo?

00 Más comentarios del lector Responder

Oriol Miralbell10/10/2007 10:10:00

Hace unos 15 años, dentro de un proyecto Europeo de creación de un sistema de información y reservas, surgió, entre otros el problema de las clasificaciones diferentes que conviven dentro de Europa en lo que se refiere a los servicios turísticos.
Después de muchos debates, no conseguimos llegar a un acuerdo, ya que la normativa europea es muy diferente en cada país.
De hecho, la Comisión Europea podría intervenir, si lo considerara necesario, acogiéndose a la defensa del consumidor, puesto que la situación actual es claramente perjudicial para la transparencia informativa.
Hay que decir, sin embargo, que los gobiernos nacionales y las organizaciones empresariales han entendido hace tiempor la necesidad de introducir estándares de calidad en sus servicios, de modo que nos encontramos en una situación un poco extraña.
Existen unos niveles de calidad en los servicios turísticos bastante estandarizados en la gran mayorçia de países europeos, mientras que la información de los catálogos o las webs turísticas es diferente en cada país.
Otra cosa, es si debe ser la Comisión Europea quién intervenga en la clasificación de los hoteles, o ha de ser el mercado. Si tenemos en cuenta las cadenas hoteleras, la segunda solución bastaría, pero, en un sector tan atomizado, compuesto de PyMEs, ya no está tan claro.

00 Más comentarios del lector Responder

Julio García10/10/2007 14:10:00

Si dentro de un pais como el nuestro no existe uniformidad a la hora de categorizar las estrellas, ¿como va a existir unidad de criterio a nivel internacional para fijar unos requerimientos fundamentalmente de instalaciones?. La solución reside, a mi modo de ver, en el proceso de normalización internacional en el ámbito turístico, del que deben generarse unas Normas ISO para cada subsector turístico, que garanticen el cumplimiento de unos referenciales de calidad, centrados fundamentalmente en los servicios prestados al cliente

00 Más comentarios del lector Responder

Julio García10/10/2007 14:10:00

Si dentro de un pais como el nuestro no existe uniformidad a la hora de categorizar las estrellas, ¿como va a existir unidad de criterio a nivel internacional para fijar unos requerimientos fundamentalmente de instalaciones?. La solución reside, a mi modo de ver, en el proceso de normalización internacional en el ámbito turístico, del que deben generarse unas Normas ISO para cada subsector turístico, que garanticen el cumplimiento de unos referenciales de calidad, centrados fundamentalmente en los servicios prestados al cliente

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.