Ahorro del 25% en combustible y emisiones de CO2

Siete aeropuertos españoles implantan los aterrizajes verdes

El Aeropuerto de Madrid-Barajas ha sido el primero de la red de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) en implantar los denominados aterrizajes verdes, una maniobra de aproximación que consiste en realizar un descenso continuo sin tramos horizontales y a régimen bajo de motor. Para finales de año, siete aeropuertos establecerán el procedimiento para todos los aterrizajes en sus pistas. 

Antes de que finalice el año, el procedimiento será extendido, a partir del 23 de septiembre, a los de Alicante y Valencia; del 18 de noviembre a los de Barcelona, Santiago de Compostela y Málaga y, desde el 16 de diciembre, a Palma de Mallorca y Gran Canaria.

Ahorros del 25%

Estas operaciones permiten disminuir un promedio de un 25% en las emisiones de CO2 en cada maniobra de aproximación y un ahorro del 25% en el consumo de combustible, así como una importante reducción de las emisiones acústicas en el área próxima al aeropuerto.
 
Su impacto se traduce en un ahorro anual de 25.000 toneladas en el consumo de combustible y una reducción de 75.000 toneladas al año en la emisión de CO2, lo que supone entre 100 y 160 kilogramos de combustible por vuelo menos y entre 300 y 489 kilogramos de emisiones de CO2 por operación menos. Sólo en combustible, las aerolíneas ahorrarán al año entre 12 y 15 millones de euros.
 
Desde el pasado día 26 de agosto, las compañías aéreas que operan en el Aeropuerto de Madrid Barajas pueden realizar este tipo de maniobra, en horario nocturno. De hecho, Iberia ya opera con este procedimiento, especialmente en sus vuelos transatlánticos que llegan a Barajas en las primeras horas del día.
 
En mayo del año pasado, Aena, Iberia e Ineco realizaron 620 vuelos de prueba utilizando este tipo de maniobra de descenso. También ha participado Air Europa, dentro del proyecto AIRE (iniciativa Atlántica para la reducción de emisiones), impulsado por SESAR Joint Undertaking (SJU) -empresa creada por la Comisión Europea, Eurocontrol y la industria aeronáutica de cara a un Cielo Único- y la autoridad aeronáutica americana (FAA).
 
Plan de acción medioambiental
 
La implantación de aterrizajes verdes supone la primera fase del plan de acción medioambiental puesto en marcha a mediados de octubre pasado por el Ministerio de Fomento, a través de Aena, cuyo objetivo fundamental es la reducción las emisiones acústicas y de CO2 de las operaciones aeroportuarias.
 
El plan  contempla además la introducción de maniobras de precisión en despegues, la prohibición de operar aviones ruidosos, un sistema global de monitoreado de ruido y la incorporación de vehículos eléctricos a la flota del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Las cinco acciones

Según el gestor aeroportuario, en un año todos los aeropuertos españoles implantarán aproximaciones verdes en horario nocturno, lo que reducirá el impacto del ruido entre cuatro y seis decibelios en las poblaciones situadas a más de 18 kilómetros de las pistas de aterrizaje.
 
En cuanto a la prohibición de aeronaves ruidosas, la medida que ya es efectiva en el aeropuerto de Madrid-Barajas desde 2007 y en Barcelona El Prat desde el año pasado, a lo largo de 2010 se está extendiendo a los aeródromos de Palma de Mallorca, Málaga, Gran Canaria, Tenerife Sur, Valencia y Alicante y, paulatinamente se aplicará en el resto de los 47 aeropuertos de la red.
 
Esta prohibición afecta específicamente a los aparatos denominados "marginalmente conformes" por estar en el límite del nivel de ruido permitido y se trata de los modelos Boeing B747-200-300, DC 8-50/60, B727, Tupolev-154, Ilhusin IL-76 o Airbus A300/B2. No obstante, en la actualidad ninguna aerolínea española dispone de estas aeronaves en su flota y tan sólo 1% de las compañías que operan en España disponen de este tipo de aviones.

Paralelamente, Aena ha venido realizando un estudio para la implantación de maniobras de precisión en despegues (P-RNAV) en los aeropuertos de mayor tráfico, así como mecanismos que permitan asegurar el seguimiento con precisión de dichas rutas, evitando desviaciones que afecten negativamente a núcleos de población.
 
También se está incorporando a la flota del aeropuerto de Madrid Barajas vehículos eléctricos e instalará una red de cargadores rápidos para evaluar la viabilidad de su utilización en condiciones reales de operación para servicios como handling o traslado de maletas, tareas propias del 60% de la flota del aeropuerto madrileño. La iniciativa, que podría extenderse en un futuro a otros aeropuertos.
 
El plan cuenta con el apoyo del sector cuyos representantes han sido incorporados al Grupo de Alto Nivel para la compatibilidad de las operaciones aeroportuarias con el entorno, que integra Aena, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA), el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) y los fabricantes Boeing y Airbus.
 
Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/dianaramonv 
http://twitter.com/hosteltur

 
vuelos-aterrizaje-verde DENTRO.jpgvuelos-aterrizaje-verde DENTRO.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.