Diario 5688 15.09.2019 | 16:36
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Una ONG pide más recursos para tratar las aguas residuales

Los cruceros por el Nilo, cuestionados por la contaminación que producen

30 octubre, 2010
La vida en el Nilo corre el riesgo de morir en 15 años si no se ataja la contaminación que sufre el mayor río del continente africano. Las fábricas, la agricultura y también los barcos turísticos están contribuyendo a que sus aguas sean cada vez más turbias.
Según el informe "El río Nilo, entre la contaminación y la pérdida", publicado recientemente por el Centro Habi para los Derechos Medioambientales, los más de 300 hoteles flotantes entre las ciudades de Luxor y Asuán contribuyen a la contaminación del Nilo, al descargar en él sus aguas de desecho.

"El problema es que sus sistemas para el tratamiento de aguas residuales no son suficientes: no tienen los canales para descargar rápido y hay pocos lugares para recibir y tratar esta agua", dijo a la agencia de noticias Efe el director de la División de Investigación Medioambiental del Centro Nacional de Investigación (CNI), Ahmed Shaban.

Según el informe, 17.000 niños mueren de gastroenteritis al año por beber agua contaminada del Nilo, mientras que los fallos renales, también ocasionados por tomar agua sucia, son cuatro veces más comunes en Egipto que en el resto del mundo.

Para Shaban, no obstante, los barcos no tienen toda la culpa, sino que la comparten la población y las fábricas a orillas del río que vierten en él agua contaminada. "Ese es nuestro problema: la población aumenta, la contaminación aumenta, las fábricas aumentan y todo va al río", dice Shaban.

También se ha producido una reducción significativa de la biodiversidad acuática, con la desaparición de 33 tipos de peces y el peligro de extinción para otros 30.

Según el científico, "si seguimos incrementando la contaminación a este ritmo, el Nilo probablemente morirá en 15 años".

Barcos con sistemas de tratamiento de agua

Mossad Sekry, representante de una agencia turística que ofrece cruceros de 4 días entre Luxor y Asuán, explica: "Todos los cruceros que ofrecemos son en barcos que tienen sistemas de tratamiento de agua adecuados".

Según Shaban, no hay razón para desconfiar de Shekry ni de las agencias turísticas que ofrecen cruceros en hoteles de primera calidad, pues el turismo de lujo suele utilizar grandes barcos, conectados al sistema de captación de aguas residuales.

"El problema -explica- está en los barcos más baratos, que no tienen sistemas de tratamiento".

La solución, según el representante del CNI, tiene dos fases: que el Gobierno aplique la ley para que los dueños de los barcos adopten medidas de protección del medio ambiente y que los mismos dueños tengan la voluntad de invertir en ello y construyan más centros de captación de aguas de desecho.

HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)
Noticias online de turismo en Twitter
Noticias online de turismo en Facebook

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.