Hosteltur: Noticias de turismo
Por Redaccion Equipo, en Hoteles y Alojamientos

El alquiler vacacional, acelerador de la recuperación económica

Genera un gasto superior a 550 euros por persona durante su estancia, según los datos del VI Barómetro del Alquiler Vacacional en España de la Universidad de Salamanca 13 julio, 2021 (18:49:01)
Imagen nota de prensa Hosteltur

El sector turístico esperaba como agua de mayo la temporada estival. El proceso de vacunación en nuestro país, que se ha acelerado en los últimos meses, ha animado a muchos españoles a viajar durante este verano dentro de nuestro país y el único “pero” está en cómo la evolución de la pandemia ha hecho que España entre en la “lista negra” de algunos países europeos emisores de turistas a nuestro país como son Alemania o Francia, entre los más recientes, que recomiendan no viajar a sus ciudadanos con destino a nuestro país.

Este comportamiento ha sido paliado, en gran parte, por el comportamiento de los propios españoles. Datos como el de la propia DGT, que prevé que se produzcan 91,2 millones de desplazamientos durante la operación especial de tráfico para este verano -los mismos que en 2019, récord histórico-; o el de BBVA Research, de hace pocos días, en el que señala que el gasto turístico nacional se situó en junio un 4% por encima del mismo mes de 2019 (dato preCovid), son dos muestras de optimismo y evidencian el resurgir del sector.

Con este escenario, el alquiler vacacional tendrá un papel destacado en la recuperación económica de nuestro país ya que se erige como alternativa para los turistas y, también, como motor turístico urbano y palanca del crecimiento con un gasto superior a 550 euros por persona durante toda su estancia, según los datos del VI Barómetro del Alquiler Vacacional en España de la Universidad de Salamanca. Además, este gasto no solo se realiza en el alquiler de la vivienda, que solo es de alrededor de una cuarta parte, sino que repercute en otros sectores también damnificados por la pandemia como los restaurantes y bares, en los que cada huésped se gasta alrededor de 126 euros o en tiendas y supermercados de proximidad, con 69 euros. De hecho, seis de cada 10 euros se gastan en establecimientos cercanos al lugar de alojamiento frente al 30% del resto de los alojamientos turísticos.

Las cifras ponen de relieve que el alquiler vacacional es un motor para acelerar recuperación económica con un modelo de turismo de calidad, sobre todo, a la vista de su efecto tractor en sectores tan damnificados por la pandemia como el del comercio o la hostelería, o incluso en localidades y provincias aledañas como distribuidor territorial del gasto.

El levantamiento del estado de alarma a partir del 9 de mayo ha empujado el consumo fuera de la provincia de residencia, lo que ha animado el gasto turístico nacional y ha provocado el retorno a la normalidad en 2021. De hecho, las perspectivas son muy halagüeñas para el sector: ocho de cada diez españoles usarán el vehículo privado para sus viajes este verano, según el Observatorio RACE, y la previsión es que la llegada de turistas extranjeros se recupere conforme avancen las semanas y dejemos de estar en la “lista negra” para algunos países europeos cuyos residentes nos visitan en masa como son Reino Unido, Francia o Alemania.

La posible salida de esa “lista negra” sería otro gran aliciente para el sector en las próximas semanas ya que el mes de julio y agosto acaparan la mayor parte del gasto turístico nacional. En esos dos meses de verano, la recaudación supone más de uno de cada cuatro euros anuales (26%), por lo que se antoja fundamental para la recuperación del sector y, por ende, para la economía del país.

Las perspectivas también se pueden ver impulsadas, en el caso de Madrid, por la normativa que ultima el Ayuntamiento y que devolverá la seguridad jurídica al sector. Desde nuestra propia asociación hemos dado un paso al frente presentando hace semanas una batería de medidas al consistorio madrileño para garantizar la buena convivencia con los vecinos y evitar la sobreocupación, dos de los grandes desafíos para el alquiler vacacional. Entre ellas hemos destacado limitar a cuatro de cada diez el número de nuevas viviendas de alquiler vacacional en edificios o un censo con un sistema de plazas limitadas -de acuerdo a criterios objetivos- pero dinámico.

En definitiva, el alquiler vacacional es una alternativa real para los turistas y tendemos la mano al resto de actores del sector para que España vuelva a ser uno de los destinos con mayor proyección internacional puesto que contribuimos a dar encaje a un modelo de turismo de calidad y sostenible cada vez más demandado y que, sin duda, ha venido para quedarse en todas las ciudades punteras del mundo.

Adolfo Merás, presidente de Madrid Aloja, kilómetro cero del alquiler vacacional en España con casi una de cada cuatro viviendas de uso turístico en Madrid