Hosteltur: Noticias de turismo
Por canalesdecomunicacion, en Hoteles y Alojamientos

Castilla Termal Hoteles reduce la huella de carbono de sus establecimientos.

La cadena se adhiere al Pacto Mundial de las Naciones Unidas y a la Campaña Altavoz ODS, que pretende extender el conocimiento y respeto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 9 agosto, 2021 (13:03:50)
Imagen nota de prensa Hosteltur
Desde que en 2017 Castilla Termal Hoteles inscribiera a todos sus establecimientos en el Registro de Huella de Carbono, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el volumen de emisiones de la cadena no ha dejado de mermar. Así lo confirma la Calculadora de Huella de Carbono, una herramienta del Ministerio para la Transición Ecológica, que verifica que las emanaciones de gases de efecto invernadero de cada uno de los hoteles se ha reducido durante 2019 hasta llegar a un ratio por cliente de 10 kgs, en el caso de Castilla Termal Monasterio de Valbuena; 7 kgs, en el Balneario de Olmedo; 13 kgs, en el hotel situado en Burgo de Osma y 15 kgs de CO2/cliente, en el Balneario de Solares. La huella de carbono mide la cantidad de gases de efecto invernadero que son emitidos a la atmósfera por cada persona y puede reducirse implementando medidas relacionadas con el uso de la energía, el transporte o, incluso, la procedencia de los productos y servicios necesarios para el correcto funcionamiento de cada uno de los establecimientos. Así, entre las medidas adoptadas por Castilla Termal Hoteles para reducir la huella de carbono está la eliminación total de plásticos de un solo uso (envases, bolsas, amenities…); el máximo grado de digitalización, que permite reducir la cantidad de papel empleado; el uso de energías verdes (biomasa, geotermia y energía solar); la apuesta por la movilidad sostenible (habilitando estaciones de carga de vehículos eléctricos en todos los establecimientos e impulsando el uso de vehículos alternativos, como la bicicleta) o el sistema de gestión de iluminación de las zonas comunes que permite controlar el encendido individual de cada zonal del hotel y, así, optimizar el control, análisis, supervisión y la eficiencia energética general del establecimiento.

De igual manera, el hecho de contar con proveedores de cercanía, que no tengan que recorrer grandes distancias a lo hora de proporcionar productos y servicios a los hoteles, o la creación de huertos propios de producción ecológica, que permite abastecer la cocina de los establecimientos, son acciones que también contribuyen a mermar la huella de carbono de la cadena. Finalmente, el alma ECO de Castilla Termal Hoteles también se deja notar en su proyecto de economía circular, a través del cual se reciclan y recuperan los restos de jabón de los huéspedes (hasta el 82% de cada pastilla), gracias al trabajo de la Fundación Intras que emplea a personas con enfermedad mental grave y genera con estos restos nuevas pastilla de jabón que son donadas, a su vez, al programa de personas sin hogar del Ayuntamiento de Valladolid. De igual manera, este programa de economía circular también permite reutilizar y reciclar materiales textiles de uso corriente en los establecimientos hoteleros, como la ropa de cama, uniformes, manteles, etc.

El compromiso de Castilla Termal Hoteles con la sostenibilidad ha llevado también a la creación de un plan estratégico específico en este ámbito, que pasa por la adhesión de la cadena al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, lo que supone un apoyo decidido a la mayor iniciativa corporativa en materia de sostenibilidad y que viene a reafirmar la apuesta histórica de la cadena por los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así, Castilla Termal Hoteles se suma a la Campaña Altavoz ODS, de manera que la cadena generará y difundirá contenidos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible tanto a través de sus redes sociales como de su blog con el objetivo de que todos sus huéspedes, clientes, usuarios y seguidores conozcan al detalle en qué consiste cada uno de esos objetivos y cómo se hace posible en los establecimientos de la cadena. Unos objetivos que se materializan, en el caso de Castilla Termal, no solo con el compromiso para la reducción de la huella de carbono, sino también mediante acciones como la rehabilitación del patrimonio, los planes para una gestión responsable del agua, la recogida selectiva y gestión de residuos o el esfuerzo para consolidar las ubicaciones rurales en las que se asientan los hoteles y sus alrededores.

En palabras de Rocío García Serrano, directora de calidad de Castilla Termal Hoteles, “desde nuestro origen somos conscientes de nuestra obligación de desarrollar nuestra actividad impulsando iniciativas económicas, sociales y medioambientales que generen un impacto positivo medible. Un compromiso que se muestra en cada paso que damos y que confirma que Castilla Termal tiene alma sostenible desde hace más de 15 años”.