Diario 2176 15.12.2019 | 04:35
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Las empresas no pueden invertir por la negativa de Estados Unidos

Cuba necesita infraestructuras para poder recibir ferrys desde Estados Unidos

16 octubre, 2015

El Gobierno de Estados Unidos ha admitido que existen más de 15 "licencias específicas" para servicios de ferry de pasajeros a Cuba, pero no podrán operar de manera inmediata porque hace falta "crear infraestructuras" en la isla, afirmaron fuentes del Ministerio de Transporte (Mitrans) del país caribeño.

"En mayo la Oficina de Control de Activos Financieros (OFAC, del Tesoro) emitió las primeras licencias para el servicio de ferry, y estos momentos hay más de 15 concedidas, es decir que existe una flexibilización en este sentido", dijo el director de Relaciones Internacionales del Mitrans, Iván Ricardo Chacón.

Durante una vídeo-conferencia en la sede de la Cancillería cubana sobre los daños económicos provocados por el embargo de Estados Unidos, Chacón advirtió no obstante que no se puede "empezar mañana" estas operaciones si "hemos estado 54 años sin ferris precisamente por culpa de los Estados Unidos"

El directivo precisó que para comenzar estos viajes se necesita "crear infraestructura" y "hacer reparaciones", proyectos que muchas de las compañías norteamericanas autorizadas quieren emprender pero no pueden hacerlo por la negativa de Washington de conceder créditos para invertir en Cuba, "aún a privados".

En su intervención Chacón no especificó el nombre ni la procedencia de las compañías que habrían sido autorizadas.

Sin embargo, en el mes de julio la compañía Baleària obtuvo la primera licencia para rutas marítimas entre EE.UU. y Cuba.

Cuba necesita infraestructuras para poder recibir ferrys desde Estados Unidos

Durante su comparecencia, el funcionario informó además de que durante el pasado año debido al impacto del embargo -política a la que el Gobierno cubano se refiere siempre como "bloqueo"- se reportaron unos 520 millones de dólares de pérdidas en el transporte.

Específicamente en el sector marítimo, señaló que de más de mil cruceros turísticos que se podrían recibir al año, solo entraron a puerto cubano 181 embarcaciones, para "solo un 16 % de la capacidad", debido a que se necesita "un tipo de licencia específica" por parte de la Oficina del Tesoro norteamericano.

En mayo pasado la OFAC anunció la concesión de las primeras licencias para el servicio de ferris de pasajeros entre las dos naciones, separadas por 90 millas, y que el 20 de julio retomaron relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de enemistad.

Tras retomar vínculos, los dos Gobiernos emprenden ahora una etapa de "normalización" en sus relaciones, cuyo principal obstáculo sigue siendo el embargo económico y financiero impuesto a la isla desde 1962.

En esta afirmación coincidió Ana Teresa Igarza, directora general de la Zona de Desarrollo Especial Mariel (ZDEM), principal proyecto de Cuba para atraer inversiones extranjeras, quien identificó al embargo y su poder para sancionar a empresas que hagan negocios con la isla, como un gran motivo disuasorio para compañías extranjeras.

"Muchas empresas se limitan o nos dicen que quieren esperar a ver cómo se desarrollan las relaciones con EE.UU.", insistió la directiva del ZDEM, único lugar en la isla comunista donde se podrán instalar compañías extranjeras sin asociarse con sus pares cubanas estatales, y visitado ayer por la secretaria de Comercio de EE.UU, Penny Pritzker.

Según datos oficiales difundidos este jueves, en 2014 el embargo norteamericano generó pérdidas a la economía de la isla por unos 3.850 millones de dólares, de ellos más de 1.000 millones por "operaciones no concretadas" con empresas extranjeras.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.