Diario 2224 19.02.2020 | 10:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Comenzará a aplicarse en 2018

Italia aprueba un plan para alejar los cruceros de Venecia

9 noviembre, 2017

El Ministerio italiano de Infraestructuras y Transportes anunció un plan para alejar progresivamente en los próximos tres años el paso de los cruceros y otras embarcaciones frente a Venecia, que, sin embargo, no ha satisfecho a las asociaciones de ciudadanos y ecologistas.

En un comunicado emitido anoche se anunciaba que el Comité interministerial sobre la Laguna de Venecia había llegado a una solución para evitar el polémico paso de los grandes cruceros y otros barcos frente a la plaza de San Marcos.

Las imágenes de estos rascacielos sobre el mar que pasaban y se detenían frente a la Plaza de San Marcos y el Palacio Ducal habían dado la vuelta al mundo y provocado fuertes críticas.

La medida de acabar con el paso de los grandes barcos era una de las condiciones que había impuesto la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para evitar que Venecia fuese eliminada de la lista de ciudades patrimonio de la humanidad para ser considerada lugar en peligro.

Desde enero de 2018 comenzará a aplicarse así el plan de reducción del paso de los barcos.

Italia aprueba un plan para alejar los cruceros de Venecia


El ingreso quedará por el momento abierto a los barcos hasta las 55.000 toneladas de peso, por lo que los grandes cruceros ya no entrarán por el actual ingreso frente a San Marcos sino que atravesarán el alternativo paso de Malamocco para atracar en el puerto de Marghera, en la localidad de Mestre.

Los turistas serán así trasladados en autobuses hasta la entrada de la ciudad.

Muchos venecianos congregados en asociaciones como el denominado "Comité No a las Grandes Naves en Venecia" llevaban años intentando evitar el paso de los grandes barcos y cruceros ante la ciudad.

El naufragio del crucero Costa Concordia en 2012 frente a la isla de Il Giglio, en el centro de Italia, hizo saltar todas las alarmas de lo que habría podido ocurrir si hubiese sucedido en la ya frágil Ciudad de los Canales. Tras ello se aprobó en 2014 un decreto para buscar alternativas para el alejamiento de las naves mayores de 40.000 toneladas, que hasta ahora había quedado en stand by.

Con otra ley durante el gobierno de Enrico Letta en 2014 se prohibió el paso de los barcos superiores a las 96.000 toneladas, con la que ya se había limitado la entrada de una buena parte de los grandes cruceros.

Pero la noticia del acuerdo no ha satisfecho al "Comité No a las Grandes Naves", que en junio recogió 18.000 votos para que desapareciesen completamente los cruceros de la Laguna y fuesen desviados hasta el puerto de Trieste.

Por ello aseguraron en un comunicado que la solución ofrecida por el Gobierno es "la peor posible", ya que no soluciona el impacto medioambiental sobre la Laguna y continuará causando "efectos devastadores para el equilibrio medioambiental del área".


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.