Diario 2397 19.10.2020 | 20:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Entrevista al ministro de Turismo de Brasil en FITUR

Marx Beltrão: “Esperamos que el turismo en Brasil crezca entre 7% y 8% en 2017”

31 enero, 2017

Marx Beltrão asumió el 5 de octubre de 2016 como ministro de Turismo de Brasil en el gabinete de Michel Temer. Tres meses después asistió a la feria FITUR de Madrid donde se encontró por primera vez con algunos de sus colegas sudamericanos para conversar sobre temas de actualidad y de integración regional. En la presentación de Paraguay -donde fue anunciado el proyecto multidestino de las Rutas Jesuíticas- Beltrão dialogó con HOSTELTUR LATAM. Destacó que Brasil tuvo un año olímpico mucho más fructífero a nivel turismo que Inglaterra en 2012 y apuntó que su país espera superar los 7 millones de extranjeros en 2017, recuperar inversiones y fortalecer su balanza turística.

¿Con qué objetivos vino Brasil a la feria FITUR 2017 en Madrid, una ocasión importante para mostrarse en mercados de España y otros países de Europa?

Es una oportunidad para divulgar los destinos brasileños, el turismo nacional, aquí en España para todo el trade turístico de España y también mundialmente. Aquí en FITUR están casi todos los países del mundo que trabajan con turismo y en ese sentido es una oportunidad única. El turismo, pase lo que pase, crece cada vez más y esa integración es fundamental para que en 2016 se hayan registrado 1.200 millones de personas viajando por el mundo. Los países deben fomentar sus destinos y sus políticas de turismo, ya que es un sector que continúa generando empleo e ingresos en cada uno de los países.

Marx Beltrão, ministro de Turismo de Brasil en FITUR 2017.
Marx Beltrão, ministro de Turismo de Brasil en FITUR 2017.

¿Brasil espera que el sector se estabilice y crezca tras un par de años de recesión?

El turismo en Brasil viene creciendo hace muchos años. En 2016 marcamos un récord de visitas de extranjeros con 6,7 millones en el año de los Juegos Olímpicos. Comparando con Inglaterra, que en su año olímpico (2012) creció 0,9%, Brasil creció 4,8%. La tendencia a partir de ahora es a crecer aún más y aumentar el turismo internacional para nuestros países como objetivo único: generar puestos de trabajo, divisas, atraer inversiones para que los países puedan seguir avanzando. Ferias como FITUR son importantísimas para mostrar al mundo que tenemos los brazos abiertos para que los empresarios puedan invertir en nuestros países.

¿Cómo se combinan las estrategias en los destinos de la región y los mercados más lejanos para atraer turismo?

Debemos trabajar principalmente la conectividad aérea para que en los mercados distantes crezcan las posibilidades de viajar a nuestros países, conjuntamente con la difusión para que las personas tengan la opción de elegirnos. Los países de América Latina deben tener sus políticas propias pero también es necesario promover los destinos en forma integrada, como es el caso en América del Sur de las Rutas Jesuíticas que compartimos cinco países. También es importante que lleguen vuelos internacionales a destinos distintos que Sao Paulo y Rio de Janeiro, al Nordeste, Centroeste y la región Norte. En ese sentido queremos fomentar más destinos y más viajes integrados.

Brasil ha hecho obras importantes, como nuevos aeropuertos, ¿qué se necesita a nivel de infraestructura para seguir creciendo?

Como sede de la Copa del Mundo y de los Juegos Olímpicos se avanzó mucho en infraestructura. Los aeropuertos están preparados para recibir más vuelos y más cantidad de pasajeros, incluso los aeropuertos regionales. Fueron hechos centros de convenciones por todo Brasil y otros están siendo construidos, además de terminales turísticos para recibir cruceros en los puertos. Otros terminales serán construidos en este 2017. Muchas ciudades mejoraron sus sistemas de saneamiento y otras condiciones que permiten que el turista sea bien recibido en Brasil y pueda hablar positivamente de su experiencia. De cada 10 turistas que llegan a Brasil, 9,2 se va diciendo que quiere volver y que le gustó la experiencia.

A su vez, Brasil es un mercado emisivo importante y esto impacta en la balanza comercial del sector porque el brasileño gasta mucho en el exterior. ¿Cómo trabaja el gobierno desde esta perspectiva?

Nosotros exportamos más turistas de los que recibimos, eso desde el punto de vista económico no es bueno para el país. Pero tenemos un turismo interno, nacional, que es muy fuerte. Somos el tercer mercado de aviación civil del mundo, eso muestra que el turismo nacional es muy importante, con más de 70 millones de turistas nacionales viajando por Brasil. Aunque es cierto que hay más brasileños viajando al exterior que extranjeros llegando a Brasil. Por eso estamos invirtiendo en la promoción de los destinos, facilitando el arribo de emprendimientos para el país, para que esa balanza pueda cambiar. El turismo internacional, que el año pasado creció 4,8%, esperamos que en 2017 crezca de 7% a 8%. Si a lo largo de los años hacemos los cambios adecuados que nuestro gobierno está impulsando, las medidas económicas tomadas para que el país pueda salir de la crisis y volver a crecer, a producir, el turismo es uno de los aportes que Brasil está haciendo para contribuir al crecimiento y atraer divisas.

El ministro brasileño con su colega paraguaya, Marcela Bacigalupo, en la presentación de los circuitos de Rutas Jesuíticas en FITUR.
El ministro brasileño con su colega paraguaya, Marcela Bacigalupo, en la presentación de los circuitos de Rutas Jesuíticas en FITUR.

El sector de cruceros es uno de los que ha bajado en los últimos años, ¿se está haciendo algo al respecto?

Cruceros es uno de los temas que estamos atendiendo. Los puertos turísticos brasileños no tenían infraestructura, terminales de pasajeros, y las tasas también han sido altas para el atraque de los barcos. Se han emprendido obras, algunos terminales de pasajeros ya están prontos, otros están en construcción y algunos más comenzarán a ser construidos en 2017. Brasil encaja perfectamente en el perfil de las compañías de cruceros marítimos; hacían falta algunas inversiones así como trabajar para disminuir los costos para que los cruceros puedan operar en los puertos y el mercado crezca. 

¿Qué se entiende por eliminar la burocracia, algo que usted ha mencionado?

Significa liberación de visas, licencia ambiental diferenciada para proyectos turísticos, legislación fiscal y tributaria diferenciada para que los inversores puedan ver a Brasil como un buen negocio, como un país con los brazos abiertos.

 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.