Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crisis por coronavirus

Brasil: la demanda de vuelos domésticos creció un 15,7% en noviembre

El país sigue achicando las pérdidas respecto a 2019 y acelera su recuperación de cara a las Fiestas 22 diciembre, 2020

Según datos de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), Brasil continúa recuperando sus cielos internos a un ritmo más rápido que el del resto de la región. En noviembre, la demanda de cabotaje creció un 15,7% en relación a octubre, y las pérdidas contra el mismo mes de 2019 ya son del 34,5%, mientras se espera un alto tránsito durante la alta temporada de las Fiestas.

De acuerdo a las previsiones de la International Air Transpor Association (IATA), el cabotaje de Brasil estaría completamente recuperado del impacto de la pandemia a finales de 2021, y su conectividad internacional, en 2022, lo que significaría alcanzar los números de 2019 hasta dos años antes que la mayoría de los países del planeta.

(Ver: Octubre fue el sexto mes consecutivo de crecimiento para Brasil)

Mes tras mes desde mayo esa proyección parece ir tomando mayor asidero. Los datos de arribos marcan siete meses consecutivos de crecimiento, porque este fenómeno se consolidó en noviembre, según datos de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC).

En efecto, la demanda de vuelos domésticos, medida en pasajeros por kilómetro transportado (RPK), creció en noviembre un 15,7% en comparación con octubre, mientras que la oferta, calculada en plazas ofrecidas por kilómetro (ASK), ascendió un 8,6%. En el plano internacional, y trazando la misma comparación, la demanda avanzó un 14,2% y la oferta, un 7,4%.

Aunque en el porcentaje las cifras son similares, el resultado es absolutamente dispar si la relación se traza con noviembre de 2019: una clara recuperación en el doméstico contrasta con una muy lenta reactivación del internacional.

Cuando se analiza el cabotaje versus el año pasado, las pérdidas ya son del 34,5% en la demanda, una cifra que puede ser abultada, pero que, al mismo tiempo, es de las mejores de la región, con una oferta que se redujo en un 35,7%.

“Como resultado, el uso de aviones fue del 84,2%, un aumento de 1,7 puntos porcentuales. En total, se transportaron 4,8 millones de pasajeros, una disminución del 40,7% en comparación con noviembre de 2019”, asegura la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Abear).

Par comprender por qué esos niveles de retracción se leen como positivos, alcanza con ver el internacional. El RPK retrocedió un 85,3% en noviembre, contra el mismo mes de 2019, mientras que el ASK disminuyó un 70% en la misma comparación. Y, además, la tasa de ocupación de aviones fue del 40,6%, lo que se traduce como una caída de 42,4 puntos porcentuales. En total, se transportaron 237.900 pasajeros, una disminución de 86,8%.

Alto tránsito navideño

De acuerdo a Infraero, la principal concesionaria de aeropuertos de Brasil, esta recuperación pareciera acelerarse en diciembre y enero. Del 18 de diciembre al 4 de enero de 2021, espera en sus 32 terminales a 1,91 millones de pasajeros.

Tal como ocurre en el análisis de demanda de noviembre, esta proyección es 41% menor a la registrada en el la temporada pasada, cuando 3,27 millones de personas embarcaron y desembarcaron entre el 20 de diciembre de 2019 y el 6 de enero de este año.

Pero era una cifra impensada en mayo, y más aún teniendo en cuenta que Brasil está en el podio de los países más afectados del mundo por el COVID-19 y está transitando la “segunda ola”.

De acuerdo a Infraero, el mayor movimiento debería ocurrir entre el 21 y 23 de diciembre y el 4 de enero, pero en total la previsión es de 16.400 aterrizajes y despegues esta temporada alta (-40% respecto a 2019). Vale señalar que los aeropuertos administrados por esta empresa concentran el 29% de la circulación de pasajeros y aeronaves en el país.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.