Diario 2230 28.02.2020 | 07:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Porto Alegre, Florianópolis, Fortaleza y Salvador

Temer confirma que cuatro aeropuertos más serán privatizados en Brasil

14 septiembre, 2016

El gobierno brasileño de Michel Temer anunció que se propone ofrecer al sector privado 25 proyectos de infraestructura, que incluyen desde puertos, aeropuertos y carreteras hasta obras de saneamiento básico y tendidos de distribución de energía. Se confirma así la privatización de cuatro terminales aéreas proyectada por el gobierno de Dilma Rousseff.

La gestión de los aeropuertos de Porto Alegre, Salvador de Bahia, Florianópolis y Fortaleza, pasará a manos privadas a cambio de importantes inversiones. Según se prevé en un documento del gobierno, 21 de los 25 proyectos serán ofrecidos al sector privado en 2017 y los cuatro restantes quedarán para 2018, último año del mandato que Temer ha asumido en lugar de Rousseff.

Durante la gestión de Dilma Rousseff, Brasil privatizó los aeropuertos internacionales de Brasilia, Natal, Confins -que opera para Belo Horizonte-, el Galeão (Río de Janeiro) y los paulistas de Guarulhos y Viracopos (Campinas).

Para este año estaba previsto abrir licitaciones para la privatización de los aeropuertos de Porto Alegre, capital de Río Grande do Sul, y Florianópolis, de Santa Catarina, ambos en el sur del país; además de los de Salvador (Bahía) y Fortaleza (Ceará), los dos en la región Nordeste.

Esto fue confirmado ahora en los planes de Temer.

El aeropuerto Hercilio Luz de Florianópolis es uno de los cuatro que pasará a la gestión privada.
El aeropuerto Hercilio Luz de Florianópolis es uno de los cuatro que pasará a la gestión privada.

Mientras tanto, las terminales aéreas de Congonhas y Santos Dumont, que no operan vuelos internacionales, segundos aeropuertos de Sao Paulo y Rio de Janeiro respectivamente, podrán integrar un llamado posterior. Ambos comparten la ruta de mayor movimiento de pasajeros aéreos del país, el "puente Rio-Sao Paulo-Rio".

En los proyectos se encuentra  la oferta de la gestión de los puertos de granos de Rio de Janeiro y Santarém, así como dos antiguos proyectos de ferrocarriles y la retomada de las concesiones de áreas para la explotación de petróleo y gas y la construcción de dos nuevas represas hidroeléctricas.

"El objetivo es propiciar el crecimiento económico con la meta central de crear nuevas plazas de trabajo", declaró el presidente brasileño, Michel Temer, al inaugurar una reunión de su equipo económico. El mandatario expresó que pretende encaminar al país hacia "una apertura extraordinaria a la iniciativa privada", ya que "el poder público no puede hacerlo todo".

En el área de energía, el Gobierno de Temer ya ha confirmado que estudia la privatización de distribuidoras de energía de los estados de Acre, Amazonas, Roraima, Rondonia, Piauí y Alagoas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.