Diario 5451 12.12.2018 | 04:27
Hosteltur: Noticias de turismo

La presidenta de Paradores cree que la mayor competitividad derivada del euro obliga a mejorar la calidad

15 marzo, 2001
La presidente de Paradores de Turismo, Ana Isabel Mariño Ortega, afirmó ayer durante la Jornada "Euro y Turismo" celebrada en la Palacio de Congresos de Madrid, que Paradores acometerá un plan de inversiones en el que invertirá 30.000 millones de pesetas para mejorar la calidad de la Red, con el fin de mejorar el producto ofrecido en un momento en el que la introducción del euro permitirá "las comparaciones directas de los precios" y de la calidad de los servicios ofrecidos.
La presidente de Paradores de Turismo, Ana Isabel Mariño Ortega, afirmó ayer durante la Jornada "Euro y Turismo" celebrada en la Palacio de Congresos de Madrid, que Paradores acometerá un plan de inversiones en el que invertirá 30.000 millones de pesetas para mejorar la calidad de la Red, con el fin de mejorar el producto ofrecido en un momento en el que la introducción del euro permitirá "las comparaciones directas de los precios" y de la calidad de los servicios ofrecidos. Para Mariño, el euro permitirá una mayor transparencia en beneficio del consumidor al eliminar el régimen cambiario, lo que favorecerá la comparación de precios, y añadió que "este es el momento de aprovechar el potencial turístico español, ya de por sí competitivo en precios, para incrementar objetivamente el atractivo de nuestro producto haciendo efectivo otros valores que nos diferencien del mercado foráneo". Por ello, Paradores emprenderá el Plan de mejoras para la modernización de la Red de 85 establecimientos, que culminará en 2004. Además, con el fin específico de la adaptación al euro, la cadena ha desarrollado un programa específico con un fin didáctico, para ayudar al cliente a adaptarse a la nueva moneda; y otro de seguridad, "demostrando la realización de una escrupulosa conversión de los precios". Al mismo tiempo, Paradores cambiará los soportes informativos de los establecimientos a lo largo de 2001, se terminará de publicar todos los precios en las dos monedas, se planificará una estrategia de información de precios en los diferentes canales comerciales, se adecuará las tarjetas de fidelización, y se renovarán las máquinas expendedoras. La aparición de la nueva moneda "va a tener su efecto, no solamente en el hábito de manejo u operativa diaria por parte de los empleados, sino también en el coste económico que tendrá que soportar la empresa por su sustitución, modificación, diseño o imprenta según los casos", afirmó. Finalmente, Marín hizo referencia a la aportación que pueden realizar las empresas turísticas en la información a los clientes sobre el euro. En este sentido, añadió que las "características específicas de la empresa turística, debe hacerlas especialmente cuidadosas en cuanto a la correcta formación e información de la que disponen los empleados respecto al euro".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.