Diario 5329 21.07.2018 | 14:10
Hosteltur: Noticias de turismo

Diversos juristas debaten la Ley Andaluza del Turismo

22 marzo, 2001
El Centro Asociado de la UNED, en colaboración con el Patronato Provincial de Turismo, desarrolla desde ayer y hasta hoy las Primeras Jornadas sobre el régimen jurídico del turismo: La Ley del Turismo Andaluz, en el salón del claustro de la Diputación Provincial.
El Centro Asociado de la UNED, en colaboración con el Patronato Provincial de Turismo, desarrolla desde ayer y hasta hoy las Primeras Jornadas sobre el régimen jurídico del turismo: La Ley del Turismo Andaluz, en el salón del claustro de la Diputación Provincial. El primero en intervenir fue José Ignacio Morillo-Velarde Pérez, Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Cádiz. Con la Ley 12/1999, de 15 de diciembre, del Turismo la Comunidad Autónoma Andaluza se incorpora con algún retraso al movimiento legislativo que, iniciado en 1994 por el País Vasco, va a poner fin a una legislación turística dispersa y obsoleta nacida en momentos diferentes y carente de auténtica visión de un fenómeno, el turístico, que está sujeto a profundas transformaciones casi cotidianas y que, desde luego, dista mucho hoy de ser aquél que, si bien contribuyó durante las décadas de los sesenta y setenta a los cambios socioeconómicos de España, y que posibilitaron más adelante la transición hacia unos esquemas políticos y sociales plenamente democráticos, no pudo cerrarse con un saldo netamente positivo, según explicó Morillo-Velarde. Era el turismo de masas que junto al innegable valor que significó el acceso generalizado de la población al disfrute del turismo, superando su tradicional reserva a las clases más acomodadas, se caracterizó por poner el acento en la cantidad en detrimento de la calidad. Fue, y en Andalucía se cuenta con sobrados ejemplos, un turismo de sol y playa volcado de modo casi unidimensional al logro inmediato del beneficio económico de efectos devastadores en numerosos aspectos: así, el urbanístico o el ambiental; incluso desde la perspectiva del respeto a la identidad de costumbres y tradiciones se caminaba en una dirección cada vez más agresiva contra los verdaderos recursos turísticos que habían generado una fuente de riqueza y progreso social que en muchos casos hubiera empezado a peligrar. Sobre este contexto la Ley Andaluza del Turismo parte del carácter libre de la actividad turística y sobre esa premisa se esfuerza en construir un entramado de técnicas y mecanismos de ordenación y promoción de los recursos turísticos y de la oferta turística que garanticen la sostenibilidad de esta fuente de desarrollo, la calidad de las prestaciones y la competitividad de las empresas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.