Diario 5860 04.04.2020 | 05:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El Ayuntamiento de Madrid sancionará a la empresa de transporte turístico por incumplir el pliego de condiciones

10 septiembre, 2001
El Ayuntamiento de Madrid sancionará a la adjudicataria del servicio regular de transporte turístico de la capital -la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Pullmantur, Juliá Tours, Autocares Juliá, Trapsatur y Travel Bus- tras detectarse que ha incurrido en "pequeños incumplimientos" del pliego de condiciones del concurso, según confirmó a Europa Press el concejal de Movilidad Urbana, Sigfrido Herráez.
El Ayuntamiento de Madrid sancionará a la adjudicataria del servicio regular de transporte turístico de la capital -la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Pullmantur, Juliá Tours, Autocares Juliá, Trapsatur y Travel Bus- tras detectarse que ha incurrido en "pequeños incumplimientos" del pliego de condiciones del concurso, según confirmó a Europa Press el concejal de Movilidad Urbana, Sigfrido Herráez. Concretamente, según figura en un informe con fecha del pasado 12 de julio elaborado por esta Concejalía, la empresa concesionaria sólo había autorizado 16 vehículos para su incorporación al servicio (15 de dos pisos, y uno de gas natural de un piso), frente a los 31 inicialmente ofertados, y que el número de autobuses en circulación era de 15 (6 en la Ruta 1; 4 en la Ruta 2; y 5 en la Ruta 3). Asimismo, el parte muestra que las frecuencias medias de funcionamiento están en el orden de magnitud de 15 minutos (14, 15 y 18 minutos) para cada una de las rutas, si bien "debido a las irregularidades, se alcanzan intervalos máximos de 42, 35 y 25 minutos, lo que no se considera adecuado". Por todo ello, el informe sobre el transporte turístico concluye que "el número de vehículos en cada línea debe aumentarse significativamente para dar un servicio con la calidad exigida". Esta sanción económica, cuya cuantificación exacta no pudo detallar Herráez, es posterior al expediente administrativo que, ya a principios de junio pasado, el Consistorio abrió a la empresa concesionaria del servicio para esclarecer si, efectivamente, ésta había incumplido los requisitos del servicio y determinar, en su caso, si ello derivaba en una sanción -como finalmente ha ocurrido- o incluso en la rescisión del contrato, según explicó en su momento la tercera teniente de alcalde y responsable del área de Policía Municipal y Movilidad Urbana, María Tardón. El servicio regular de transporte turístico fue adjudicado a la UTE antes mencionada por el Pleno municipal del 21 de diciembre de 2000, con los votos en contra de la oposición (PSOE-P e IU), por un plazo de 10 años y un canon de 116 millones de pesetas. Estos autobuses, que circulan bajo el rótulo de MadridVisión, entraron en funcionamiento el pasado 1 de junio.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.