La UE analizará hoy las ayudas a las aerolíneas y nuevas medidas de seguridad

Los ministros de Economía y Transportes de la Unión Europea estudiarán hoy en Luxemburgo cómo abordar la difícil situación que enfrentan las aerolíneas comunitarias y evitar que el sector aéreo estadounidense se quede con el mercado europeo aprovechando las ayudas que ha percibido para afrontar la crisis desatada tras los atentados del 11 de septiembre. Asimismo, debatirán nuevas medidas de seguridad en los aeropuertos y los aviones.

Los ministros de Economía y Transportes de la Unión Europea estudiarán hoy en Luxemburgo cómo abordar la difícil situación que enfrentan las aerolíneas comunitarias y evitar que el sector aéreo estadounidense se quede con el mercado europeo aprovechando las ayudas que ha percibido para afrontar la crisis desatada tras los atentados del 11 de septiembre. Asimismo, debatirán nuevas medidas de seguridad en los aeropuertos y los aviones. Muestra del desasosiego que las ayudas norteamericanas han provocado en este lado del Atlántico es que la comisaria de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, envió este fin de semana una carta al secretario de Transporte norteamericano, Norman Mineta, en la que le solicita que investigue supuestas prácticas de hundimiento de precios por parte de la aerolíneas estadounidenses. Según las compañías comunitarias, se han dado casos de recortes de tarifas de hasta el 50 por ciento en las rutas transatlánticas coincidiendo con la inyección de capital estatal de unos 15.000 millones de dólares (2,7 billones de pesetas). "Queremos soluciones estructurales que permitan un futuro de la aviación europea en las mejores condiciones", señala la Presidencia belga de la Unión, que debe impulsar a los Quince a encontrar la forma de respaldar a su sector sin alterar en exceso la libre competencia. En este sentido, los ministros analizarán por primera vez el paquete presentado por la comisaria de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, que incluye una revisión temporal de las reglas de competencia para responder de manera adecuada a los acontecimientos en un contexto económico cambiante. Esta propuesta contempla, por ejemplo, permitir ayudas a las compañías para recuperar los costes del cierre del espacio aéreo estadounidense entre el 11 y el 14 de septiembre, siempre y cuando se diese sin discriminar a ninguna de las compañías aéreas. De ser aprobadas estas medidas, deberían ir acompañadas también con la firma de un Código de Buena Conducta con Estados Unidos, con el fin de evitar actuaciones dañinas para la competencia. Por otra parte, los responsables de Transportes, que también contarán con la opinión del Ecofin el mismo día pero en salas diferentes, deben terciar sobre la cuestión de las garantías estatales para cubrir el sobrecoste de las primas de seguros por riesgo de guerra o terrorismo. La Comisión Europea ha propuesto que los Gobiernos se hagan cargo de estos costes durante un periodo de dos meses más (ya se ha asumido un mes). Asimismo, se volverán a revisar las medidas de seguridad tomadas y las novedades a incorporar en aeropuertos y aviones. El grupo ad hoc creado para este tema tras los atentados en suelo norteamericano ha presentado iniciativas sobre la seguridad de la cabina, permanencia de la comunicación con tierra, personal de seguridad a bordo, vigilancia con cámaras y un sistema de información de control de vuelos. Todas estas eventuales decisiones deben estudiarse junto con las que De Palacio presentó la pasada semana, que se refieren a un mayor control de acceso a las zonas sensibles de los pasajeros y los aviones. Propone el control de pasajeros y de su equipaje de mano, de modo que un mínimo del 10 por ciento de los bolsos sean examinados a mano además de por rayos X, y que los operarios encargados de las pantallas roten cada 20 minutos. También se planteará el control de las mercancías y el correo, la formación del personal de tierra, la especificación de equipamientos para realizar los controles y la clasificación de las armas prohibidas a bordo de los aviones y en las zonas sensibles de los aeropuertos. La Comisión Europea presentará también, con un retraso de siete meses debido a problemas entre España y Reino Unido, su proyecto de "cielo único europeo" en 2004. Se prevé una gestión común del espacio aéreo, la instauración de un regulador comunitario fuerte, la integración progresiva de una gestión civil y militar, la definición de una relación institucional entre la UE y Eurocontrol, la puesta en marcha de técnicas adaptadas y renovadas y la mejor coordinación de la política de recursos humanos en el sector del control aéreo. En este tema, Francia, Portugal y Grecia mostrarán mañana sus recelos debido a divergencias con sus ministerios de Defensa, que ven problemas en la cesión del espacio aéreo por motivos militares. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.