Diario 6038 29.10.2020 | 09:55
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Iberia prevé cerrar 2001 con unas pérdidas de explotación de entre 4.000 y 8.000 millones de pesetas

20 diciembre, 2001
El Grupo Iberia prevé cerrar el actual ejercicio con unas pérdidas de explotación de entre 4.000 y 8.000 millones de pesetas (entre 24 y 48 millones de euros), frente a los 10.945 millones de beneficios de explotación que obtuvo en el ejercicio anterior, según informó hoy la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El Grupo Iberia prevé cerrar el actual ejercicio con unas pérdidas de explotación de entre 4.000 y 8.000 millones de pesetas (entre 24 y 48 millones de euros), frente a los 10.945 millones de beneficios de explotación que obtuvo en el ejercicio anterior, según informó hoy la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los ingresos de explotación de la aerolínea superarán cerca de un 5 por ciento los 746.638 millones de pesetas (4.487,3 millones de euros) obtenidos en el ejercicio 2000, mientras que el resultado después de impuestos del ejercicio será "positivo". La compañía informó en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado el día 14 de noviembre ante sindicatos y el Ministerio de Trabajo que cerraría el ejercicio con una pérdidas operativas que oscilarían entre los 6.100 y los 15.000 millones de pesetas (entre 36,6 y 90,1 millones de euros), por lo que su previsión de pérdidas se ha reducido. Iberia obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto consolidado de 23.527 millones de pesetas (141,4 millones de euros), lo que representa un descenso del 11 por ciento respecto a los 26.455 millones de pesetas (159 millones de euros) conseguidos en el mismo periodo de 2000. El beneficio de explotación de Iberia ascendió hasta septiembre a 6.106 millones de pesetas (36,7 millones de euros), un 41 por ciento menos que el año anterior. Los ingresos crecieron un 9,6 por ciento, hasta 607.974 millones de pesetas (3.654 millones de euros), y los gastos alcanzaron los 600.320 millones de pesetas (3.608 millones de euros), un 10,6 por ciento más. Asimismo, la aerolínea destacó que hasta el pasado mes de octubre, su balance y posición de caja se ha situado entre "los más fuertes de sector". Concretamente, Iberia contaba en octubre con una posición de caja de 141.761 millones de pesetas (852 millones de euros) y dispone de una línea de crédito no utilizada de 20.881 millones de pesetas (125,5 millones de euros). Iberia puso en marcha tras los atentados del 11 de septiembre un plan de medidas anticrisis con las que pretende ahorrar 132.942 millones de pesetas (799 millones de euros) en 2002, mediante la reducción de personal, la contención de costes generales y por la reducción de las operaciones y la capacidad. Así, la compañía informó el 21 de noviembre en una presentación a los analistas que el impacto del plan de ajuste sobre el Plan Director de 2002 supondrá la reducción en un 15 por ciento de la capacidad y añadió que ahorrará 103.991 millones de pesetas (625 millones de euros) por la reducción del tráfico y la oferta de asiento; 19.966 millones de pesetas (120 millones de euros) por la reducción de personal y otros 8.985 millones de pesetas (54 millones de euros) por el programa de contención de costes. A pesar del incremento de costes y gracias a la aplicación de estas medidas anticrisis, Iberia prevé conseguir un EBIT (beneficio antes de impuestos e intereses) positivo el próximo año. Contribuirán a conseguir este resultado la reducción de sus inversiones desde los 76.205 millones de pesetas (468 millones de euros) previstos a 11.481 millones (69 millones de euros). Los objetivos de la compañía para 2002 son, además, reducir un 7,7 por ciento los asientos ofertados por kilómetro (un 21 por ciento en vuelos domésticos); un 5,1 por ciento los pasajeros transportados por kilómetro (un 19,3 por ciento en vuelos domésticos) y conseguir un yield un 1,9 por ciento inferior respecto al año anterior. Por otro lado, la compañía presentó el pasado lunes, día 14, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tras la negociación con los sindicatos. La compañía presentó únicamente los tres acuerdos alcanzados (tierra, TCP's y mecánicos de vuelo) e informó del desacuerdo con el colectivo de pilotos. A partir de ese momento la Dirección General de Trabajo cuenta con un periodo de 15 días naturales para decidir si acepta este ERE o lo rechaza. En caso de que lo aceptase, los pilotos deberían acatar el expediente, a pesar de no haber alcanzado un acuerdo con la compañía. Según Iberia el ERE es necesario para hacer frente a la crisis derivada de los atentados en Estados Unidos el pasado 11 de septiembre y a la desaceleración general de la economía. El expediente laboral afecta a 1.857 trabajadores del colectivo de tierra, 465 tripulantes de cabina de pasajeros, 181 tripulantes técnicos de pilotos y 13 oficiales técnicos de a bordo.
Avatar redactor Carlos Paquito
Más sobre Economía Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.