Diario 5610 17.06.2019 | 02:38
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

EE.UU.: Dos sacerdotes católicos montaron un hotel "gay" en California

16 abril, 2002
Durante meses, el padre Paul Shanley acosó a sus superiores del arzobispado de Boston (Massachusetts) para que le enviaran a las tierras soleadas de Palm Spring (California) para recuperarse de sus alergias y problemas de salud. Lo que no contó fue que allí le esperaba el padre John White, con quien compraría después el hotel 'Cabana Club', uno de los más famosos entre la comunidad 'gay' de aquella zona.
Durante meses, el padre Paul Shanley acosó a sus superiores del arzobispado de Boston (Massachusetts) para que le enviaran a las tierras soleadas de Palm Spring (California) para recuperarse de sus alergias y problemas de salud. Lo que no contó fue que allí le esperaba el padre John White, con quien compraría después el hotel 'Cabana Club', uno de los más famosos entre la comunidad 'gay' de aquella zona. El padre Shanley llegó a la diócesis de San Bernardino en 1990 con cartas de recomendación de sus superiores en las que, por supuesto, no se mencionaba que en 1967 había sido acusado de 'molestar' sexualmente a dos docenas de niños de Massachusets a lo largo de diferentes parroquias, a las que fue trasladado para evitar los escándalos. En California, el sacerdote católico recibía los cheques de su dióceses para su mantenimiento personal en la dirección del hotel 'Cabana Club Resort' que adquirió con el padre White, que a su vez era el propietario exclusivo de otro hotel vecino, el 'Whispering Palms'. Allí, recuerda Kevin Rice, que vendiese publicidad de la revista 'Frontier News' al hotel del sacerdote, «se alentaba el nudismo y se permitía el sexo en la piscina». En 1997 ambos sacerdotes vendieron el 'Cabana Club Resort' por 185.000 dólares y el padre White hizo lo propio hace dos años con el 'Whispering Palms', que vendió por 389.000 dólares. El diario The New York Times, que sacó ayer la historia a la luz, no ha logrado averiguar qué beneficio obtuvieron ni durante cuánto tiempo estuvieron cobrando los cheques de manutención de la archidiócesis de Boston. La diócesis de San Bernardino, que se suponía a cargo de la supervisión de los sacerdotes, asegura que ignoraba sus actividades en la playa de Warm Sands (Arenas Calientes). Pese a que ocasionalmente el padre Shanley participaba en los servicios religiosos de la iglesia de Santa Ana en San Bernardino, impartía misa los fines de semana y dirigía el retiro espiritual de los jóvenes, quienes le conocían ignoraban que fuese sacerdote. (M. G., diario Ideal, 16/04/02)
Avatar redactor Hosteltur Redacción España

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.