España: Los hoteles ceden terreno ante el empuje del turismo residencial en la Costa del Sol

Los apartamentos de alquiler fueron en la Costa del Sol el tipo de alojamiento cuyo uso más creció el año pasado, mientras que los hoteles perdieron un 1,5% de cuota. El movimiento turístico se incrementó de forma moderada pese a los efectos del 11 de septiembre.

Los apartamentos de alquiler fueron en la Costa del Sol el tipo de alojamiento cuyo uso más creció el año pasado, mientras que los hoteles perdieron un 1,5% de cuota. El movimiento turístico se incrementó de forma moderada pese a los efectos del 11 de septiembre.La Costa del Sol tiene cada vez más hoteles, pero el número de turistas que prefiere otro tipo de alojamiento crece a un ritmo mayor. Los datos del Observatorio Turístico, presentado ayer por los responsables del Patronato de la Costa del Sol, han confirmado con datos lo que desde hace tiempo se presumía: los hoteles han perdido cuota de mercado y han cedido terreno frente al turismo residencial. El Observatorio, un detallado estudio elaborado para el Patronato por la Sociedad de Planificación y Desarrollo (Sopde) de la Diputación Provincial, señala que el 45,9 por ciento de los turistas que el año pasado llegaron a la Costa del Sol se alojaron en establecimientos hoteleros. El año pasado ese porcentaje fue del 47,5 por ciento. El retroceso en la cuota de mercado se produjo en todas las franjas de categoría: los cinco estrellas bajaron del 1,8 al 1,6 por ciento; los cuatro estrellas, del 14,56 al 13,77, y los tres estrellas, del 26,41 al 25,5. Por el contrario, se observa un importante crecimiento del turismo residencial, especialmente en el sector de los alojamientos alquilados, que crecen un uno por ciento en relación a 2000. Más de la mitad de los turistas que llegan a la Costa del Sol se alojan ya en alojamientos no hoteleros.Este descenso en la cuota de mercado no supone para los hoteles un menor número de pasajeros ni de pernoctaciones, que subieron un 1,3 por ciento hasta situarse casi en 15.300.000, pero sí de la media de ocupación, que ha bajado más de cuatro puntos. La provincia de Málaga es la quinta de España en número de pernoctaciones hoteleras -por detrás de Mallorca, Las Palmas, Tenerife y Barcelona-, pero la cuarta en cantidad de viajeros, por delante de Las Palmas. La oferta hotelera en la provincia de Málaga está subiendo a un ritmo superior a lo que demanda el mercado. El crecimiento, si se toman en cuenta el número de plazas, fue el año pasado del 3 por ciento, pero si se considera el último lustro el porcentaje supera el 23. La provincia de Málaga cuenta ya con 62.857 plazas hoteleras. La mayor parte de este crecimiento se ha producido en los hoteles de cuatro estrellas, que cuentan con casi 10.000 plazas más que hace cinco años. Se trata en muchos casos de establecimientos nuevos, pero también de hoteles de tres estrellas en los que se han realizado obras de reforma para subir un peldaño en servicios y categoría. Gran parte de la cuota de mercado que están perdiendo los hoteles se comienza a desplazar hacia los apartamentos, y esto se refleja también en la inversión inmobiliaria que se está realizando en esta oferta de alojamiento. En el periodo 1996-2001, el número de plazas ha crecido en un 16 por ciento, y se sitúa ya en 28.606. A diferencia de lo que sucede en los hoteles, donde crece la oferta de cuatro estrellas en desmedro de la de tres, con los apartamentos se está recorriendo el camino contrario. En la Costa del Sol sólo existen dos establecimientos con apartamentos de cuatro llaves (uno en Estepona y otro en Torremolinos), mientras que la de tres se sitúa ya en 47. Los apartamentos de dos y una llave configuran la mayor parte de la oferta, con 84 y 122 establecimientos, respectivamente. Según las estimaciones contenidas en el estudio, el año pasado visitaron la provincia de Málaga unos 8.300.000 turistas, lo que supuso un 3,75 por ciento más que en 2000. El movimiento económico generado se situó en cerca de 7.400 millones de euros, aproximadamente la misma cantidad que en el ejercicio anterior. Pese a este crecimiento moderado, el empleo turístico registró el año pasado un gran avance. El específicamente hotelero creció un 9,6 por ciento y se situó en una media de 11.568, mientra que el número de empresas relacionadas con el mundo del turismo dadas de alta fue el más alto de los últimos cinco años, con un total de 6.820. Esta estadística incluye la hostelería, el transporte aéreo, las agencias de viajes y las actividades recreativas, culturales y deportivas. Asimismo, el aeropuerto volvió a ser la principal puerta de entrada de viajeros, y superó por primera vez en su historia la cifra de cinco millones de llegadas, aunque el crecimiento interanual fue menor al del año 2000. La entrada de viajeros por ferrocarril, por su parte, continuó con su ritmo ascendente, y superó el umbral del medio millón de viajeros. (H.B., diario Sur, 03/05/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.