Diario 5453 13.12.2018 | 11:36
Hosteltur: Noticias de turismo
La cierta recuperación de capacidad aérea permite una mirada positiva

Pulso al mercado británico para España ante la WTM

5 noviembre, 2018
  • El emisor britanico ha dado muestras de estar desinflándose este verano pero ya hay signos que permiten un cierto optimismo
  • Para el invierno se ha incrementado la capacidad un 9,1% y se abren nuevas rutas o aumentan frecuencias de cara al verano 2019
  • Las cifras de 2018 suponen un ligero descenso respecto al año anterior pero siguen estando por encima de 2016

Amanece en la primera jornada de la World Travel Market 2018 con un sector turístico europeo pendiente de lo que deparará el Brexit pero sobre todo, cada uno en su destino y su segmento de negocio expectante ante las perspectivas que el paso por la feria permitan vislumbrar. En el caso de España, el emisor británico se ha estado desinflando este año, coincidiendo con los meses de la temporada alta, pero ya hay signos que permiten ser optimistas, como la recuperación de la capacidad aérea y el buen comportamiento en cuanto a gasto turístico, según ha explicado a Hosteltur el director de la OET de Londres, Javier Piñanes.

Según Las llegadas de turistas en septiembre retoman las subidas, los últimos datos de la estadística Frontur publicados, correspondientes a los nueve primeros meses del año, indican una ligera subida de visitantes del 0,5%, aunque en el caso del mercado británico, se mantienen un descenso del 3%, mientras por el contrario el gasto de este emisor sostiene una subida del 2%.

Son datos muy similares a aquellos de los que se disponía hace unas semanas antes de la WTM, con el acumulado hasta agosto, y sobre los que Piñanes comentaba a este diario que la caída en los ochos primeros meses equivalía a unos 390.000 turistas menos. “Se contaba ya con ello tras la vuelta al mercado de algunos de nuestros competidores del Mediterráneo -Turquía, Egipto, Túnez-, pero esta pérdida es muy poco significativa en términos de cuota de mercado y mucho menos si tenemos en cuenta que en un solo año -el que va del 2015 al 2016- la cifra de turistas británicos se incrementó en dos millones debido a la llamada ‘crisis de la primavera árabe’.

"Incluso contando con la pérdida de algunos cientos de miles de turistas que pudiera producirse en 2018, todavía estaríamos muy por encima de las cifras que se registraron en 2016, que fue considerado por todo el sector como un año record”, asegura Piñanes

En lo que va de año “se está incrementando el gasto por viaje y, sobre todo, el gasto por día del turista británico, a un ritmo muy superior al de años anteriores, lo que constituye una estupenda noticia. Esto tiene, además, particular mérito en un entorno de debilidad de la libra”.

Cambios en el perfil de turista

Y, “más importante todavía, la estrategia que se está siguiendo en el mercado británico de centrarnos en un segmento de población de mayor capacidad de gasto, más interesado por la cultura, ciudades y gastronomía, que se interesa por la cultura local y que crea tendencia -en definitiva, el que ha dado en denominarse como ‘cosmopolita’- está dando lugar a magníficos resultados, con un importante crecimiento del volumen de ventas en este target, que va comiendo terreno poco a poco al que podríamos denominar ‘no cosmopolita’ -esencialmente consumidor de sol y playa-“.

En solo un año, se ha pasado de una relación 75%-25% a la de 70%-30%, “lo que certifica que, efectivamente, nos está llegando un turismo británico de mayor calidad, no solo porque gaste más, sino también porque contribuye a la desestacionalización y a la desconcentración geográfica y motivacional”

El próximo año se vuelve a presentar con retos que serán importantes para conservar el atractivo en este mercado. Piñanes señala como fundamentales para ello, que la libra no se deprecie más con respecto al euro, que el índice de confianza del consumidor británico no se deteriore, y también que se mantenga o incremente la capacidad aérea y las conectividades entre ambos países, o la inmejorable calidad-precio, que se siga ampliando y dando a conocer nuestra oferta de destinos y productos turísticos más allá de los tradicionales, y la consolidación de la labor que se viene haciendo con el segmento ‘cosmopolita’ en una clara apuesta por la calidad’. También será importante cuidar “la sostenibilidad económica, territorial y medioambiental” y, “por supuesto, será esencial que todos los aspectos que tienen que ver con el turismo no se vean afectados negativamente como consecuencia del Brexit”.

Recuperación de la conectividad

Como muy positivo, frente al recorte de capacidad aérea, afectada aún por el efecto de la quiebra de Monarch hace un año, que se ha notado especialmente en verano, con casi 1,16 millones de asientos menos, ya se nota recuperación. “Observamos que esta tendencia vuelve a cambiar para esta temporada de invierno, en la que se registra un incremento de casi 600.000 nuevas plazas (+9,1 % respecto al invierno del año anterior). A ello hay que añadir el anuncio constante de apertura de nuevas rutas e incremento de frecuencias para esta temporada de invierno, así como para las de verano e invierno de 2019, lo que ofrece unas esperanzadoras perspectivas”. En verano las compañías aéreas y turoperadores británicos “incrementaron oferta y apostaron con fuerza en países competidores tradicionales del área mediterránea, pero que en temporada de invierno tienen una cuota de mercado insignificante comparada con España, que continúa siendo destino prioritario, especialmente para los británicos que buscan el ‘winter sun’”.

Jet2Holidays ha hecho una fuerte apuesta por España en 2019 aumentando capacidad tanto en las islas como en la Península.

También se escucharon buenas perspectivas de parte de las agencias británicas en la presentación de la convención anual de ABTA en Sevilla. El director ejecutivo de la asociación de agencias y turoperadores británicos Mark Tanzer, señaló que, a pesar de la caída de visitantes británicos en 2018, España y Andalucía siguen siendo destinos "muy competitivos" y las "reservas para 2019 reflejan un ritmo bastante alto". Tanzer señaló que "los turistas británicos están buscando otras experiencias que no son solo sol y playa", de modo que un destino como "Sevilla está muy bien posicionado, pero es muy importante que se mantenga su competitividad".

España se mantienen además como destino top para los grandes grupos británicos y es especialmente importante para Jet2Holidays, el segundo mayor turoperador de Reino Unido ese año, según el informe "Top 250 ATOL Holders Report", y que prevé aumentar su capacidad de plazas a España en el verano de 2019, tanto con destino a Baleares (crecimiento del 10%), como Canarias (+15%) y la Península (+6%).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.