Tiene cinco días para analizarlas

TAP recibe dos ofertas mejoradas tras desbloquear su privatización

El Gobierno portugués ha recibido el pasado viernes, fecha límite para la entrega de las propuestas vinculantes por parte de los aspirantes a adquirir el 61% del capital de TAP Portugal, mejores ofertas de los dos consorcios ambos liderados por magnates de la aviación y con sede en Brasil.

La semana pasada, el gobierno tuvo que invocar una cláusula de "interés público" para desbloquear la privatización después que una orden judicial suspendiera el proceso (ver: El proceso de privatización de TAP queda suspendido por un tribunal) a dos días de que se cerrara el plazo para recibir la ofertas vinculantes de los dos consorcios participantes en la puja.

TAP recibe dos ofertas mejoradas tras desbloquear la suspensión de su privatizaciónTAP recibe dos ofertas mejoradas tras desbloquear la suspensión de su privatización

"El proceso de privatización sigue siendo competitivo. Tenemos dos ofertas mejoradas, lo cual es una buena señal, en principio”, ha afirmado el secretario de Transporte, Sergio Monteiro. Si bien declinó comentar sobre las ofertas, explicó que el holding de la compañía propiedad del Estado Parpublica tenía ahora cinco días para analizarlas antes de que el Gobierno decida cual, en su caso, es aceptable.

Un consorcio está liderado por el inversor y empresario brasileño-colombiano Germán Efromovich, quien controla Avianca a través de su holding Synergy que ya en 2012 presentó la única oferta en el anterior fallido intento del gobierno portugués de bvender la aeroñínea nacional, rechazada finalmente debido a un problema con las garantías financieras.

El consorcio rival es un holding que incluye al inversor estadounidense-brasileño David Neeleman y al empresario portugués propietario de una empresa de autobuses Humberto Pedrosa. Neeleman, fundador de la aerolínea estadounidense JetBlue y director general de la aerolínea brasileña Azul, ha asegurado a la agencia británica de noticias Reuters que la renovación de la flota era una parte importante de la oferta de su consorcio. TAP opera una flota de 77 aviones cubren 2.500 vuelos semanales, muchos de ellos a Brasil con el que Portugal tiene lazos históricos. "Vamos a comprar 53 nuevos aviones tecnológicamente avanzados", afirmó.

"Nuestra prioridad es la inversión en TAP. Queremos ponerla en el camino para el crecimiento, fortaleciendo como una aerolínea de bandera, reforzando su hub en Lisboa, a fin de que TAP pueda seguir contribuyendo con unos 2.000 millones de euros a la economía portuguesa”.

El gobierno ha dicho que quiere vender una participación mayoritaria del 61% de TAP a finales de este mes. Debido a las normas sobre ayudas estatales de la Unión Europea, el gobierno no puede inyectar capital en TAP que tiene deudas por más de 1.000 millones de euros. Si bien no tiene expectativas de grandes ingresos de la venta, sí espera que los inversores alivien al Estado de parte o la totalidad de la deuda.

El mes pasado, TAP fue golpeada por una huelga de 10 días de sus pilotos, después de una amenaza de huelga en la pasada Navidad, el gobierno garantiza a los futuros compradores que serían excluidos del despido masivo de trabajadores siempre que el Estado siga siendo un accionista. El Estado retiene una participación del 34% que podrá vender en dos años.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.