Diario 5354 21.08.2018 | 16:08
Hosteltur: Noticias de turismo
Turismo sostenible

Kilómetro cero, apuesta hotelera para preservar el paisaje rural

Garden Hotels apoya a los payeses comprando verdura y cordero ecológico 22 octubre, 2015

El medio rural sufre a menudo el abandono de tierras de cultivo, lo que lleva inevitablemente en pocos años a la pérdida de un paisaje agrícola diverso formado por campos, bosques bien mantenidos, casas típicas de aperos, caminos, molinos, muros de piedra... Todo ello constituye un recurso turístico fundamental para numerosos destinos. ¿Pueden las empresas turísticas contribuir a su preservación? Una cadena hotelera de Mallorca está empeñada en ello.

El caso que aquí nos ocupa tiene como protagonistas a la Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca (APAEMA) por un lado y a la cadena Garden Hotels por el otro, con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente de Baleares.

Hace un par de años, Garden Hotels comenzó a ofrecer fruta y verdura de "kilómetro cero" en sus buffets y ahora ha ido más allá comprometiéndose a ofrecer también cordero ecológico. Para ello realiza una compra semanal de 150 kilos de dicho producto, para ofrecerlo en el buffet del Hotel Playa Garden ubicado en Playa de Muro.

“Tenemos como premisa principal, además de ofrecer un producto de calidad a nuestros clientes, apoyar en todo momento a la agricultura y ganadería local”, apunta Gabriel Llobera, vicepresidente de Garden Hotels.

El cordero ecológico, según explica Juanmi Sánchez, de la asociación APAEMA, “nace y crece en fincas totalmente ecológicas de Mallorca, se alimenta principalmente de leche materna y de los pastos de la finca".

Uno de los platos preparados con cordero ecológico.Uno de los platos preparados con cordero ecológico.

Y la agricultura ecológica, recuerda el representante de los agricultores, "depende directamente de los estiércoles que estos animales producen, ya que se incorporan al terreno en forma de abono orgánico. Por lo tanto, la compra de este cordero ecológico ayuda a que esta práctica pueda seguir realizándose por los agricultores".

Por su parte, el director general de Agricultura y Ganadería de Baleares, Mateu Ginard, indica: "Garden Hotels es un ejemplo a seguir, esta colaboración entre el sector agrario y hotelero tiene que hacer el efecto de mancha de aceite. Así pues, que sirva como ejemplo para próximos acuerdos".

Dificultades logísticas

Pero no ha sido fácil llegar hasta aquí, según reconoce Jaume Ordinas, director de Intervención de Garden Hotels. "Hace dos años comenzamos la experiencia de comprar la fruta y la verdura de proximidad. Me puse en contacto con todas las cooperativas de Mallorca, hablé con payeses...Creía que esto era posible y viable desde el punto de vista de nuestro negocio. Entendemos que la calidad es lo que puedes encontrar hoy aquí y cerca. Lo que es de temporada es lo bueno", indica.

Sin embargo, añade Ordinas, "las cooperativas compran a los payeses pero en el momento de la distribución, comercialización y venta falta una infraestructura..Esto es lo que más nos ha costado".

De hecho, admite el directivo de Garden, "puedo entender que otros hoteles no hagan este tipo de compras, porque es complicado. Hemos tenido que organizar, montar reuniones, poner metodologías, ir un paso por delante a la hora de establecer compromisos... Y ojo, para lograr todo esto en una escala pequeña. Pero ahora hemos comenzado y ya está consolidado. Ahora es cuestión de ir creciendo".

Por tanto, aunque el objetivo ideal sería que la compra de productos de kilómetro cero por parte de establecimientos hoteleros se fuera ampliando por toda Mallorca, Jaume Ordinas considera que debería crearse "algún tipo de estructura de distribución logística o esta apuesta tendrá dificultades para crecer".

De izquierda a derecha: Jaume Ordinas (Interventor general Garden Hotels), Gabriel Llobera (Vicepresident Garden Hotels), Viçens Vidal (Conseller Agricultura i Pesca), Jaume Jaume (Director APAEMA), Mateu Ginard (Director general de Agricultura y Ganadería) y Juanmi Sanchez (Comercial APAEMA).De izquierda a derecha: Jaume Ordinas (Interventor general Garden Hotels), Gabriel Llobera (Vicepresident Garden Hotels), Viçens Vidal (Conseller Agricultura i Pesca), Jaume Jaume (Director APAEMA), Mateu Ginard (Director general de Agricultura y Ganadería) y Juanmi Sanchez (Comercial APAEMA).

Factor precio

Otra pregunta que surge a menudo -cuando un buffet de hotel incorpora productos ecológicos de altísima calidad- es cómo repercute esta apuesta por la sostenibilidad en el precio final que pagan los clientes.

"Inicialmente, el turoperador nos dice: 'yo te pago para que me ofrezcas una comida de calidad'. Concretamente, la apuesta que hemos hecho va enfocada a un hotel de cuatro estrellas plus. Pero no nos pagan más porque sirvamos alimentos ecológicos. Por eso digo que lo tienes que luchar y saber venderte, buscando un target de clientes que les guste esto. La mayoría de huéspedes que tenemos son alemanes, que lo valoran muchísimo", explica.

En cualquier caso, a Jaume Ordinas le resulta imposible imaginar una Mallorca sin agricultura. "Ya es triste ver estos últimos años el estado de abandono de algunas fincas... Sin los agricultores locales, perderíamos el encanto de Mallorca y sus paisajes. Evidentemente iríamos a peor".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.