Nuevo mercado emergente

El turismo de Irán despegará hacia España en 2016

Exteriores agilizará visados mientras se preparan ya vuelos chárter

Irán está llamado a ser un nuevo mercado emergente de turistas pero España de momento no pone las cosas fáciles a los viajeros de este país, según se apuntó en el Congreso de Turismo Asiático que tuvo lugar recientemente en Barcelona. No obstante, el ministerio de Asuntos Exteriores se ha comprometido a agilizar los visados turísticos para viajeros iraníes mientras se preparan ya los primeros vuelos chárter para 2016.

Y es que mientras Francia concede visado turístico a los iraníes en un plazo de diez días, España tarda entre 30 y 60 días, según explicaron profesionales turísticos que participaron en dicho foro. "Pecamos en la cosa burocrática", se lamentó la directiva de una agencia receptiva.

Patrick Torrent, subdirector de la Agencia Catalana de Turismo, reconocía que "hay que agilizar los visados. Pero ya ha habido movimientos en torno a esta problemática en otros países".

En este sentido, recordó que "se han puesto medidas para resolverlo en Rusia. De China también llegan buenas noticias. Y respecto a Irán, vamos a apoyar las conexiones directas con Teherán . Por tanto, esperamos que con la eclosión de este mercado emergente se vaya dando respuesta a esta lógica reclamación del sector".

Por su parte, el Gobierno español se ha comprometido a "poner más medios materiales" para agilizar la emisión de visados turísticos a ciudadanos iraníes, según explicó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en el congreso de turismo asiático.

"Hasta hace unos meses era complicado, pero ahora se ha medio levantado el embargo de la UE a Irán y queremos fomentar el turismo en ambas direcciones. En los próximos meses se verá. Y el gobierno iraní también nos ha pedido que les apoyemos en el desarrollo turístico en su país. Respecto a la conectividad aérea, se van a plantear vuelos directos con Teherán".

En cualquier caso, añadía este portavoz, "se están abriendo nuevos consulados en Asia para atender las peticiones de viajar a España y estamos intentando flexibilizar la concesión de visados. Los deseos a veces chocan con otros impedimentos, pero en años venideros veremos que se irá agilizando y veremos aumentar las conexiones aéreas".

Azafatas de la compañía Iran AirAzafatas de la compañía Iran Air

Vuelos directos de Teherán a Barcelona, Madrid y Málaga en 2016

Un turoperador receptivo que ya tiene su mirada puesta en el mercado emisor iraní es Terramar, con sede en Lloret de Mar.

Esta empresa busca abrir camino al turismo iraní en España con el establecimiento de vuelos directos y paquetes diseñados específicamente para el público persa, un mercado "aún sin explorar" y que puede compensar la caída del turismo ruso.

Así lo explicó al corresponsal de Efe en Teherán la directora general de Terramar, Svetlana Taranina, quien expresó la intención de su compañía de establecer en la próxima temporada de verano vuelos directos entre Teherán y Barcelona, Madrid y Málaga.

"Queremos tener dos vuelos semanales a Barcelona y uno a Madrid y Málaga, para ofrecer destinos de playa y destinos culturales. En principio serán chárter, pero el objetivo último es que haya líneas regulares", explicó.

Svetlana Taranina ha viajado a Irán para mantener contactos con socios y para empezar a vender los destinos en España entre las agencias y promotores de viajes locales, una tarea en la que ha encontrado "mucho interés" y disposición tanto entre los iraníes como entre las organizaciones de turismo españolas.

De momento, la idea se ve lastrada tan solo por la dificultad que existe para lograr la entrega del número suficiente de visados turísticos para iraníes.

"Para poder llevar esto con éxito dependemos del volumen de visas. Planeamos llevar unas 400 personas por semana rumbo a España en temporada de verano, algo que vemos que es claramente posible", apuntó Taranina.

El objetivo es lograr en cinco años llevar "hasta un millón de iraníes" al año a destinos turísticos españoles, declaró a la agencia de noticias Efe.

"Hoy en día Turquía recibe tres millones de iraníes al año para turismo de playa y compras, así que España fácilmente pude llegar a esa cifra si se dieran las condiciones", añadió.

La directora de Terramar, empresa especializada en el turismo de Europa del Este, apuntó que "este es el momento justo" para penetrar el mercado iraní, un lugar "que se está abriendo" y cuya población "quiere viajar y conocer el mundo".

"Tiene paralelismos con la caída de la URSS. Los iraníes hacen de viajar una prioridad y eso hay que aprovecharlo. Es un público que cada vez que viaja se deja unos 2.000 euros por persona, van a hoteles caros, les gustan las compras. Y claro, hay mucha competencia por ellos, como Grecia y Turquía, que sí tienen vuelos directos", señaló.

Precisamente, en el mes de septiembre durante una visita oficial a Irán, tanto el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo como el de Industria, José Manuel Soria, expresaron el interés de España en fomentar el turismo bilateral.

En ese sentido, García Margallo anunció que su ministerio incrementará el personal en el consulado de Teherán para tratar de multiplicar el número de visas que se emiten en la actualidad. Ver también Irán quiere impulsar el sector turístico con el apoyo de España.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.