Diario 5405 18.10.2018 | 11:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Proyecto de un arquitecto madrileño

Hórreos gallegos reconvertidos en alojamientos

El primero está en Carboeiro (Lugo), pero ya hay más propietarios interesados 9 febrero, 2016

Los típicos hórreos gallegos pueden volver a vivir una segunda juventud si tiene éxito el proyecto del arquitecto madrileño Nacho Gías de recuperar este tipo de construcciones, actualmente en mal estado, situadas en el entorno del Camino de Santiago, convirtiéndolas en albergues para peregrinos. El primero de ellos ha sido uno de Carboeiro (Lugo), que antes, tenía una utilización puramente agrícola, gracias a una iniciativa de crowdfunding.

La iniciativa tuvo éxito y consiguieron 8.700 euros en 40 días, dinero empleado para reforzar la estructura, aislar térmicamente el hórreo y amueblarlo. Las obras están a escasos dos meses de finalizarse y se pretende que sirva de auténtico “ejemplo y estímulo” para el resto de vecinos y propietarios de estas reconocibles construcciones, “elemento clave del patrimonio histórico y cultural de España”, según Gías, aunque no hay muchas ayudas para su mantenimiento.

Su principal objetivo era recuperarlos para que no se perdieran estas “joyas arquitectónicas”, como ha explicado a Efe, pero fue más allá debido al gran auge del turismo rural en Galicia. Así nació Walk&Hórreo, con el fin de dinamizar la economía de la zona convirtiendo a los hórreos en destinos turísticos de calidad “capaces de generar beneficio por sí mismos, con un retorno considerable para sus propietarios”.

En dos meses el hórreo de Carboeiro (Lugo) podrá empezar a acoger a los primeros peregrinos: Foto: Walk and Hórreo.En dos meses el hórreo de Carboeiro (Lugo) podrá empezar a acoger a los primeros peregrinos: Foto: Walk and Hórreo.

El reto ha sido un éxito, y ya son muchos los propietarios que se han puesto en contacto con Gías y su equipo con el propósito de ofrecer su propiedad para una cuidada rehabilitación.

En Carboeiro se ha impulsado además otro proyecto de modo paralelo, el Carbo-Eco, de la mano de los actuales propietarios del hórreo, Lucía y Miguel, que serán los guías de los inquilinos que decidan pernoctar a dos metros del suelo. Para ellos han organizado rutas, además de numerosas actividades como descensos en canoa o tramos en bicicleta de montaña, que pueden finalizar con un relajante masaje de Reiki, todos los servicios prestados por ellos mismos, que quieren diferenciarse así del “turismo tradicional” y optar por ofrecer “experiencias únicas y personales”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Buenos días disculpen mi ignorancia con esta palabra que es ¿Hórreos? por favor,gracias