Editorial Hosteltur

Recuperación del turismo: no es oro todo lo que reluce

Además de los datos de crecimiento de llegadas, hay otras cifras a tener en cuenta

España recibió 13,79 millones de turistas extranjeros durante los cuatro primeros meses del año, un 8,5% más. Un aumento así en el período enero-abril no se observaba desde la temporada del 2000. Además, el Gobierno maneja previsiones “muy buenas” para el verano, con un crecimiento por encima del 10% en las reservas en los principales mercados emisores.

Imagen del Foro Hosteltur celebrado el pasado 5 de mayo en Madrid.Imagen del Foro Hosteltur celebrado el pasado 5 de mayo en Madrid.

Con estas cifras en la mano, algunas administraciones públicas se han apresurado a convocar a los medios de comunicación para conseguir un buen titular y salir en la foto. No obstante, no es oro todo lo que reluce en la recuperación del turismo español.

Playa de Costa de Barcelona-Maresme.Playa de Costa de Barcelona-Maresme.

Y es que, además de los datos que reflejan un aumento en la llegada de turistas -como consecuencia de la recuperación económica en los mercados emisores europeos y la coyuntura geopolítica en el norte de África- hay otras cifras a tener en cuenta.

Por ejemplo, el precio medio de las habitaciones de hotel sigue bajando, lo que, unido a otros factores como la inflación influye en el descenso de los márgenes empresariales, según revela el informe “Expectativas 2011” de Deloitte. Por otra parte, el gasto medio de los turistas extranjeros durante el primer trimestre se situó en 930 euros, lo que significó un descenso interanual del 0,6%, según la encuesta Egatur del IET.

Estas pérdidas de rentabilidad y del gasto reflejan la persistencia de una serie de problemas estructurales en el turismo español. Destaca la obsolescencia de numerosos destinos, que pierden competitividad frente a otros países emergentes, enfrentándose a una perniciosa espiral de caída de precios y no renovación de infraestructuras.

Hasta ahora, los problemas de competitividad de nuestro sector turístico habían quedado ocultados por el crecimiento del mercado emisor español, impulsado a su vez por un ciclo económico expansivo que duró desde 1996 hasta 2008. Pero aquellos grandes volúmenes de turistas nacionales, que hacían elevar la ocupación y el gasto en los destinos españoles, van a la baja.

Tal como reflejó el VII Foro Turístico Hosteltur, no basta con crecer. Aunque ciertas medidas no proporcionen titulares inmediatos, es necesario introducir reformas de hondo calado en legislación laboral, unificación normativa, colaboración público-privada…, para recuperar competitividad y garantizar un crecimiento robusto y a largo plazo.

Esta editorial ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de junio y el tema de portada también puede descargarse en pdf como Conclusiones del foro Hosteltur, ¿que lastra la competitividad del turismo español?

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.