Diario 5405 18.10.2018 | 19:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Acusaciones cruzadas ponen en cuestión el modelo

Turbulencias en Outlet, la agencia del joven emprendedor

Presión de otros grupos de gestión 11 junio, 2011

Hace un año que saltaba a los periódicos y televisiones el caso de Jordi Alcaraz, joven de 17 años que aseguraba ser capaz de ofrecer, gracias a su dominio de Internet, viajes más baratos que las agencias tradicionales. Con esa fórmula montó Viajes Outlet, y bajo el modelo de asociada llegó a tener una red de 60 agencias. Hoy se debate entre la presión de otros grupos de gestión y las denuncias de ex asociados.

Esta peculiar agencia fue lanzada en mayo de 2010 por Jordi Alcaraz, que entonces tenía 17 años. Lo que más sorprendió al sector fue el inusual impacto mediático que el proyecto despertó. El País, La Vanguardia, TV3 y otros medios prodigaron entrevistas de Alcaraz, cuya familia supo aprovechar la publicidad gratuita para convertir su incipiente agencia en un proyecto de grupo de agencias asociadas.

Alcaraz decía en los comienzos que podía conseguir para sus clientes viajes a menos de la mitad de precio que en otra agencia cualquiera. Aseguraba que el secreto era mirar hasta el último rincón de Internet, y señalaba que "si una agencia convencional te cobra 2.500 euros en un viaje, aquí se reduce hasta los 750". Además de buscar en Internet, Alcaraz afirmaba que los precios tan bajos los conseguía también porque “no utilizo intermediarios, paso de las mayoristas. Soy yo mismo quien contacto con el hotel y quien busca los traslados”.

Esta estrategia la tuvo que cambiar radicalmente cuando comenzó a captar asociadas. De hecho, el grupo entero se integró en Cybas para las negociaciones de las comisiones con los proveedores.

Acusaciones cruzadas

En este tiempo, el grupo ha llegado a sumar en torno a 60 agencias asociadas. Pero en los últimos meses se han producido dos situaciones que han desencadenado una crisis en Outlet. Por un lado, la competencia de otros grupos de gestión y franquicias le están arañando asociadas, especialmente por parte de Viajes Carrefour, y en menor medida de CRT. Ante esto, Alcaraz asegura a HOSTELTUR que “no somos los únicos que perdemos agencias por este motivo. Dicen que somos más caros [cobran 250 euros al mes], y es verdad, pero ofrecemos más cosas, incluyendo la cuota de 118 euros de Cybas”, grupo de gestión en el que está integrado en bloque Outlet. Por su parte, la madre de Jordi Alcaraz, Maite Soler, añade que “no es cierto que seamos los más caros, Viajes Iberia y Halcón cobran más”.

Por otro lado, y como segundo factor desencadenante de las turbulencias en Viajes Outlet, tanto madre como hijo apuntan a su anterior abogado, Pablo Hernández, de Innovatur, que tenía como función los trámites de apertura de las agencias, y cuyas relaciones se cortaron bruscamente ante las acusaciones cruzadas de Hernández de impago de sus servicios, y de los Alcaraz de cobro abusivo y engaño en las gestiones. Alcaraz y su madre acusan a Hernández de haber iniciado una campaña en su contra entre las asociadas a partir de entonces.

La confluencia de estos dos factores está generando la desbandada de asociadas de Outlet hacia otros grupos, especialmente los dos mencionados, además del propio Cybas en el que alguna asociadas se han quedado, pero ya fuera de Outlet. No obstante, Alcaraz señala que “pese a estas salidas, nos mantenemos en nuestras cifras, actualmente tenemos 55 agencias, 12 de ellas han sido altas en mayo y hay 10 en puertas de abrir”. Estas cifras son cuestionadas desde otros grupos, que aseguran que apenas les quedan 10 agencias asociadas.

“Venden humo y engaños”

Por otro lado, varios ex asociados de Outlet, que ahora están en otros grupos, acusan a Alcaraz y su familia de haberles cobrado más de 12.000 euros por la apertura y no haber recibido a cambio los servicios fijados en contrato. En este sentido, uno de estos agentes, que decidieron irse de Outlet, asegura que “a mi me costó 13.800 euros entrar en el grupo, y no recibía nada a cambio”, indica Antonio Freire, de Viajes Galur. Entre los motivos para irse, señala que “entras con toda la ilusión de las promesas que te hacen, y que figuran en el contrato, pero al poco tiempo me di cuenta que era todo un engaño. No te dan ningún servicio, te dejan tirado. En realidad ellos son intermediarios, los que hacían el trabajo de grupo era Cybas. Outlet cobra a la agencia por esa función intermediadora 250 euros al mes, una cuota totalmente fuera de mercado”.

Freire señala que, pese a las promesas de venta online y de formación, “no hemos tenido nada de nada. Incluso intentaron aprovecharse de nosotros al ofrecernos hacernos socios prioritarios de un proyecto hotelero, Hotel Cook, para lo que teníamos que desembolsar 3.000 euros en el acto, sin recibir más detalles de ubicación ni características. Un timo”.

Freire indica que el joven Jordi Alcaraz “es la pantalla, quien está en la sombra es su padre, Juan Carlos Alcaraz. Este nos decía que abriéramos la agencia donde hubiera otras, que íbamos a arrasar. Le hice caso, y luego comprobé que no éramos nada competitivos, los productos que Outlet nos ofrecía los veíamos más baratos en la competencia”.

“Se quejan porque no quieren pagar los 3.000 euros”

A esto, Jordi Alcaraz responde que “se quejan cuando se han ido, y se encuentran con que tienen que pagar una penalización por rescisión de contrato”, una cantidad de 3.000 euros, correspondiente a un año de cuotas. Y en cuanto a las acusaciones de falta de servicios, Alcaraz señala que “es falso, cualquiera puede entrar en la web y ver que existe la posibilidad de venta online. La tiene que activar cada agencia, como empresa independiente que es. La web tiene 27.000 visitas mensuales”.

Alcaraz añade que “también ofrecemos servicios de gestión, asesoría y escaparate virtual”, a lo cual, su madre añade que “además, damos un curso de formación al mes, lo que ocurre es que no se presentan. El servicio está, pero no lo han querido”.

Además de los asociados que han cambiado de grupo, en el camino se han quedado otros, jóvenes sin ninguna experiencia en el sector, que pagaron más de 12.000 euros a la familia Alcaraz y que apenas pudieron mantener la agencia abierta tres meses. A estos jóvenes que entraban en el grupo, Oulet les pide 11.900 euros por la apertura de la agencia y una cuota de 250 euros mensuales, teniendo que pagar de entrada el primer año de una vez (3.000 euros).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 4
Algunos ya dijimos en su momento que todo esto era un bluf auspiciado por los medios a quien les hacia gracia lo del niño prodigio. Llego a decir qie desde acav se le puteaba, y que se tenia que registrar en madrid por eso. Falso.desde acav se denuncio que su modelo de franquicia no se adaptaba a la legalidad. En fin que el tiempo pone las cosas en su lugar. Me sabe mal por los incautos aprendices de empresarios que quieren ser millonarios en dos dias. Los verdaderos agentes de viajes saben que este sector requiere esfuerzo, rigor y sobre todo seriedad para resistir la presion de las agencias verticales. Todo lo demas es humo que se desvanece sin remedio dejando al final una larga lista de deudas, porque efectivamente no hay duros a cuatro pesetas.
Ahí va otro producto-humo de aprovechados de la vida; la culpa la tiene quienes lo permiten
Avatar nachomst nachomst hace 7 años
Hay otros proyectos de redes de agencias que aportan poco y cobran mucho, sus asociados empiezan a cabrearse.... Como son los Almeida, Zafiro, Linea tours, y si viajas, etc, etc ..... Lo ke no entiendo como no se dan cuenta de lo que pagan con lo que reciben.... En fin que cada palo aguante su vela.... Y lo outlet es un timo legal en mayuscula auspiciado por los medios ke no tienen ni idea de como funciona la venta de viajes....lo siento por los pardillos que han picado....
Pues otro chiringuito más, sin base y sin diferenciación, que se va al carajo... ¿y van...?... lo grande de este pais es que haya gente que siga confiando en los vendedores de humo... pais y sector... así nos va.