Las aerolíneas cobran recargos por hacer cambios en las reservas

Un error a la hora de reservar un vuelo puede salir caro

Un cambio de nombre puede costar más de 100 euros

Un error a la hora de reservar un vuelo puede costar más de 100 euros en el caso de un cambio de nombre o hasta el coste de comprar otro billete por un cambio de fechas. Éstos han sido los resultados de un análisis realizado por el buscador de billetes liligo.com en el que se analizó a las principales compañías low cost y tradicionales que operan en España.

Un error a la hora de reservar un vuelo puede salir caroUn error a la hora de reservar un vuelo puede salir caro

Y es que los cambios en la reserva de un billete pueden llegar a costar lo mismo e incluso más que adquirir un nuevo pasaje cuando se trata de aerolíneas low cost y hasta 100 euros en el caso de compañías tradicionales. “Si se comete el error de poner una letra de más al apellido o el nombre, el viajero podría llegar a tener que pagar casi el mismo importe que ha pagado ya por el pasaje, si quiere solventar el error”, dice el informe.

Un error en una reserva puede salir caro.Un error en una reserva puede salir caro.

La mayoría de las compañías aéreas cobran un recargo por hacer cambios de nombre en las reservas. “Con esto las aerolíneas recaudan una gran suma de dinero puesto que un simple error ortográfico puede ser suficiente excusa para que no dejen embarcar”. Algunas compañías aéreas de bajo coste, dicen los responsables del informe, “hacen su agosto en países anglosajones en donde prohíben viajar a las personas casadas que reservaron con el apellido de soltera”.

Un error a la hora de reservar un vuelo puede salir caroUn error a la hora de reservar un vuelo puede salir caro

Así se evitan compras masivas de billetes

Según el estudio las aerolíneas señalan que cobran estos recargos “por cambios para evitar que personas compren un gran número de billetes de avión baratos para luego revenderlos a otros viajeros y lucrarse con esta acción”.

Así por ejemplo, en el caso de Air Berlín, la aerolínea no cobra recargos por hacer cambios de datos, el usuario solo tiene que pagar la diferencia de tarifa. Ryanair en cambio cobra aproximadamente 100 euros por trayecto realizando el cambio a través de la web y 150 por trayecto a través del call center más la diferencia de tarifa. En el caso de Vueling, el usuario debe pagar unos 39 euros por trayecto y pasajero más la diferencia de tarifa. Si el pasajero es un bebé solo pagará 4 euros por el cambio. El cambio de titular de la reserva es de 50 euros.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.