El buque Europa de la compañía alemana Hapag-Lloyd

Túnez recibe su primer crucero desde el ataque de El Bardo en 2015

Dos años después del atentado yihadista que causó la muerte a 22 personas en el museo de El Bardo, en Túnez, un gran crucero cargado de turistas volvió esta semana a atracar en el puerto de La Goulette, próximo a la capital tunecina.

El barco, bautizado Europa, de la compañía alemana Hapag-Lloyd Cruises, transportó a 196 turistas -la mayoría de ellos alemanes-, que descendieron dispuestos a visitar el citado museo, la medina de la capital, la aldea turística de Sidi Bou Said y las ruinas de la antigua ciudad de Cartago.

"Es una gran noticia para el turismo. Es el primero de una decena que llegarán antes de enero de 2017", explicó a los periodistas el director de la terminal de cruceros del puerto de La Goleta, Mustafá Jabeur.

Túnez recibe su primer crucero desde el ataque de El Bardo en 2015

"Es un barco que solo tiene suites de lujo y que se dirigirá a Argelia, Marruecos y España tras su escala tunecina", agregó Jabeur, que como el resto de las autoridades tunecinas espera que este sea el inicio de la recuperación de un sector clave en la economía tunecina.

Las compañías de cruceros internacionales anularon la escala de Túnez el mismo 18 de marzo de 2015, día en el que dos varios hombres armados penetraron en el museo de El Bardo y mataron a tiros a 22 turistas extranjeros en nombre de la organización yihadista Estado Islámico.

Tres meses después, un tercer pistolero suicida asesinó a tiros a 38 turistas más en la playa privada de un hotel de lujo en la ciudad de Susa, situada a unos 190 kilómetros al suroeste de la capital tunecina.

Ambos atentados, unidos al que en noviembre de 2015 segó la vida de 12 guardias presidenciales en la capital -también reivindicado por el EI- han hundido el sector del turismo, esencial en la estructura económica del país.

El turismo representa en Túnez cerca del 6,5% de su Producto Interior Bruto (PIB), supone en torno a 350.000 empleos directos y 100.000 más indirectos, con un alto porcentaje de trabajadores temporales.

Tradicionalmente ha recibido en torno a 6.000.000 millones de turistas anuales, en su mayoría viajeros procedentes de Francia, Alemania,el Reino Unido e Italia que además de su riqueza histórica buscan descanso en sus playas.

Las autoridades tunecinas se quejan desde hace meses de que, a pesar de lo avances y reformas aplicadas en seguridad, el sector no remonta debido a las advertencias de viaje que mantienen los gobiernos, especialmente los europeos.

Estas advertencia, visibles en las páginas web de los ministerios de Asuntos Exteriores, hacen que las seguros de viaje exigidos a los turoperadores se encarezcan y estos o eludan este tipo de destinos o igualmente los encarezcan.

El hundimiento de destinos en el sur del Mediterráneo a causa de la violencia yihadista, caso de Túnez pero también de Egipto, ha favorecido el incremento de las reservas en destinos como España, Francia o Italia.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.