Ante la incertidumbre generada por el Brexit

El mercado inversor hotelero en el Reino Unido se queda en suspenso

HVS espera que se recupere en los últimos meses de 2017

Las transacciones hoteleras en el mercado británico parece que quedan en suspenso hasta que se aclaren los términos del Brexit y regrese la confianza empresarial. Así lo confirma el último Boletín Hotelero publicado por HVS, AlixPartners y AM:PM, que revela que en el tercer trimestre el importe de estas operaciones alcanzó 522 millones de libras (606 millones de euros), casi la mitad que un año antes; mientras que las realizadas en lo que llevamos de año también son significativamente inferiores a las de 2015 por estas fechas.

Aún no existe, como ha señalado Russell Kett, director de HVS London, “una clara indicación de qué forma tomará el Brexit y esta incertidumbre se ha traducido en indecisión y retrasos en las transacciones de propiedades hoteleras”.

Y es que, añade, “mientras la depreciación de la libra registrada desde junio impactará de manera considerable en los inversores internacionales, muchos buscarán sacar provecho del favorable tipo de cambio, haciendo que éste sea un buen momento para comprar hoteles en el Reino Unido. Sin embargo, las incertidumbres económicas en el país como la subida de la inflación y el potencial crecimiento de los costes están provocando que por el contrario la toma de decisión se retrase”.

El otro impacto que han percibido es que “los inversores que ya poseen portfolios en el Reino Unido contabilizarán significativas devaluaciones en los tipos de cambio con sus respectivas monedas”.

Londres y los destinos más vacacionales serán los primeros en ver incrementar la demanda hotelera, gracias al auge previsto de las staycations para el próximo año.Londres y los destinos más vacacionales serán los primeros en ver incrementar la demanda hotelera, gracias al auge previsto de las staycations para el próximo año.

El Boletín Hotelero trimestral, no obstante, también percibe que los inversores asiáticos mantienen su interés por el mercado británico. Prueba de ello es que este año el grupo de Hong Kong YT Realty Group se ha hecho con parte del London Travelodge de Goldman Sachs por 42 millones de libras (48,6 millones de euros), mientras que el chino Junson Capital ha comprado el DoubleTree by Hilton London Docklands Riverside por 80 millones (92,6 millones de euros).

En el tercer trimestre del año también se ha producido la operación de sale and lease back del foco de desarrollo de Premier Inn en King’s Cross por una cifra estimada en 85 millones de libras (98,5 millones de euros) por Legal and General, además de la fusión de Marriott International y Starwood Hotels & Resorts Worldwide para crear la mayor cadena hotelera del mundo, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en 'Marriott completa la adquisición de Starwood'.

En este sentido Kett ha afirmado que “el interés por hoteles en el Reino Unido, especialmente en Londres, es todavía relativamente fuerte. Por ello esperamos que las transacciones recuperen el crecimiento en los últimos meses de 2017, a medida que los términos de la salida del Reino Unido de la Unión Europea se aclaren tras la esperada activación del artículo 50 en primavera. Para entonces debería haberse disipado gran parte de la incertidumbre y mejorado por tanto la confianza de los inversores en adquirir hoteles en el Reino Unido”.

Depreciación de la libra

El citado estudio confirma que el turismo británico, y más concretamente el sector hotelero, ha recibido un impulso a corto plazo por la depreciación de la libra, que ha generado un alza en el número de llegadas internacionales. Así, las reservas hoteleras en los destinos más conocidos se han incrementado en el tercer trimestre del año, como en Bath, por ejemplo, que ha registrado una subida del 9% en los precios comparados con el mismo periodo de 2015. Sin embargo los establecimientos especializados en turismo de negocios han experimentado un crecimiento menor debido a que este segmento prefiere esperar a ver qué ocurre.

Por todo ello, concluye Kett, “cuando las previsiones económicas se aclaren y se recupere la confianza la demanda hotelera volverá a crecer, sobre todo en Londres y en aquellos destinos que dependan más del turismo vacacional, ya que 2017 debería ser un gran año para las staycations cuando los viajeros británicos se den cuenta que sus libras valen menos euros y dólares”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.