¿Tu web vende camas o experiencias?

10 elementos clave para mejorar la usabilidad de la web de tu alojamiento

El desarrollo web ante el reto de trasladar experiencias del offline al online

Los márgenes de mejora en páginas web y procesos de reserva son un factor fundamental para avanzar en los ratios de reserva directa. Pongámonos en el lugar del viajero e intentemos analizar los procesos partiendo de un mismo precio pero con experiencias de navegación totalmente diferentes. ¿Donde reservarías? La pregunta se responde por sí sola, ahora solo queda ponernos manos a la obra.

Cuando pensemos en nuestra página web, y en su puesta a punto, debemos hacerlo como si se tratase de una cita con la mujer de vuestra vida. Nunca tendremos una oportunidad mejor para causar una buena impresión. Se apuesta por la diferenciación en un mercado tan competitivo o más que el offline. Nuestro objetivo es mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Si conseguimos que se sientan bien, cómodos y satisfechos mientras navegan por nuestro espacio, la conversión o la repetición de la visita será mucho más fácil de conseguir.

5 elementos clave para mejorar la usabilidad de la web de tu alojamiento5 elementos clave para mejorar la usabilidad de la web de tu alojamiento

Para partir de un dato interesante sobre experiencia de usuario podemos echar un vistazo al informe eTravel Benchmark Wave realizado en Reino Unido por eDigital Research. Según este informe, Booking.com obtiene la mejor puntuación, un 85,9% en conjunto en cuanto a accesibilidad, búsquedas, diseño y reservas como web multicanal para ordenadores, móviles y con su app. Aquí tenemos un buen espejo al que mirarnos, al menos para pillar detalles y quitarnos algunas de las dudas que podamos tener. No tenemos por que obsesionarnos, dado que no vamos a competir con gigantes, nuestro “campo de batalla” está más en el producto y en el alojamiento.

Para hacer un repaso general de las problemáticas que nos vamos encontrando en el trabajo diario, podemos hablar de algunas de las que se encuentran más comúnmente y que conviene tener en cuenta como aspectos básicos de mejora:

  • Contenido Limitado.
  • Propuestas de valor ineficaces.
  • Una mala experiencia de usuario en la página de motor de reservas.
  • Tarifas más altas que en otros portales.
  • Información inconsistente en la página de reserva y el resto de la página web.
  • Falta de soluciones ante reservas de “urgencia”.

Para no dejarte con un mal sabor de boca y que veas que no todo es tan negro, apostamos por la proactividad y te proponemos una serie de medidas sencillas para optimizar la experiencia de usuario en tu página web a la vez que te ayude a mejorar tus resultados:

  • Imágenes dinámicas que transmitan emociones. Los alojamientos deben adaptarse en producto y en estilo a la climatología, las sensaciones y al segmento de mercado por el que están apostando.
  • Estética y diseño agradable en la línea del alojamiento. Alinear la web en estilo, calidad de la oferta e incluso en el ambiente humano que se respira en el propio alojamiento con lo que el cliente experimentará realmente durante su estancia.
  • Evitar distracciones o molestias en las publicaciones. Evitar posibles distracciones que vayan más allá de los objetivos que tiene el cliente durante el proceso de visita a la web. Se trata de aplicar sencillez a la operativa del viajero.
  • Fácil de utilizar y con objetivos preestablecidos. Plantear la web desde unos objetivos definidos previamente. De esta manera, el viajero pueda cumplirlos de forma inmediata y quedar satisfecho.
  • Simplificar al máximo el proceso de reserva. Llevar el proceso de reserva a los 3 pasos típicos que en todo manual de ecommerce podemos encontrar.
  • Clara visibilidad de los elementos y las tipografías. Actualmente, podemos apreciar cómo se llevan los diseños limpios, visuales, con tipografías muy claras y con estéticas sencillas. Apostar por el menor número de elementos hará que el aspecto no sea tan sobrecargado, evitando la confusión y resultando a su vez en un menor porcentaje de abandono de la web.
  • Interfaz intuitiva. No debemos olvidar la funcionalidad de la web y tener clara la función operativa. La web no solo es experiencia sino también ejecución y por ello tiene que ser intuitiva para la forma que tienen los seres humanos de navegar en el mercado al que nos dirigimos.
  • Evitar texto excesivo. Pese a que el texto es necesario por temas de SEO, no es necesario explicar 20 veces el mismo concepto. El texto tiene que distribuirse en lugares indicados y poder integrarse con imágenes y videos que potencien la propuesta de valor que tratamos de transmitir.
  • Facilitar la navegación por tablets y smartphones. Adaptar la navegación a dispositivos móviles es, a día de hoy, una obligación para los alojamientos. Entender las necesidades en movilidad de los usuarios nos hará ser más conscientes de esta tendencia para hacer nuestra web responsiva.
  • Nunca generar caminos sin retorno dentro de la web. Los callejones sin salida no son una opción, el usuario debe disponer de alternativas naturales que conduzcan su navegación de una forma sencilla.

Podríamos decir algunas más pero por el momento ya tenemos trabajo que hacer. Con este artículo se pretende ponerte en el lugar del viajero (algo que el hotelero hace todo el tiempo y es un especialista) y transmitirte la importancia de contar con un buen equipo de desarrollo que permita canalizar el conocimiento del cliente que ya se ha creado en el alojamiento. Ahora es el momento de proponer webs fáciles de utilizar desde el punto de vista del producto y su venta. Para ver camas con nórdicos perfectos ya tenemos la web de Ikea.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.