Diario 5404 17.10.2018 | 16:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Chema Herrero

El Ferrari del turismo

17 marzo, 2011

En época de crisis una de las tendencias naturales de la empresa tenga las dimensiones que tenga es por un lado el recorte en la partida de gastos y por otro la búsqueda de mantener un nivel optimo de ingresos. Digamos que ese puede ser un objetivo lógico pero no cuando el recorte deja sin fundamentos la previsión de ingresos.

Los ajustes y revisión de muchas partidas de nuestro negocio en tiempos de crisis nos dejan muy malparados con respecto a nuestra actividad previa, dado que si ahora vemos que los recortes o mejoras son factibles es porque antes ( cuando la preocupación era menor) no habíamos gestionado con eficacia.

Son muchas las empresas que aprovechando esta época de recesión están aprendiendo a aplicar los términos EFICIENCIA y OPTIMIZACIÓN ,algo que debería ser una obviedad y que sien embargo no lo es.

Hasta aquí el proceso tiene su lógica pero en muchos casos nos encontramos con multitud de empresas del sector que están equivocando la eficiencia con la bajada en los estándares de calidad y servicio. Parece que lo raro en estos momentos es realizar el proceso contrario e implementar una estrategia que haga que mejoremos y optimicemos no solo los procesos de compra sino que mejoremos doblemente nuestros objetivos de calidad y de venta.

En unos momentos en los que el cliente sea 3.0 o sea el tradicional pide más servicio( dejemos a un lado la variable del precio) , la mayoría de las empresas se encuentran en un proceso de retroceso para replantear en muchos casos su modelo de negocio.

Parece una incoherencia pero creo que es el momento ideal para dar un salto decisivo en la dimensión de una empresa del sector Turístico y marcar una diferencia reconocible no solo por los resultados a corto plazo sino por el reconocimiento de marca a largo plazo.

Una estrategia que cuente con el eje: (*) sin duda será una excelente base

* EFICIENCIA - CONTROL- CALIDAD

Como indico estas serian las tres patas iniciales y desde ellas otras como la formación, la motivación laboral o la competitividad , ocuparían una parte importante.

De nada sirve buscar la eficiencia en el la gestión de compras o control de consumos si la percepción de nuestros servicios no es la apropiada. De poco o nada sirve preocuparse en la renegociación de costes de alquileres si la formación de nuestros mandos intermedios o de nuestro personal de contacto directo con nuestro cliente no es la apropiada. De poco sirve ajustar la plantilla al máximo si la motivación e identificación con la marca por parte del personal es nula. En estos momentos en los que muchas empresas se agazapan para ver como pasa el temporal algunas otras están optando por una estrategia mixta pero con el objetivo claro de ganar terreno para salir fortalecido de toda esta batalla.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir en el Club de marketing de Navarra a una charla sobre el modelo de negocio de Ferrari y tome nota de algunas frases de Jean Marc Colanesi en las que hacia especial referencia al conocimiento de la marca por parte de nuestros clientes.

Sin duda la imagen de nuestro negocio sea el que sea es fundamental y la asociación de nuestros clientes a la marca una realidad que nosotros debemos fomentar. El ejemplo que Colanesi proponía es extrapolable a otro negocios y también al sector turístico.

Si te preguntan por el mejor coche del mundo : muchos responderíamos que un Ferrari. Sin embargo el 97% de los que respondemos eso, no tenemos ni tendremos un Ferrari jamás pero la percepción de esa marca como número 1 nos resulta indiscutible. Quiza por que como dice Colanesi Ferrari desde su nacimiento se basa en superación,ambición y rivalidad. Todos en esa empresa tienen un objetivo,se forman para ello, trabajan para ello y forman parte de un equipo.

¿Seriamos capaces de hacer eso en nuestro sector? ¿ podríamos marcar una estrategia que nos situara cerca de un umbral empresarial similar al marcado por Ferrari? Parece que las respuesta sencilla sería decir no pero creo que nos estaríamos equivocando.

Parece que muchas empresas en el sector han entendido que la caída de unos deja un espacio que hay que aprovechar, bien sean estas Mayoristas,minoristas,cadenas hoteleras etc.. y que en esos momentos si es normal un aumento en promoción para ganar la notoriedad que nos desvíe parte de ese negocio, pero sin embargo resulta más complejo establecer plan estratégico a medio y largo plazo que suponga un aumento en partidas como promoción, formación, adquisición de nuevas tecnologías, etc...

Creo que es un excelente momento de valentía empresarial para avanzar cualitativamente en el que aquellos que den un paso al frente serán los futuros Ferrari de nuestro sector.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Buenos días Chema, Qué razón tienes. La mayoría de la empresas confunde recortar gastos con eficiencia en la gestión del negocio y sólo piensan en el corto plazo. Slds Félix