Diario 5515 24.02.2019 | 04:03
Hosteltur: Noticias de turismo

España: La crisis enfrasca a los turoperadores alemanes en una guerra de precios

26 diciembre, 2002
La difícil situación que viven los turoperadores alemanes se vio agravada el año pasado por el alto porcentaje de clientes que esperó hasta último momento para hacer sus reservas. Los operadores no quieren repetir este invierno esa experiencia, que los situó en una difícil situación financiera por el retraso en obtener ingresos, y por eso han comenzado a lanzar ofertas para conseguir reservas tempranas para el próximo verano.
La difícil situación que viven los turoperadores alemanes se vio agravada el año pasado por el alto porcentaje de clientes que esperó hasta último momento para hacer sus reservas. Los operadores no quieren repetir este invierno esa experiencia, que los situó en una difícil situación financiera por el retraso en obtener ingresos, y por eso han comenzado a lanzar ofertas para conseguir reservas tempranas para el próximo verano. La decisión, en la que han coincidido los principales turoperadores, ha desatado una guerra de precios en el país germano. Nadie quiere quedarse atrás en un mercado que sigue moviéndose muy lentamente a consecuencia de la crisis económica, y el espiral de las ofertas se ha desatado. Las consecuencias para unas empresas que comenzarán el año debilitadas por la crisis son todavía imprevisibles. La prensa especializada alemana sitúa en esta guerra de ofertas a los principales touroperadores del gigante económico europeo: Thomas Cook (a través de su marca Air Marin), TUI (con su operador 1-2 Fly), Rewe (con su marca Tjaereborg) y FTI Touristik (filial alemana del grupo británico Airtours). También el touroperador independiente Alltours ha entrado en esta batalla, y su propietario, Willi Verhuven, ha asegurado a los medios germanos que aspira a conseguir 120.000 clientes nuevos con las ofertas lanzadas en su nuevo folleto para el verano. La batalla por conseguir reservas tempranas ha supuesto un punto de inflexión en la tendencia de aumento de precios que venía experimentando hasta ahora el mercado de paquetes de vacaciones en Alemania. A partir de este invierno, los precios han entrado en pendiente y caen en barrena. Esta profunda modificación en la estrategia de ventas del mercado de viajes germano es producto del dramático recorte que sufrió la venta de paquetes el verano pasado. El mercado de las familias, el más sensible a la crisis y la incertidumbre económica alemana, fue el más afectado por esta caída. Aunque todavía no hay cifras oficiales sobre el balance del año, se estima que la caída de las ventas ha estado en torno al 10 o 12 por ciento, según coinciden las publicaciones especializadas. De momento, la Costa del Sol no se ve afectada en esta espiral de bajada de precios, que sí ha entrado de lleno en Mallorca y otros destinos con fuerte peso del mercado alemán, como la República Dominicana, pero todavía es temprano para vaticinar hasta dónde puede llegar la onda expansiva de la guerra de precios desatada. (H.B., diario Sur, 26/12/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.