Diario 5694 21.09.2019 | 19:51
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Por el comité de la Unesco que se reúne en Corea del Sur

La pizza napolitana, reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

10 diciembre, 2017
  • La forma de elaborar la pizza napolitana está considerada como un arte, ya que se necesita una habilidad particular para hacer la masa y hornearla
  • El 20% de los restaurantes del mundo son pizzerías, sólo en Italia hay 63.000 que emplean 150.0000 personas
  • También han obtenido el reconocimento de la Unesco la música de gaita irlandesa, la música de órgano alemana y la artesanía de barro de Estremoz (Portugal)

El arte de los pizzeros de Nápoles (pizzaioli) ha sido reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, cuyo comite se reúne en Corea del Sur desde el 4 al 8 de diciembre, como informó HOSTELTUR noticias de turismo en La pizza aspira a ampliar la lista italiana de Patrimonio Cultural.

Esta práctica culinaria, que consiste en preparar la masa de la pizza en cuatro etapas para hornearla luego a fuego de leña dándole vueltas, está considerada como un arte, ya que se necesita una habilidad particular para hacer la masa y hornearla.

En la actualidad, quedan tan sólo unos 3.000 "pizzaioli" en Nápoles por lo que el organismo de las Naciones Unidas propone realizar actividades culturales para que los jóvenes puedan observar el trabajo de los maestros.

Los 'pizzaioli' celebran el reconocimiento de la Unesco.Los 'pizzaioli' celebran el reconocimiento de la Unesco.

La lista de la Unesco de elementos que se deben conservar por su importante valor cultural incluye también actividades como el flamenco o las Fallas de Valencia, que recibieron este reconocimiento hace un año.

El comité intergubernamental de dicha entidad, formado por representantes de los 24 países firmantes de la Convención de la Unesco, se reúne una vez al año desde 2003 para examinar las candidaturas que aspiran a ser reconocidas como patrimonio cultural inmaterial. Se da respuesta así a la "necesidad social" de preservar las artes y oficios tradicionales que de otro modo desaparecerían.

Además de a los pizzeros napolitanos, también se ha otorgado dicha distinción a la música de gaita irlandesa, la música de órgano alemana y la artesanía de barro de Estremoz (Portugal), entre otros.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.