Diario 5690 18.09.2019 | 04:54
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Ambas tecnologías deben ir de la mano para aprovechar todo su potencial

Lo último en inteligencia artificial e IoT visto en el CES de Las Vegas

Soluciones conectadas para la movilidad y los hogares del futuro 12 enero, 2019
  • Entre las novedades presentadas por Bosch en el CES, un vehículo lanzadera, frigoríficos conectados y cortacéspedes inteligentes
  • Con un análisis inteligente de imágenes las cámaras de seguridad pueden identificar un fuego en segundos, antes que los detectores de humo
  • Ante un accidente un algoritmo especial de Bosch puede identificar dónde y cuándo ha ocurrido, cómo ha sido de grave y avisar a emergencias

El internet de las cosas (IoT) está cambiando el mundo, como ha quedado demostrado en el CES (Consumer Electronics Show) 2019 de Las Vegas. Desde un vehículo lanzadera que hace posible un nuevo tipo de movilidad, hasta frigoríficos conectados que aconsejan sobre el almacenamiento de los alimentos y cortacéspedes inteligentes que aprenden mientras funcionan, la variedad de soluciones que Bosch ha presentado en la feria de electrónica más grande del mundo es enorme.

Bosch, que lleva trabajando activamente en el mundo conectado desde hace diez años, está llevando a cabo más de 270 proyectos, tanto en el campo de la movilidad como en el de los hogares conectados, las ciudades inteligentes y la agricultura. El número de sensores y dispositivos conectados a través de su propia nube IoT se ha incrementado cerca de un 40% desde el pasado año, llegando actualmente a los 8,5 millones.

Una de las claves para un mayor crecimiento y nuevas oportunidades de negocio del IoT es la inteligencia artificial. En opinión de Markus Heyn, miembro del Consejo de Administración de Bosch, la relación entre ambos campos es complementaria: “El IoT necesita inteligencia. El uso de elementos conectados para recopilar datos puede ser un impulso decisivo para el desarrollo de la inteligencia artificial, y sólo a través de ella los objetos se convierten en inteligentes y aprenden a sacar sus propias conclusiones para poder proporcionar más tiempo, seguridad, eficiencia y comodidad a la vida diaria de las personas”.

En concreto, Heyn ha citado el ejemplo de la detección de fuego basada en tecnología del vídeo: usando un análisis inteligente de imágenes, las cámaras de seguridad son capaces de identificar un fuego en un par de segundos, incluso antes de que los sensores detecten el calor y el humo, lo que ahorra minutos valiosos en los que se pueden salvar vidas.

Ante un accidente el algoritmo de Bosch puede identificar dónde y cuándo ha ocurrido y cómo ha sido de grave, y enviar esos datos a través de la nube de Mojio a los servicios de emergencia para adelantar su llegada a la escena del accidente.

Una segunda clave del éxito en el camino hacia la era del IoT son las colaboraciones, en las que Bosch opta por una mezcla de actores tradicionales y nuevos. La alianza acordada recientemente con el proveedor canadiense de la plataforma Mojio ha dado como resultado la primera plataforma integrada de IoT para vehículos conectados: en caso de accidente un algoritmo especial de Bosch puede identificar dónde y cuándo ha ocurrido y cómo ha sido de grave.

A través de la nube de Mojio los datos se transmiten sin dilación al centro de servicios de emergencia de Bosch, que envía automáticamente un aviso a los servicios locales de rescate para que puedan llegar antes a la escena del accidente. Al mismo tiempo, se manda un mensaje a una lista predeterminada de destinatarios, bien como mensaje de texto o a través de la aplicación Mojio. A partir de mediados del próximo año esta solución estará disponible para cerca de un millón de conductores norteamericanos y europeos.

IoT en las carreteras

Bosch también ha presentado en el CES su vehículo lanzadera dotado de soluciones de automatización, conectividad y electrificación para prestar una nueva experiencia de movilidad. Las lanzaderas sin conductor serán pronto parte de las ciudades de todo el mundo. “Esto cambiará nuestra visión de la movilidad hacia una libre de emisiones, accidentes y estrés”, según ha aclarado Heyn, para lo que la compañía proporcionará una completa gama de servicios de movilidad como la reserva, el sharing y las plataformas de conectividad, así como de aparcamiento y recarga.

El objetivo es desarrollar un sistema de conducción totalmente automatizado que esté listo para principios de la próxima década

Bosch cree que estos servicios de movilidad conectada son esenciales para la movilidad del futuro. El volumen de mercado previsto para estos servicios es muy alto, ya que mientras en 2017 ascendieron a 47.000 millones de euros, se estima que en 2022 superen los 140.000 millones, según PwC.

Uno de los obstáculos finales para poner en práctica la movilidad basada en lanzaderas es la automatización de los vehículos en combinación con los entornos urbanos. En este campo Bosch considera que las colaboraciones son de nuevo la solución.

Las lanzaderas sin conductor, que pronto serán parte de las ciudades de todo el mundo, cambiarán nuestra visión de la movilidad hacia una libre de emisiones, accidentes y estrés.

Prueba de ello es que en la segunda mitad de este año San José, en Silicon Valley, se convertirá en la ciudad piloto donde poder probar un servicio de viajes compartidos totalmente automatizado y sin conductor, proporcionado por Bosch y Daimler, con el que quieren mejorar el flujo del tráfico urbano, la seguridad en las carreteras y proporcionar una base sólida para el tráfico del futuro.

IoT en el hogar

Los servicios y productos conectados que hacen la vida más fácil no sólo son demandados en las carreteras. En el CES Bosch ha presentado una nueva función para los frigoríficos, de manera que puedan reconocer los tipos de alimentos y hacer recomendaciones para su almacenamiento. La videocámara interior reconoce automáticamente unos 60 tipos de frutas y verduras y sugiere el lugar idóneo donde guardarlos. Como resultado, la comida se almacena de la mejor forma posible y se mantiene fresca por más tiempo, no teniendo que desperdiciarla tan a menudo.

En Bosch están trabajando en la idea de una casa conectada y en electrodomésticos que piensen de forma autónoma y entiendan lo que el usuario quiere

Otro nuevo desarrollo es el proyector PAI, que puede proyectar un interfaz de usuario virtual táctil en la encimera de la cocina con un sensor 3D integrado que captura cualquier movimiento de la mano. De este modo los usuarios pueden consultar cómodamente recetas online y hacer llamadas por internet mientras están cocinando u horneando, incluso con los dedos pegajosos. Esta solución se introducirá en China el próximo mes de febrero y posteriormente se lanzará al mercado estadounidense.

En breve todos los electrodomésticos de la cocina estarán conectados: el frigorífico nos aconsejará cómo guardar mejor los alimentos para prolongar su conservación, y podremos consultar internet directamente en la encimera.

Bosch también ha presentado su nuevo robot cortacésped con conexión a internet y control por voz a través de Amazon Alexa; el único que puede usar las previsiones meteorológicas de la web para decidir automáticamente cuándo es el mejor momento de cortar el césped. Asimismo utiliza la inteligencia artificial para reconocer los obstáculos en el jardín, mediante la evaluación de datos como caudal del motor, velocidad, aceleración y dirección.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.