Según Irea

La incertidumbre económica de España aleja a los inversores extranjeros

Se espera que la tendencia mejore

La hotelería española no fue muy atractiva para los inversores internacionales durante 2012, que perdieron protagonismo en lo que a operaciones de compraventa de activos hoteleros se refiere.

Mientras que en 2011 el volumen de inversión adquirido por este perfil de inversor ascendió a 245,9 millones de euros, (protagonizando un 30% de las operaciones), en 2012 la cifra ha disminuido hasta situarse en 89 millones de euros (un 21%), con tan solo tres transacciones ejecutadas que han afectado a 755 habitaciones, vendidas a un precio medio de 117.881 euros. Así se detalla en la “Radiografía del mercado hotelero en España 2012” que presentó el pasado viernes Irea.

La incertidumbre económica de España aleja a los inversores extranjeros.La incertidumbre económica de España aleja a los inversores extranjeros.

Esta falta de interés ha venido motivada especialmente por el contexto macroeconómico de España, con tensiones e incertidumbre que aproximaron el riesgo de intervención del país, que mantuvo en niveles muy altos la prima de riesgo durante todo el año, según explicaciones de Miguel Vázquez, socio de Irea y director del área de Hoteles.

Además, también ha influido la sequía de financiación a empresas y el gap existente entre las expectativas de compradores y vendedores.

Ante este escenario, las cadenas medianas y los inversores nacionales fueron los que protagonizaron el mayor movimiento, aunque a niveles significativamente más moderados que el año anterior, ya que hay que tener en cuenta que, tal y como publica HOSTELTUR noticias de turismo, en 2012 la inversión hotelera en España ha registrado el peor dato de los últimos diez años.

No obstante, Vázquez afirma que sigue existiendo interés por parte de fondos e inversores inmobiliarios especializados en hoteles en invertir en España al entender que el sector hotelero tiene potencial de crecimiento.

Así las cosas, se prevé que la tendencia cambie, dado que el panorama ya no es el mismo: se ha relajado la prima de riesgo, se aleja el fantasma de la intervención y hay buena acogida de las últimas emisiones de deuda. Por ello se espera que mejore la fluidez de la inversión.

Si bien, estos inversores extranjeros tienen claro que no apostarán por activos que dependan de la demanda española, ya que la situación para este público se vislumbra difícil, con altas cifras de desempleo (“Casi seis millones de parados”) y capacidad adquisitiva en descenso.

Perfil inversor en activos hoteleros en 2012. Irea. Perfil inversor en activos hoteleros en 2012. Irea.

Expectativas 2013

Y es que hay aspectos en los que no se aprecian mejoras importantes para el presente año. La debilidad de la demanda interna y su impacto sobre los márgenes seguirá impidiendo justificar valoraciones que permitan alinear expectativas de compradores y vendedores. Desde Irea prevén además que la inexistencia de un mercado de financiación activo seguirá condicionando la actividad inversora.

Se mantendrá el predominio de las operaciones de naturaleza distress (bajo las que se contabilizaron 253 millones de euros) que han acentuado su importancia en 2012 (el 60% de las operaciones ha estado afectado por esta situación, frente a un 43% en 2011).

Además, el segmento urbano, que en 2012 ha perdido fuerza, debería incrementar su protagonismo respecto al vacacional dentro del volumen de transacciones en un contexto de relajación de la prima de riesgo.

También se ha apuntado en el informe a la entrada en escena de un nuevo actor, Sareb, aunque no se espera que tenga un efecto importante en la actividad inversora en 2013 y se considera residual el número de hoteles que pueda integrar.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.